Nacional

Políticos divididos ante adelanto de elecciones

*Lewites y MRS se oponen, ya que afirman que únicamente el FSLN cuenta con organización para defender el voto *PLC dice que todo debe de ser llevado al Diálogo Nacional para considerar seriamente una propuesta *Camino Cristiano es de la opinión que hay que respetar el orden constitucional

Esteban Solís

Reacciones distintas provocó entre candidatos presidenciales y dirigentes políticos la propuesta que hizo el sábado el secretario general del FSLN, Daniel Ortega, de adelantar las elecciones generales para marzo del próximo año juntándolas con los comicios de autoridades regionales de la Costa Caribe.
Uno de los más entusiastas con la propuesta de Ortega es el candidato de la denominada Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) Eduardo Montealegre, quien a pesar de que se declaró respetuoso de los plazos constitucionales, dijo que si las elecciones se adelantan “de todos modos vamos lo vamos a sopapear”, refiriéndose a líder del FSLN.
Montealegre matizó aún más esa propuesta, que según dijo, debe ser producto de un acuerdo nacional, cuando apuntó: “Ya salimos de maíz picado”, dirigiéndose nuevamente al ex gobernante sandinista.
Herty: Caer en la trampa
Contrario a Montealegre piensan dirigentes de la alianza Herty 2006. El propio Herty Lewites advirtió que el planteamiento de Ortega no es otra cosa que “afilar el cuchillo con el que le van a cortar a uno la cabeza”.
Asegura que ningún partido, a excepción del FSLN, tiene una red bien montada para defender el voto, incluso, dijo que ni el mismo Consejo Supremo Electoral tiene la capacidad para organizar en cinco meses esos comicios.
Lo que quiere decir Ortega es “que si los tontos llegaran a aceptar esta propuesta de que las elecciones sean en marzo, no van a poder defender el voto e indiscutiblemente seríamos los culpables de cortarnos nosotros mismos la cabeza, por eso las elecciones nacionales deben ser en noviembre de 2006”.
PLC: Todo dentro del Diálogo Nacional
El PLC fue el más cauteloso en su respuesta. El secretario nacional del partido, Noel Ramírez, manifestó que no tenían ningún comentario a ese planteamiento mientras no se reinstale el diálogo nacional.
“No consideramos que ningún comentario que haga el gobierno o el FSLN fuera del diálogo nacional sean propuestas oficiales”, dijo tajantemente Ramírez.
Por su parte Dora María Téllez, del MRS y aliada de Lewites, consideró que Ortega lo que está planteando es más crisis, porque estaría forzando una renuncia del presidente de la República, y esto es inapropiado en las condiciones actuales.
“El problema tiene que ver con la estabilidad del país, con los costos que tiene que pagar la nación y yo siento en la propuesta de Ortega causara más inestabilidad, porque primero propone una Constituyente, después que adelantemos las elecciones, luego que renuncie el Presidente, y ahora amenaza con desaforarlo, es decir, el único mensaje es inestabilidad”, dijo Téllez.
APRE está listo
Otra formación política que dice estar preparada para asumir el reto planteado por Ortega es Alianza por la República (APRE). Néstor Delgadillo, de la directiva nacional de ese partido, afirmó que si hay consenso entre todos los actores políticos, que se adelanten los comicios.
“Si lo vemos desde una perspectiva de beneficiar al país --porque juntar las elecciones le significará un ahorro-- está bien, pero reitero, debemos escuchar primero a todos los sectores”, manifestó Delgadillo, Secretario Nacional de Planificación de APRE.
En ese sentido, dijo que tienen estructurada toda una red nacional para dar la batalla, tras asegurar que la prioridad de APRE está concentrada en las elecciones del Atlántico, precisamente las que están previstas para marzo del otro año.
El secretario general del Partido Resistencia Nicaragüense (PRN), Adolfo “Popo” Chamorro, piensa que no es prudente adelantar las elecciones porque hay muchas instituciones políticas, entre ellas la misma Resistencia Nicaragüense, que tienen conflictos internos y no tendrían ninguna oportunidad si los comicios fuesen en marzo.
Otra razón planteada por Chamorro es que los rostros nuevos que se presentarán como candidatos no tendrían tiempo de proyectarse e irremediablemente irían a competir solamente los tradicionales.
“Popo” Chamorro es del criterio de que se respeten los plazos constitucionales para que el presidente Enrique Bolaños concluya su período, y antes de pensar en adelantar elecciones, primero hay que buscar cómo resolver la crisis institucional que tiene agobiados a los nicaragüenses.
CCN respetar orden constitucional
Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) en boca de su presidente nacional, Guillermo Osorno, considera que si el comandante Ortega quiere de verdad a Nicaragua y desea hacerle un regalo a los nicaragüenses, que respete el orden constitucional.
“Lo ideal hubiese sido que no aprobaran las reformas constitucionales sino hasta después de que finalizara su mandato el presidente Bolaños, para no sufrir las circunstancias que estamos viviendo ahora, cuando los inversionistas se han corrido porque no hay estabilidad en este país”, comentó.