Nacional

Azucena y Sixto ya comenzaron a Ťmanejarseť

* Ponen distancia con declaraciones del Dr. Sergio García Quintero

— ROBERTO COLLADO NARVAEZ —

Aunque consciente del costo político, no todos los miembros de la llamada Convergencia Nacional están seguros de romper su alianza con el Frente Sandinista como consecuencia del pacto Ortega-Obando. Para Azucena Ferrey, de Ťesa medida audazť espera réditos positivos y Sixto Ulloa dijo que de la reunión de hoy, saldrá la necesaria explicación para evitar el fraccionamiento.;


Aunque si algo no pueden negar los convergentes consultados ayer, es que la conjura entre Ortega y Obando para salvar a Roberto Rivas y mantenerlo a la cabeza del Consejo Supremo Electoral, ha estremecido la unión de los notables con la dirigencia sandinista y calificaron de natural que soplen vientos de disidencia.;


Ferrey sentó distancia de los planteamientos de Sergio García Quintero, que el sábado hasta adelantó su separación de la alianza y su renuncia a candidato para la Corte Suprema de Justicia por esa agrupación. ŤEse, entiendo, es un planteamiento personal y hasta lo veo natural porque todos tenemos derecho a disentirť, dijo.;


Ulloa, representante del sector evangélico ante la alianza expresó que pese a ese criterio, persiste la línea de apoyar al partido rojinegro, Ťaunque claro, las estrategias políticas se mueven entre la virtud y los erroresť, agregó. ŤNosotros vamos a estar pendientes de lo que resulte al finalť, reiteró.;


FERREY: DUDAS SON RAZONABLES;


Tanto Ulloa como Ferrey, confirmaron que los aliados fueron informados del arreglo Ortega-Obando, en la reunión que acostumbran cada jueves con la dirigencia sandinista. Como se recordará un día antes, el primero de octubre, Ortega visitó al Cardenal en la Universidad Católica, donde acordaron eximir a Rivas de enfrentar los tribunales por malversar fondos del tribunal electoral a cambio de ganar Ťcanchať política con la jerarquía católica.;


El jerarca católico a la altura de todo político, mintió en esa ocasión diciendo que ni se mencionó el nombre de Rivas. Dijo que se limitaron a hablar sobre los pobres y saltaron hasta el Oriente Medio para comentar el conflicto Irak-Estados Unidos. Ferrey calificó como muy positivo que la Convergencia Nacional logre coincidencias con la Iglesia Católica sobre el tema de la pobreza.;


Agregó además que a los aliados Ťles inquietať el anuncio de los magistrados de aumentarse el salario (?). ŤEso lo vemos contradictorio, por lo demás, creo tiene su respectivo costo político de los que hay que esperar un rédito positivo. Creo por ahora, que las dudas son razonablesť, ańadió.;


;
ULLOA: HAY QUE TENER FE;


Ulloa por su lado calificó de apresurada la posición de García Quintero y hasta llegó a lamentar la decisión de declinar a postularse Magistrado de la Suprema. ŤSi él renuncia es una lástima, porque es un buen jurista que todos apoyamosť, dijo.;


Descartó por completo que la alianza sufra fracturas, apostando a que en la reunión de hoy con la dirigencia sandinista, se logre aclarar los alcances del arreglo con la jerarquía católica. ŤCreo que falta información. La verdad es que ni la Asamblea Sandinista ha digerido esta situación. Vamos a esperar a que nos informen mejor mańana (hoy)ť, dijo.