Nacional

La Ventana


— —

La gran mentira ;


;


Fue el tiro de gracia a la enorme impostura. La renuncia y denuncia del jerarca de la CIA. A su puesto de jefe de inspectores en Iraq. Donde no encontró armas de destrucción masiva.;


Lo nombró el propio Bush. Esperando, seguro, que agradeciera el gesto. Con mentiras. A sumar al rosario inventado para la guerra. Le salió el tiro por la culata. Al seńor presidente.;


No poseía Sadam armas de tal naturaleza. Las últimas fueron destruidas por la misión de Naciones Unidas. Como afirmó hasta su final el gobierno iraquí. Lo sabían en Washington, Londres. ;


Por eso atacaron. Porque Iraq carecía de armamento contundente. Era un país inerme. Si lo hubiera poseído no habrían atacado. Como no atacan a Corea del Norte. Que sí lo tiene. ;


Imperio de mentiras, el Estados Unidos de Bush. Con pies de barro. Mendigando tropa extranjera que releve a sus soldados. Los saque del infierno que es Iraq. Ponga los muertos diarios.;


Falsos también los vínculos terroristas. El terror lo llevó Estados Unidos. Hoy no hay día sin atentados. Suman centenares los muertos cada mes. Sin contar la delincuencia común.;


Iraq como espejo. Del caos que exporta el gobierno Bush. Que igual tiene los días contados. Podría valer el dicho. De tal palo tal astilla. Presidente de un único período. Como el padre.;


;


(weblaventana@hotmail.com)