Nacional

Avanzada laboral pro Cafta de EU


Mauricio Miranda

Gabriella Rigg, funcionaria de la Oficina de Asuntos Laborales Internaciones del Departamento de Estado, de los Estados Unidos, se reunió con el ministro de Trabajo y el secretario ejecutivo de la Corporación Nacional de Zonas Francas de nuestro país, para comprobar que el Proyecto Fortalecimiento de los Derechos Laborales “Centroamérica Cumple y Gana”, se está cumpliendo. Según Rigg, 19 millones de dólares ya fueron aprobados por el gobierno de su país, que serán utilizados para capacitar y modernizar los ministerios del Trabajo de los países de la región firmantes del Cafta. END entrevistó a la funcionaria y le preguntó cómo podría marchar el Tratado si el incremento de mano de obra que se producirá, no tiene en nuestro país un Ministerio que arbitre entre el capital y el trabajo, sino una extensión corrupta de protección a los empleadores.

Gabriella Rigg, funcionaria de la Oficina de Asuntos Laborales Internacionales del Departamento de Estado de Estados Unidos, se reunió con distintos sectores del ámbito laboral de nuestro país para comprobar si el Proyecto Fortalecimiento de los Derechos Laborales “Centroamérica Cumple y Gana”, se está cumpliendo.
Según dijo, por la mañana se había reunido con el ministro de Trabajo, Virgilio Gurdián, y con el secretario ejecutivo de la Corporación Nacional de Zonas Francas, Ramón Lacayo.
Por la tarde se reunió con representantes de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua y con miembros de la Central Sandinista de Trabajadores, según informó Preeti Shah, agregada de Prensa de la Embajada de Estados Unidos.
Este proyecto es impulsado por el Departamento del Trabajo de su país, y tiene como objetivo capacitar y modernizar los ministerios de trabajo de los países de la región que firmaron el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Rigg aseguró a EL NUEVO DIARIO que su visita es de reconocimiento y verificación.
De acuerdo con Rigg, el gobierno de su país ya aprobó 19 millones de dólares que serán destinados para desarrollar este proyecto. No precisó, sin embargo, cuándo estarán disponibles.
Explicó que los fondos serán invertidos en cuatro aspectos específicos: modernización de sistemas de justicia laboral, fortalecimiento de capacidad de los ministerios del Trabajo (impulsar las leyes laborales y el conducto de inspecciones). También capacitarán sobre el área de género en las maquilas, y donaciones a la Organización Internacional del Trabajo para el monitoreo de los fondos.
EL NUEVO DIARIO intentó conocer la opinión de la funcionaria respecto del riesgo que pueda representar para nuestro país la ratificación del Cafta, cuando el Mitrab y el sector de Zonas Francas han sido señalados por diferentes sectores sociales: el primero por complicidad e ineficiencia ante abusos a los trabajadores, y el segundo por explotación laboral.

Tenemos una debilidad en el Ministerio de Trabajo. Para ser puntuales: denuncias sobre horarios inadecuados, salarios muy bajos, maltrato en las empresas, siendo más específico en el área de zonas francas. Al momento de ratificación del Cafta, ¿es una desventaja?

“Para responder a eso diría que estos fondos son justamente para apoyar a todos los países en donde hemos conjuntamente identificado y también a través del Libro Blanco, las necesidades y las prioridades en términos de dónde hay áreas con necesidad de apoyo y capacitación técnica, y es como comenté, el compromiso que se ha hecho, estos 19 millones que van a el área laboral, que van a los países Cafta este año, han sido dedicados a estas áreas que mencioné.

Parece que Nicaragua no está preparada para solventar este problema (abusos en el sector laboral) ¿No sería conveniente esperar mientras el gobierno se trata de acomodar ante estas nuevas realidades que el Cafta representaría?

“Es uno de los países Cafta, es uno de los países incluidos en todo lo que fue la negociación y todo lo que es el Tratado”.

(En estos momentos interviene Preeti Shah, agregada de Prensa de la Embajada de los Estados Unidos en Nicaragua)

“Tiene que recordar que ésta es su primera visita aquí, así que ella conoce el tema del Cafta bien, claro, pero específicamente con Nicaragua ella está aprendiendo. Lo que decimos aquí es que con programas por ejemplo de Usaid, y programas con Mific y el ministro del Trabajo, hay mucha capacitación para preparar al país y todos los sectores para entrar en el Tratado. Pienso que es bien claro que los ministros y los oficiales o funcionarios del gobierno, no van a querer firmar si no están listos, y ellos quieren firmar. Ellos quieren lo mejor para su país. No puedo hablar por el gobierno de Nicaragua, pero ellos no quieren firmar algo que va a dañar al pueblo”.
Gabriella Rigg, funcionaria de la Oficina de Asuntos Laborales Internacionales del Departamento de Estado, de los Estados Unidos, finaliza su gira hoy en Costa Rica. Antes había visitado México, Panamá, El Salvador y Guatemala.