Nacional

Tsokos depreda y Ťcomprať sin ley

* Otro capítulo de sangre en el trópico * Esas tierras no pueden ser vendidas * Títulos, afirma, son viciados y nulos

— Helena Ramos —

El Lic. Lizandro D’León Mairena, Procurador Nacional para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, declaró que la versión que el Lic. Peter Martínez Fox, abogado de Tsokos, dio a END sobre el litigio entre el Sr. Tsokos y el Estado de Nicaragua es Ťtotalmente falsať. ;


ŤEl Dr. Arnoldo Alemán no tiene nada que ver con este caso -afirmó-, y no se trata de que él o alguien más se haya enamorado de los Cayos Perlas. El Art. 642 del Código Civil, vigente a partir de 1904, establece que Ťlas islas que se forman en los mares adyacentes a las costas de Nicaragua y en los ríos navegables y flotables, pertenecen al Estadoť. O sea, nadie tiene derecho a venderlos porque son de uso y dominio públicoť.;


ŤESTAS TIERRAS NO SE PUEDEN VENDERť;


El Procurador Ambiental está al tanto de que las comunidades indígenas han alegado derecho de posesión de los cayos. Recalcó que pueden Ťusar y usufructuar estos territorios, que no dejan de ser patrimonio del Estadoť. En cualquier caso, las tierras indígenas tampoco pueden ser vendidas o enajenadas, así que la compra hecha por Tsokos de todos modos sería ilegítima.;


El Lic. D’León manifestó que Ťel Estado no pretende despojar a los pueblos indígenas de sus riquezasť y reconoció que la tarea de delimitación, demarcación y titulación de las tierras indígenas es un proceso Ťlargo y costosoť, que apenas está empezando, incluso sin marco jurídico, porque el proyecto de Ley Orgánica que regula el Régimen de Propiedad Comunal de las Comunidades Indígenas de la Costa Atlántica está traspapelado en la Asamblea Nacional desde 1998. ;


Entretanto, la falta de ordenamiento jurídico propicia situaciones como la de Cayos Perlas. La venta fue posible por el hecho de que algunas personas poseían títulos de propiedad cuya validez jurídica es, cuanto menos, cuestionable. ;


El enredo pudo haberse evitado si el problema de la propiedad no fuera enfocado casi exclusivamente en las confiscaciones que tuvieron lugar durante la década de los 80. Las personas afectadas por aquellas medidas llevan esperando justicia un poco más de 20 ańos, y es mucho tiempo. Pero los pueblos indígenas ya tienen cinco siglos de estar esperando. Entonces, ¿quién debería tener prioridad?;


;
ŤTITULOS SON VICIADOS Y NULOSť;


Asimismo, el Procurador Ambiental definió como falaz la afirmación del Lic. Martínez Fox que el Estado quiso declarar las islas en disputa de utilidad pública, pero se echó atrás porque la indemnización que tendría que pagar al propietario -o sea, a Peter Tsokos- era muy elevada. ŤNo hay nada de esto. La Municipalidad de Laguna de Perlas tiene facultad de declarar un terreno de utilidad pública, y la indemnización se establece sobre la base de un avalúo catastral. No se indemniza según el capricho de las personas que estén en posición de bienes inmuebles. Además, tenemos información de que el Sr. Tsokos compró los cayos a precios irrisorios, con títulos nulos y viciados, que violentan el ordenamiento jurídico interno de Nicaraguať.;


Al enterarse de que Tsokos está vendiendo Cayos Perlas a través de INTERNET, y que ya ha despachado 4, en la mayoría de los casos a extranjeros, el 23 de abril del 2001 la Procuraduría Nacional para la Defensa del Medio Ambiente interpuso su demanda ante el Distrito de lo Civil de Bluefields, solicitando limpieza registral, o sea, anulación de asientos registrales. El 25 de julio del mismo ańo la jueza Anabel Omier falló a favor de Tsokos.;


La Procuraduría apeló la sentencia. A partir de agosto del ańo pasado el caso se encuentra en el Tribunal de Apelaciones de Bluefields, que todavía no ha fallado, aunque ya se vencieron todos los plazos estipulados por la Ley. El Lic. D’León explicó que no han querido introducir la queja por retardación de justicia porque comprenden que el tribunal tiene mucho trabajo. Es bueno tener paciencia franciscana, pero la espera se está haciendo demasiado larga... ;


TORTUGAS EN PELIGRO;


La Procuraduría también tiene mucho que alegar contra el proceder el Sr. Tsokos porque éste afecta el medio ambiente de los Cayos Perlas. ŤSon ecosistemas frágiles, fáciles de destruir. La Ley General del Ambiente y Recursos Naturales, vigente desde 1996, nos faculta actuar de manera oficiosa cuando se trata de proteger nuestras riquezas naturalesť, explicó el Lic. D’León.;


Durante siglos, los pueblos indígenas supieron convivir en armonía con la naturaleza. Lamentablemente, muchas personas que gustan de residir en paraísos tropicales no tienen la misma mentalidad. Entonces, las primeras perjudicadas por la aparición de la gente de afuera han sido las tortugas carey, que llegan a desovar a los cayos. ŤAhora hay alumbrado con luces fuertes, eso descontrola a las tortuguitas cuando salen del cascarón, y, en vez de dirigirse hacia el océano, van rumbo al centro del cayo, donde son devorados por perros y otros animalesť, explicó el Procurador. ĄQuién habría pensado que una lámpara potente puede causar tanto estrago! Por eso se dice que son ecosistemas frágiles, y como tales tienen que ser tratados.;


Allí no terminan las desventuras de nuestras tortugas, que son, dicho sea de paso, una especie en peligro de extinción. El Sr. Tsokos exigió a los integrantes del Proyecto de Conservación de la Tortuga Carey, manejado por la ONG norteamericana Wildlife Conservance Society (WCS), 2.000 dólares mensuales como pago por el derecho de hacer estudios en los cayos. En un correo electrónico enviado por Peter Tsokos el 4 de junio del 2000 a la Dra. Cynthia Lagueux, Directora del proyecto de WCS, el comerciante afirma que está pagando 1.500 dólares al mes a la Policía Nacional, para que le garantice la seguridad en los Cayos Perlas. Parece que tenía intención de reducir gastos gracias a las tortugas... ĄPobrecitas! Y ahora, ¿quién podrá defenderlas? ;


Actualmente los cayos siguen siendo bellos, pero son mucho menos paradisíacos que antes. ŤTienen perros, gente armada que no deja entrar a nadieť, precisó el Lic. D’León.;


OTRA COMPRA, OTRO CONFLICTO;


ŤParece que el Sr. Tsokos piensa que en Nicaragua uno puede adueńarse fácilmente de los bienes del Estado, pero eso no es cierto -anunció el Procurador Nacional para la Defensa del Medio Ambiente-. Tsokos o cualquier persona que quiera depredar nuestros recursos naturales, será sancionada. Vamos a actuar con firmezať. ;


Además, Tsokos tiene otra demanda relacionada con la depredación ecológica, esta vez en Punta de Aguila... Parece que la historia va a tener tantos capítulos como una buena telenovela... Y será igual de dramática. En cuanto al final feliz, depende de nosotros.