Nacional

Hubo mano criminal en el incendio de hospital

* Siniestro, el peor en la historia del país, causó 21 muertes * OIJ concluye que fuego lo inició alguien aún no identificado “que sabía lo que hacía”

Corresponsal Costa Rica

Provocado por mano criminal fue el incendio que consumió la parte más antigua del Hospital “Calderón Guardia”. El siniestro que ocurrió el pasado 12 julio y que ha sido considerado el peor en la historia de Costa Rica por la cantidad de muertos, lo iniciaron pasadas las dos de la madrugada.
Las investigaciones realizadas por el Organismo de Investigación Judicial, arrojaron que las llamas que cobraron la vida de 21 personas (19 inmediatamente y dos después), entre ellos cuatro nicaragüenses, fue provocado “por alguien que todavía está sin identificar” y “que sabía lo que hacía”.
Además de ese hallazgo, las autoridades descartaron que la bomba que suministra el agua al centro haya estado dañada a la hora del hecho, más bien concluyeron que a la hora de tratar de manipularla no la pudieron hacer funcionar.
En conferencia de prensa, Jorge Rojas, Director del OIJ, aclaró que la cantidad de muertos fueron 21 y no 19, esto porque 19 perecieron en el lugar y dos murieron cuando fueron trasladas a otros centros.
Dentro de los que perecieron calcinados están los nicaragüenses Francisco Jirón Quintero, de 17 años; Raúl Madrigal Matamoros, de 69; José Belarmino Gutiérrez Gómez, de 45, y la enfermera Mayra Mercado González, de 44 años, quien murió salvando vidas en los pisos cuatro y cinco, mientras que los tres hombres perecieron en la Sala de Neurología después de recibir atención médica.
Hubo piromanía
Las pesquisas realizadas descartan que el incendio se haya iniciado accidentalmente. “En definitiva, para nosotros descartando la tesis de que el incendio fuera accidental, nos inclinamos hacia la nueva etapa de quién o quiénes fueron los responsables del incendio, esto es un tema muy delicado”, expuso Rojas.
Según el funcionario, ahora hay que retomar la tesis de que las llamas comenzaron el tercer piso, por lo que la tarea se abocará a identificar quién o quiénes lo provocaron y por qué motivo.
Dentro de las investigaciones de campo, los agentes del OIJ realizaron las pruebas a los balastros, o base del fluorescente (lámparas), y revisaron la posibilidad de que un cortocircuito haya iniciado el siniestro, sin embargo, nada de eso está vinculado al origen.
Por otra parte, las conclusiones confirman que el hospital carecía de salidas de emergencia y de equipos necesarios (mangueras, extintores) para enfrentar este tipo de tragedias, es decir, no se acataron las recomendaciones que se habían emitido meses atrás para subsanar esas irregularidades.

josmen_02@yahoo.com