Nacional

Eva no mordió una manzana

* Ejemplos de errores como éste abundan tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento * Jesús de Nazareth no nació ni un 25 de diciembre ni en el ańo cero de nuestra era

— —

LOLA GALÁN ;


El fruto que, según la tradición católica, mordió Eva, apartando;
así del paraíso a toda la humanidad, no era una manzana, por más;
que un error de traducción, partiendo del latín malus, así lo;
haya mantenido durante siglos. La Biblia se refiere sólo a un;
fruto, sin especificar. Ejemplos de errores como éste abundan;
tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, como sostiene;
un libro que acaba de publicarse en Italia, Gli undici;
comandamenti (Los once mandamientos). El texto, escrito por dos;
periodistas católicos, Elisabetta Broli y Roberto Beretta,;
pretende restituir, hasta donde es posible, la verdad histórica;
al catolicismo. 'No se trata de ninguna invención; lo único que;
hemos hecho es recoger con fines divulgativos todas las;
aportaciones de los especialistas bíblicos que por diversas;
razones no han llegado al gran público', explica Beretta.;

;
Millones de católicos están convencidos de que san José era un;
anciano carpintero (no son ciertas ninguna de las dos cosas), o;
de que Jesucristo cayó tres veces en el camino al Calvario. En;
apenas 200 páginas, Beretta y Broli echan por tierra los lugares;
comunes que han sobrevivido a escisiones, reformas y;
contrarreformas. 'Son al menos 60 errores los que hemos;
recogido', dice Beretta, redactor de Avvenire, el diario de la;
Confederación Episcopal Italiana. 'No pretendemos demoler nada,;
sino, por un lado, rectificar las mentiras de la tradición;
cristiana, como la que asegura que los Reyes Magos eran tres,;
cosa que no figura en los evangelios -ni siquiera está demostrado;
que fueran reyes-, y por otro, resumir las hipótesis que existen;
sobre el verdadero significado de algunos hechos cruciales que;
recoge la Biblia'.;

;
Lo cierto es que Jesús de Nazareth no nació ni un 25 de diciembre;
(fecha más bien convencional) ni en el ańo cero de nuestra era,;
sino entre el ańo 5 y el 7 antes de Cristo. 'El error parte de;
un monje del siglo VI, Dionisio el Pequeńo, que es en realidad;
el padre de nuestro calendario y que se equivocó unos ańos',;
ańade Beretta. La fecha del nacimiento de Jesús y de su muerte;
-más cercana a los 40 ańos de edad que a los 33- son en realidad;
teorías históricas ya muy afirmadas, aunque no por eso del;
dominio público.;

;
Según los dos investigadores, ninguna estrella guió a los famosos;
Reyes Magos hasta el portal de Belén, donde, por cierto, nadie;
encontró buey ni asno a mano para dar calor al recién nacido.;

;
En cuanto al Antiguo Testamento, Beretta y Broli escogen sólo los;
puntos más llamativos. El maná, por ejemplo, una sustancia;
resinosa que se encuentra todavía en una especie de arbustos del;
Sinaí, está lejos de ser un alimento milagroso que envía Dios a;
su pueblo. Al abordar la huida del pueblo de Israel, el paso del;
mar Rojo, apuntan varias inexactitudes. Explica el libro, sobre;
la base de varias hipótesis de estudiosos, como más que probable;
que lo que los judíos atravesaron fue una zona conocida como los;
Lagos Amargos, de fondo rocoso poco profundo, y que les favoreció;
la marea baja.;

;