Nacional

Morales Carazo alerta sobre juicio al INE


— —

El diputado Jaime Morales Carazo, de la bancada Azul y Blanco, declaró que el gobierno debió prever las consecuencias en la privatización de servicios tan sensibles a la ciudadanía como la energía eléctrica, las comunicaciones y el agua potable.;


El tema de la seguridad jurídica de los inversionistas ha tomado un primer plano a nivel nacional, a raíz del juicio incoado contra el INE por la Liga de Defensa de los Consumidores, donde se cuestiona severamente la aplicación de los ajustes tarifarios a la energía eléctrica.;


El juicio que tiene lugar en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, aunque está enderezado contra el INE, afecta directamente a Unión Fenosa, la empresa distribuidora de energía eléctrica, que aplicó el ańo pasado ajustes del 8.31 por ciento, acto considerado por la Liga de los Consumidores como Ťilegalť.;


No obstante, la representación del INE en el proceso defendió el derecho de autorizar ajustes tarifarios en momentos en que el alza del petróleo ha provocado un incremento sustantivo de costos en la generación de energía, la que en Nicaragua tiene una alta dependencia del crudo.;


Sobre la posibilidad de que un fallo judicial pueda echar para atrás los ajustes tarifarios con motivo de las alzas en el petróleo, Morales Carazo expresó: ŤNo soy abogado, soy economista. Sin embargo considero que todos los contratos son de estricto e ineludible cumplimiento, no sólo los contratos internacionales sino que todo contrato privado o público, nacional e internacionalť.;


Agregó que Ťel respeto a los derechos de propiedad y a los derechos intelectuales es la esencia de la economía de libre mercado. Entonces, si los contratos no son respetados, no puede haber credibilidad y por ende, tampoco confianza, ni del inversionista nacional ni del extranjeroť.;


Advirtió que Ťnaturalmente, Unión Fenosa, como toda empresa de negocios, estará defendiendo sus intereses y el Gobierno tendrá que defender los intereses del Estado y del pueblo nicaragüense. Pero con cordura, sin abuso y sin alterar las reglas del juego, porque de variarlas nos provocarían un dańo económico terribleť.;


ŤCreo -indicó- que todas las empresas multinacionales y en especial aquellas que generan la prestación de servicios públicos, siempre se van a quejar para buscar la manera de incrementar sus utilidades. Uno tiene que ser cuidadoso al hacer las ponderaciones y el análisis y saber negociar. Todo dentro de un marco de respeto a la seguridad jurídica de los inversionistasť, aconsejó.