Nacional

50 mil vacunados contra la rubéola

* MINSA optimista en erradicar en pocos años esa enfermedad, causante de que niños nazcan sordos, mudos y con otras malformaciones congénitas

Lucía Navas

A pesar de la lluvia de este fin de semana, la población no dejó de acudir a los centros de Salud a ser vacunada contra la rubéola congénita.
La ministra de Salud, Margarita Gurdián, informó a EL NUEVO DIARIO que de acuerdo con los datos preliminares enviados por los Silais del país, se calcula que cerca de 50 mil nicaragüenses fueron vacunados el fin de semana. Sólo en Managua se contabilizan más de 39 mil vacunados.
Si las siguientes semanas hay alta captación de la población en los centros de salud, la Ministra confía que se logre superar la meta de los 3.6 millones de nicaragüenses establecida en la Campaña Nacional de Vacunación contra la Rubéola. De ser así, en los dos meses --octubre y noviembre-- que durará la campaña, cerca del 70 por ciento de la población habrá sido inmunizada contra la enfermedad.
“Eso nos haría erradicar en pocos años la rubéola como el Síndrome de Rubéola Congénita, causante de que los niños nazcan sordos, mudos y con otras malformaciones congénitas”, dijo Gurdián.
Además de vacunar en los centros de Salud y los puestos establecidos en los mercados, los brigadistas de la Salud también instalaron puestos de vacunación afuera de las iglesias, como en la Catedral Metropolitana, en Managua, donde aprovecharon a la concentración de personas que acudieron a la Eucaristía.
Hombres no temen al pinchazo
Los médicos y enfermeras en los puestos destacaron que no sólo mujeres y niños han respondido al llamado del Ministerio de Salud (Minsa), “sino que sorprende que han venido muchos hombres y jóvenes, a pesar de que expresan su temor al pinchazo de la jeringa, pero muestran mucha conciencia en la importancia de que los vacunen”, dijo la doctora María Iveth Munguía.
Durante el recorrido que el equipo de END realizó a los centros de Salud, se detectó que las inquietudes más frecuentes de la población son que no saben con certeza qué síntomas son los de la rubéola, y por qué las embarazadas no pueden ser vacunadas.
Tal es el caso de Roberto Hernández, de 22 años, quien dijo haber ido a vacunarse al Centro de Salud “Francisco Buitrago”, “porque sé que es para no enfermarme, pero no sé qué es la rubéola”.
¿Qué es la rubéola?
La Dra. Iveth Munguía explicó que se trata de una enfermedad causada por un virus, que provoca fiebre, erupción en la piel, ganglios agrandados y dolores en las articulaciones.
Sin embargo, dijo que si el virus infecta a una mujer embarazada produce lo que se conoce como el Síndrome de Rubéola Congénita, y si ocurre en los primeros tres meses de embarazo puede provocar un aborto, pero en el 90% de los casos, los niños pueden nacer con malformaciones como sordera, ceguera, problemas en el corazón y retardo mental. Por ello es la importancia de erradicar la enfermedad.
Por su parte, la ministra Gurdián dijo que además de estar aplicando la vacuna contra la rubéola congénita, se aprovecha que están acudiendo mayor cantidad de niños a las unidades asistenciales para aplicarles el biológico contra el sarampión a quienes les haga falta.
Recordó que hoy la campaña cambia de estrategia, pues los equipos de brigadistas irán a vacunar a los centros de trabajo, escuelas, universidades, nuevamente a mercados y maquilas, e improvisarán puestos en centros comerciales.
Para evitar recibir una sobredosis de la vacuna, la recomendación del personal de Salud es que la persona que haya sido vacunada porte la tarjeta que se le extendió, ya que es el único método de seguridad de que ya ha sido inmunizada. A las madres de familia se les pide que a los niños les coloquen la tarjeta en una bolsa y se la metan en la mochila.