Nacional

Trasluce gravedad de la situación

*** END guardó documento hasta que se obtuviera ingreso a la HIPC

— VLADIMIR LÓPEZ —

Esta vez, la cordialidad que siempre muestra ante los periodistas el ministro de Hacienda y Crédito Público, Eduardo Montealegre, sufrió variaciones cuando le mostramos el documento sobre las demandas hechas a Nicaragua en el exterior.;


“Éste es un documento interno del Ministerio de Hacienda”, nos dijo en un tono entre sorprendido y molesto. Acto seguido preguntó: ¿quién te entregó este documento?”;


Cuando el funcionario se percató de que por ningún motivo le íbamos a revelar de dónde salió el documento, hizo esfuerzos por cambiar el tono y confirmó que esa era la información sobre la deuda comercial de Nicaragua, pero que no era conveniente que saliera a luz pública porque podía “perjudicar” la imagen del país.;


Obviamente que el funcionario podía tener razón en ese momento, debido a que cuando investigamos la veracidad del documento, Nicaragua estaba a escasas horas de recibir la condonación de la deuda externa.;


El ministro Montealegre no nos brindó mayores detalles, pero tampoco hacía mucha falta, ya que la información básica de la deuda comercial de Nicaragua se encuentra en el documento.;


Lo que sí nos quedó claro en el encuentro con el ministro Montealegre, es que Nicaragua no está en capacidad, ni al parecer está dispuesta a pagar semejante cantidad de dinero a unas empresas que compraron millones con centavos, y que se busca la manera de cómo negociar.;


;


Banco Central guarda silencio;


En el Banco Central de Nicaragua fue imposible obtener mayor información sobre el tema. Cuando solicitamos una entrevista, tras hacer las respectivas consultas, se nos dijo que buscáramos al ministro de Hacienda y Crédito Público porque el caso de las demandas era atendido directamente por él.;


;


Otero: manejo secreto inconveniente

;


El economista Cirilo Otero, quien también se sorprendió al conocer el documento, dice que un gran problema de la deuda comercial que tiene Nicaragua es que se maneja con mucha secretividad desde antes del gobierno de dońa Violeta Chamorro.;


“Hay muchas transacciones que se hacen en el país que quedan en el silencio. Por eso es que las organizaciones de la sociedad civil demandamos que el Presupuesto de la República refleje todo lo que se paga y todo lo que entra al país, y esto es una muestra de que el Presupuesto no es transparente”, dijo.;


En cuanto a las demandas concretas, consideró que es un problema de mucho análisis, porque se tiene que buscar dinero para el pago de esas transacciones que por lo general no son públicas.;


Con esto se demuestra, dijo, que en la economía nacional hay un “hoyo”, porque no se sabe cuánto se paga. Esto debe preocupar a los nicaragüenses y a los organismos multinacionales, porque es una falta de transparencia.;


“Además”, agregó, “esto es una muestra de la tendencia sistemática de Nicaragua a no salir a un mediano plazo de estos procesos de endeudamiento”.;


“Nicaragua tiene que buscar la manera de cómo honrar esos compromisos, y si todavía no está pagando, tiene que pagar, porque esos son compromisos de Estado y de lo contrario se está expuesto a cualquier demanda”, manifestó. ;


;


Alaniz: se tiene que negociar;


Por su parte, el ex presidente del Banco Central de Nicaragua, Alfredo Alaniz, explicó que la adquisición de esa deuda por empresas norteamericanos se hizo tal como funciona el mercado internacional o la Bolsa de Valores.;


“Esas empresas compran en cuatro centavos esos títulos y a través de acciones judiciales tratan de recuperar su inversión y algo más”, dijo.;


Consideró que lógicamente el valor de la demanda es por el valor nominal del título, pero “por lo general estas compańías lo que buscan es cómo negociar y lo revenden, siempre y cuando les quede algún rédito”.;


Sostuvo que mientras Nicaragua no resuelva ese problema, siempre tendrá en las cortes norteamericanas un juicio y, peor aún, un juicio perdido.;


“Nicaragua tiene que llegar a un arreglo donde el país no salga perjudicado. Pero el país no está en capacidad de pagar esa deuda en su valor nominal”, manifestó.