Nacional

A curarse con barro


— EDWIN SÁNCHEZ —

edsanchez@elnuevodiario.com.ni;


Ahí se podrá curar de enfermedades de la piel, artritis, problemas en la columna y en las rodillas, dijo el maestro Orlando Pineda al referirse al Primer Centro de Medicina de Hidro Fango Terapia, de Nicaragua, localizado en San Francisco Libre.;


Será exactamente en el Día de los Enamorados cuando abra el centro, donde se podrá tratar hasta las dolencias que un ama de casa puede sufrir en sus muńecas por el planchado. En sus inicios, antes de esta nueva etapa, el Centro Medicinal atendió a 80 pacientes de los cuales, 70 fueron curados.;


Las instalaciones dan la impresión de ser un hotel campestre. El visitante puede alojarse en sus cuartos con bańos privados. Cuenta con una piscina, pero también con un área de lodo que por las condiciones de vertientes de aguas termales subterráneas, provenientes del Momotombo, es muy eficaz en el tratamiento de diversas dolencias.;


Asegura el maestro Pineda que un seńor de Boaco que llegó sin poder caminar, víctima de la artritis, logró recuperar su movimiento, y otro de San Francisco Libre, en las mismas condiciones, fue devuelto al pueblo, donde ahora se le puede ver montado a caballo.;


Esto demuestra que las aguas son medicinales y además buenísimas. Para Pineda, no sólo San Francisco sino todo el país debería sentirse orgulloso de lo que puede aportar la naturaleza para la salud del hombre.;


Expresó que en una época en que curarse de una enfermedad es un lujo por lo carísimo de las medicinas, una persona de pocos recursos puede gozar de un tratamiento efectivo en el centro.;


Ésta es una de las razones por las que se abrió el local que está prácticamente sobre un terreno donde pasa uno de los brazos termales del Momotombo. El paciente también puede agregar a su visita un componente extra: ser un turista porque apreciará las vertientes, los cráteres, lo que es la naturaleza. ;


Creo que el turismo de Nicaragua debe dar una vuelta en estos lados, dijo el educador, quien llamó también a los rectores como Francisco Guzmán, y a los que llevan la carrera de Turismo, a conocer el sitio. Que adviertan los beneficios de la medicina popular.;


El costo de un día, con sus comidas, el alojamiento y también el tratamiento es de 20 dólares. Para contactarse llame al 2496184, o visite la Asociación de Educación Popular "Carlos Fonseca Amador", del Edificio "Armando Guido", una cuadra abajo, 20 varas al lago. ;


Es nuestro aporte, singular, de nuestra lucha contra la medicina muy cara, dijo el maestro Pineda. ;