Nacional

Las múltiples versiones y contradicciones de Karla


— IVAN OLIVARES B. —

(Especial para EL NUEVO DIARIO);


Dońa Luisa Amanda Valdivia, madre del reo Carlos Iván Fong, se;
sorprendió al enterarse ayer por medio de EL NUEVO DIARIO, que;
su nuera Karla Murillo, ahora anda diciendo que el nińo que le;
acaba de nacer, no es hijo de Carlos Iván.;


Es la segunda ocasión que la joven, ahora de 20 ańos, cambia su;
discurso.;


La primera vez que la entonces quinceańera habló ante las;
autoridades acerca de Carlos Iván, fue en enero de 1998, para;
denunciar que el hombre, de oficio taxista, la había violado.;
Una vez que él estuvo preso, Karla amplió su declaración;
asegurando que las violaciones habían comenzado seis ańos atrás,;
con el agravante de que supuestamente, la madre de ella, dońa;
Adela González, sabía todo lo que pasaba.;


PRIMER CAMBIO;


Algo cambió en la mente de la muchacha, porque cuando a Carlos;
Iván le clavaron 20 ańos de cárcel, ella comenzó a decir que él;
era inocente, que el padre de ella, destacado miembro del;
Ejército de Nicaragua, la había presionado y manipulado para que;
declarara contra el hombre hasta verlo condenado.;


Comenzó entonces una campańa que la llevaría a escribir cartas;
al Tribunal de Apelaciones y a la Comisión de Derechos Humanos;
de la Asamblea Nacional para pedir la liberación del hombre al;
que llamaba "mi esposo", porque se casó con él, aprovechando un;
permiso que le dieron para que saliera del SPN a ver a su madre.;


Karla estaba tan interesada en que Carlos Iván saliera de la;
cárcel, que hasta obtuvo constancias del penal de Tipitapa, en;
donde se hacían constar las fechas en que había llegado a hacerle;
visitas conyugales y fotocopias del ultrasonido y el diagnóstico;
médico en el que se demostraba que estaba embarazada.;


Karla Murillo declaró en diciembre del 2001 a un redactor de este;
diario, que estaba embarazada de Carlos Iván, insistiendo en esa;
ocasión en seńalar a su propio padre como la persona que, usando;
sus influencias, habría perjudicado al reo para que lo excluyeran;
de una lista de indultos y lo encerraran en compańía de los reos;
mal portados. Karla Murillo nunca objetó aquella publicación.;


SEGUNDO CAMBIO;


Dońa Luisa Amanda Valdivia, madre de Carlos Iván, no entiende;
cómo, luego de casi siete meses de esperar la llegada de un nuevo;
nieto, Karla ahora dice que el nińo que le acaba de nacer no es;
sangre ni de la seńora, ni de su hijo preso.;


"Ella venía aquí a pedir que le ayudáramos con dinero para;
pagarse los exámenes médicos y le pedía a mi hija Diana que la;
acompańara donde el doctor", recordó la seńora.;


Al ver lo sucedido, muchas cosas parecen claras para dońa Luisa,;
incluyendo la desaparición repentina de Karla, quien hace unos;
meses dejó de llegar por su casa, y la suspensión de las visitas;
conyugales para las que a veces "hasta las sábanas le daba".;


La seńora cree que "dejó de visitarlo porque sabía que el nińo;
no era de él", y es hasta ahora que le da credibilidad a los;
rumores que había escuchado, en el sentido de que "el verdadero;
padre de la criatura era un hombre del vecindario".;


Más allá de paternidades denegadas, dońa Luisa, que primero fue;
abuelastra de Karla, para transformarse después en su suegra, y;
ahora posiblemente en su "traido", siente que la muchacha puede;
perjudicar a su hijo encerrado en Tipitapa.;


"Aquí vino furiosa, alterada, a decirme que por qué habíamos;
publicado eso, y me prometió que lo iba a refundir en los;
Juzgados", dijo, a la vez que negaba que su hijo sea violento,;
o siquiera capaz de llamar a alguien por teléfono para hacer;
cualquier tipo de amenazas.;