Nacional

Diluvio de fuego

* Palacios presidenciales pulverizados o en llamas * Otras cinco ciudades bajo el fuego del demonio * Blindados abren camino a infantes en el desierto * A pesar del feroz bombardeo Saddam aparece y habla

— —

BAGDAD. Un diluvio de fuego de al menos 320 misiles y centenares de bombas convirtió a Bagdad en un verdadero infierno de explosiones, incendios y columnas de humo procedentes de varios palacios del presidente iraquí Saddam Hussein pulverizados por el ataque demoledor. ;


Con el cielo enrojecido por el resplandor de las bolas de fuego, el perfil de Bagdad cubierto por las nubes de humo hacía pensar en las imágenes de la batalla de Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial. ;


Kirkuk, Mosul, Basora, Ansar Al Islam y Tikrit también se sumergieron en la furia de los aviones bombarderos B-2 sigilo, B-1, B-52, F-18, F-14 y Tornados, cargados con bombas de 200, 500 y 1000 kilogramos, así como de los misiles crucero. ;


El Pentágono anunció un total de 1500 proyectiles de precisión en las primeras 24 horas de una campańa que han llamado Ťde shock y pavorť. ;


Ese pavor era patente en un Bagdad donde las sirenas sonaban intermitentemente, interrumpidas por el zumbido de los aviones, las explosiones ensordecedoras y el temblor de paredes y ventanas. ;


ŤLa intención es convencer al régimen que es hora de partirť, dijo el contralmirante Matthew Moffit, comandante del portaaviones Kitty Hawk. ;


ŤTRES VECES MAYORť;


Otro oficial en pleno combate, el capitán Patrick Driscoll, dijo que este bombardeo es Ťtres veces mayorť que el de la Guerra del Golfo en 1991. ;


Al sur del país, la ofensiva era por tierra, con decenas de blindados que abrieron el camino para el grueso de la infantería, se apoderaron de la ciudad de Umm Qasr y golpearon las puertas de Basora, la estratégica ciudad del sur. ;


ŤHace algunos minutos, comenzó la guerra aérea en Irakť, dijo el secretario de Defensa Donald Rumsfeld en la tarde, mientras seguían lloviendo las bombas y los misiles, en una conferencia de prensa. ;


Unos 320 misiles de crucero fueron disparados, declaró el contralmirante Moffit. ŤVarios cientos de objetivos militares serán atacados durante las próximas horasť, agregó el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Richard Myers. ;


Myers también aseguró que las tropas terrestres ya avanzaron unos 160 kilómetros dentro de Irak, desde su base en Kuwait, y que ya están tomando el control de los pozos de petróleo en el sur del país, muchos de ellos incendiados. ;


GRINGOS E INGLESES ALREDEDOR DE BASORA;


En Londres, el jefe del Estado Mayor Conjunto británico, el almirante Michael Boyce, anticipó que unidades de vanguardia de las fuerzas británico-estadounidenses se encontraban Ťen las inmediaciones de Basorať, una ciudad estratégica del sur de Irak, y que ya controlan Um Qasr, también en el sur. ;


Ańadió que Ťvarios centenaresť de soldados iraquíes se rindieron.;


Según un oficial estadounidense las tropas aliadas capturaron unos 600 soldados enemigos. ;


Las fuerzas estadounidenses y británicas también se aseguraron, según el Pentágono, el control de un aeropuerto al oeste de Irak, varios accesos fronterizos y abordaron tres buques de guerra iraquíes. ;


La evaluación de los dańos todavía no ha sido realizada por autoridades de ninguno de los dos bandos. ;


Pero el ministro de información iraquí Mohamed Said Al Sahhaf dijo a la red de televisión qatarí Al Jazira que el palacio de los huéspedes y un antiguo palacio real, transformado en museo, fueron reducidos a ruinas. ;


El ministro, que hablaba a un grupo de periodistas, se dejó llevar por su ira contra los dirigentes norteamericanos y en particular contra el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld. ;


EN FAO LA LUCHA CONTINUA;


ŤEse perro criminal (ordenó) la destrucción del palacio Ezzuhur, una antigua residencia real transformada en museo (...) y del palacio de los huéspedes, llamado el palacio de la paz, reduciéndolos a ruinasť, declaró. ;


Bagdad también informó en un comunicado que las tropas iraquíes siguen resistiendo la ofensiva del ejército estadounidense en Fao, en el extremo de la península de Chatt al Arab, cuya caída había anunciado Londres. ;


En la lucha propagandística, Hussein apareció en la televisión estatal con su ministro de Defensa y su hijo menor, Qussai, como forma de desmentir los rumores sobre su suerte, poco antes de la peor parte de la ofensiva aérea. ;


El mando norteamericano en Qatar confirmó que un infante de marina estadounidense murió en combate en Irak, con lo que son ya dos las bajas en combate que Estados Unidos reconoce haber sufrido desde que comenzó el conflicto. Las otras 12 víctimas estadounidenses y británicas fueron atribuidas a un accidente. ;


Turquía, por su parte, anunció la apertura de su espacio aéreo a la aviación norteamericana.;


En cambio, Irán protestó ante el embajador suizo, que representa los intereses norteamericanos en ese país, y el embajador británico por la violación de su espacio aéreo, indicó la televisión iraní. ;


Mientras la guerra continúa, cientos de miles de personas volvieron a protestar contra el conflicto en todo el mundo, en manifestaciones que dejaron cuatro muertos en Yemen y heridos en otros países. ;


El precio del petróleo volvió a caer como lo ha hecho desde el comienzo de la guerra, ahora por debajo de los 27 dólares en Nueva York, por primera vez en tres meses y medio. ;


ESTADOS UNIDOS PASÓ A LA ESTRATEGIA DE BOMBARDEOS MASIVOS;


Estados Unidos, tras buscar un desmoronamiento rápido del régimen iraquí con bombardeos selectivos cuyo blanco era Saddam Hussein, pasó a la estrategia de bombardeos aéreos masivos y una ofensiva terrestre en varios frentes. ;


El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, anunció el verdadero comienzo de la operación ŤIrak libreť, dos días después de que cayeran los primeros misiles en Bagdad. ;


El Pentágono dijo que cientos de soldados iraquíes desertaron, pero admitió que no consiguió la rendición del enemigo intentada a través de varias semanas de contactos secretos con oficiales superiores de Irak. ;


Luego de meses de guerra propagandística, cuya expresión más ostensible fueron octavillas lanzadas sobre Irak incitando a la deserción, la guerra comenzó tibiamente el miércoles, dijo el general Richard Myers, jefe del estado mayor de las fuerzas armadas de Estados Unidos. ;


Además de la destrucción sistemática de piezas de artillería y del envío de comandos de fuerzas especiales en el oeste y sur de Irak Ťpara preparar el terrenoť, se tuvo la posibilidad de localizar a los principales dirigentes de Bagdad, dijo Myers. ;


SADAM SOBREVIVE Y HABLA;


Pero el bombardeo selectivo de los bunkers, en algunos de los cuales estarían Saddam Hussein y sus allegados, no dio resultados: Saddam sobrevivió y dio un discurso el jueves que los servicios estadounidenses de inteligencia consideran Ťmuy probablementeť auténtico. ;


Washington decidió entonces aumentar la fuerza de sus ataques y lanzó el viernes un diluvio de bombas y misiles para provocar Ťshock y pavorť. ;


Rumsfeld se declaró confiado en que el asalto aéreo y el terrestre en tres frentes, especialmente en el sur pero también en el oeste y el norte de Irak, conducirá a Ťla confusión de los dirigentes iraquíesť. ;


ŤEl régimen comienza a perder el control del país. Están camino a perder su capacidad de seguir lo que ocurre en el campo de batalla, comunicarse con sus fuerzas y controlar el paísť, dijo. ;


La noche del jueves Rumsfeld dejó una puerta abierta a los oficiales iraquíes al declarar optimista: Ťesperamos aún que será posibleť lograr la victoria Ťsin desencadenar el furor de la guerrať. ;


Los expertos advierten sin embargo que el Pentágono no ganó aún la partida. ;


La insuficiente cantidad de tropas terrestres, debido a las obstrucciones impuestas por los turcos, es Ťinquietanteť, dijo Dan Gouré, analista militar. ;


LA ŤDOCTRINA POWELLť;


La tercera división blindada, los infantes de marina y las fuerzas británicas que avanzaban por el sur Ťaún no han sido puestas a pruebať, dijo. ;


Pero si las defensas de Bagdad con divisiones de la guardia republicana funcionan, habrá que aletargar los movimientos y buscar refuerzos. ;


Las fuerzas estadounidenses y británicas, que suman unos 300.000 efectivos en la región, están en condiciones de aumentar progresivamente el poderío de los ataques. ;


La cuarta División de Infantería, la primera de Caballería Blindada y tres brigadas de la primera División Blindada, estacionadas en Estados Unidos y Europa, están movilizadas y podrían ser puestas en acción. ;


En ese marco, parece haber vencido la Ťdoctrina Powellť, aplicada en ŤTormenta del Desiertoť por el hoy secretario de Estado Colin Powell y en aquel entonces jefe de Estado Mayor: disponer de una Ťfuerza arrolladorať al servicio de objetivos y con una precisa Ťestrategia de salidať.