Nacional

Golpe a nicas en EU

*** Aumentos son para costear nuevas medidas de seguridad antiterroristas de Bush *** Inmigrantes de otras nacionalidades afectados por alza de tarifas del Uscis *** Un simple permiso de trabajo, por ejemplo, costará ahora US$ 175 *** Costo de la solicitud de la ciudadanía se disparó un 23% y el de residencia permanente un 40%

— EDGARD MACÍAS GÓMEZ —

Incrementos de US$ 55 en el costo de la mayoría de los servicios que ofrece el Uscis (Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos) y US$ 20 en la toma de las huellas digitales, forman parte de las medidas con que los nicas, entre otros inmigrantes, deberán costear las últimas medidas antiterroristas de la Administración Bush.;


;


;


;


El anuncio de aumento de los costos inmigratorios hecho por el Uscis este martes, causó gran inconformidad entre los diferentes sectores de inmigrantes y de las organizaciones que los defienden.;


No sólo se aumentó más de lo que se esperaba, sino que la argumentación fundamental usada por el Uscis, es que se trata de costear el aumento producido por las nuevas medidas de seguridad antiterroristas del gobierno. ;


De acuerdo con el diario El Herald, algunos servicios excedieron el costo promedio, como la solicitud de la residencia permanente que subió US$ 90, es decir de US$ 225 a US$ 315, y la de ciudadanía, que aumentó US$ 60, de US$ 260 a US$ 320.;


Ya con anterioridad voceros de organizaciones comunitarias se quejaban de que al ordenar nuevas medidas de seguridad, tanto el Congreso como el Ejecutivo, no otorgaban a la par los fondos necesarios para sufragar esos nuevos procedimientos, teniendo que ser los inmigrantes quienes tengan que pagarlos.;


En cuanto al alza, ha superado el promedio de aumento de hace dos ańos cuando se elevó en un 17%, aduciendo que era para agilizar los trámites, cosa que no ha sucedido. Esta vez el incremento es mayor, pues en el caso de los costos de la solicitud de la ciudadanía, se disparó un 23% y la de residencia permanente un 40%; el reemplazo de la residencia aumentó un 38% y los permisos de trabajo el 41%. ;


Es decir, el aumento es más del doble de lo que fue el anterior y constituye un fuerte golpe a los bolsillos de los inmigrantes, cuya situación se ha agravado con el deterioro de la economía, el desempleo que se amplía y los bajos salarios existentes.;


Esto repercute con más fuerza en el estado de la Florida, donde se depende de industrias de servicios que apenas pagan el salario mínimo y con frecuencia ofrecen sólo puestos de medio tiempo para escabullir pagos de beneficios. La Florida es el Estado más pobre de los Estados Unidos y el Sur de la Florida o el “Gran Miami”, es el de menos recursos. ;


Aunque la gente ya esperaba un aumento, pues la Uscis había pre anunciado el mismo en diciembre del ańo pasado, se esperaba que fuera similar al anterior; pero la realidad lo ha superado ampliamente. ;


;


Los más golpeados;


Todo esto se proyectará en crear mayores dificultades a los inmigrantes que quieren mejorar su estatus en los Estados Unidos. Un simple permiso de trabajo, por ejemplo, costará ahora US$ 175, perjudicando no sólo a los que lo obtienen por solicitudes de asilo político, sino a sectores pobres como son los inmigrantes desplazados por el huracán Mitch, que dependen de un estatus de protección temporal (TPS), como son hondureńos y nicaragüenses. ;


Estos últimos se verán afectados en el proceso de obtener su ciudadanía, pues el aumento se da cuando la inmensa mayoría que obtuvo su residencia por medio de la Ley Nacara, aprobada en 1997, y que comenzara a llenar solicitudes para su residencia permanente en 1998, se aprestan ahora a hacer su solicitud de ciudadanía. ;


Organizaciones comunitarias como American Fraternity (antes conocida como Fraternidad Nicaragüense, y que es la única organización dirigida por nicaragüenses), la Unidad Hondureńa y la Coalición de Organizaciones Comunitarias Latinas del Sur de la Florida, verán entorpecida su campańa de promover la ciudadanía, especialmente entre los beneficiados por Nacara.;


Lo anterior por el alto costo que éste trámite ha alcanzado y la tradicional falta de entusiasmo del inmigrante latino --y específicamente del nicaragüense-- que ahora tendrán otro pretexto para no hacerse ciudadanos. ;


Asimismo, el aumento del costo de una visa norteamericana, obligará a muchas personas de los países latinoamericanos a optar por llegar “mojados” a los Estados Unidos, al no poder pagar el costo de dicha visa. ;


De todas formas, las organizaciones comunitarias han comenzado a protestar por el tipo de aumento anunciado, y realizarán movilizaciones y gestiones para evitar que se den. ;


Algunos opinan, sin embargo, que serán esfuerzos inútiles, pues el organismo de inmigración históricamente nunca ha cedido en sus decisiones, y como funciona como un Estado dentro de otro Estado, es decir, con una autonomía total, no cejará tampoco en esta ocasión en sus proyectos de aumento.;


La entidad aduce que este paquete no sólo será para sufragar los costos de medidas de seguridad, sino que para mejorar los servicios a los inmigrantes, que ha sido el mismo cuento argumentado antes sin que se haya hecho efectiva ninguna mejoría, al extremo que el Congreso decidió modificar la antigua estructura por su ineficiencia.;


;


Congreso no se moverá;


El cuestionamiento de los miembros del Congreso a esta medida, se considera que será inexistente, y puede visualizarse con la actitud de uno de los congresistas más activos en la lucha por la Ley Nacara.;


;


El representante Lincoln Díaz Balart dijo que era “lamentable” y “que esperaba que este aumento significa que las solicitudes serán puestas al día”, limitándose a aconsejar que “las personas que estén pensando en tramitar su ciudadanía, lo hagan antes que las nuevas tarifas entren en vigor.”