Nacional

ŤCorrupción bendecidať

*ĄTraición! le gritan a delegado de Ortega *Dr. Sergio García Quintero relata cómo los enteró Alvaro Baltodano del pacto con Obando y cómo reaccionaron con frontal oposición *ťRivas es un cínico y Obando mentiroso, por lo que Bolańos debe hablar en forma inmediata o se le considerará parte de este complot contra ejemplar lucha del puebloť, expresó el jurista *ťOrtega se vuelve a equivocar y su error trasmite una gigantesca desmoralización a jueces y diputados que enfrentan a los corruptosť, siguió diciendo García Quintero

— Octavio Enríquez —

La tarde del miércoles primero de octubre las televisoras nacionales informaban que el Cardenal Miguel Obando y el sandinista Daniel Ortega habían platicado sorpresivamente y se anunciaba una agenda tan ridícula que hasta se metía la situación de Medio Oriente. A las seis de la tarde del día siguiente, el General retirado Alvaro Baltodano entró a una reunión con la llamada Convergencia en la secretaría sandinista y comunicó sin preámbulo alguno que se habían Ťarregladoť con los religiosos.;


El acuerdo, según el emisario de Ortega, lo habían logrado con Obando. Roberto Rivas sería eximido de ser enjuiciado por malos manejos de los fondos públicos y reelecto, además, como Presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE). Los jerarcas tolerarían al sandinismo y con mayor razón cuando se tratara de elecciones. Baltodano se los anunciaba un día antes de que Ortega cumpliera la promesa y que se había entrado a la bendición de la corrupción.;


El pacto entre el religioso y el sandinista le pareció al doctor Sergio García Quintero tan nocivo como el de Arnoldo Alemán y Ortega a inicios del 2000, cuando ambos caudillos se repartieron las instituciones del Estado.;


Obando, para él, contraviene las palabras del Cardenal hondureńo Oscar Rodríguez, quien encabeza actualmente la lucha contra la corrupción en Centroamérica. El Nuncio Jean Paul Gobel, representante de El Vaticano en Nicaragua, dijo la semana pasada que quien Ťle robaba a los pobres le robaba a Diosť.;


García Quintero llamó cínico a Rivas y Ortega. Y al Cardenal mentiroso. La desilusión se le nota en cada palabra a este hombre, aunque lo diga en el tono solemne de un juez, un cargo que ejerció por muchos ańos.;


FRAGMENTACION EN LA CONVERGENCIA;


ŤAmbos acuerdos son padres de la corrupciónť, dijo ayer García Quintero, quien ha renunciado a la candidatura para ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por el pacto Obando-Ortega, al que valora como una traición y un error político del sandinismo. El abogado ha decidido también que el miércoles renunciará junto a Eddy Gómez y otros a la Convergencia, un grupo de liberales y socialcristianos que pretendía democratizar al FSLN.;


La tarea que inició en las elecciones pasadas de parte de la Convergencia es valorada como una derrota por García, quien dice que para lo único que sirvió es para Ťlavarle la carať (limpiar la imagen) al sandinismo en Nicaragua y el mundo. ;


ŤLa excelente posición política que había logrado el FSLN y que había sido reconocida en Nicaragua por líderes opuestos al sandinismo, Ortega lo echó por la borda. El le dio un golpe mortal a la justicia y a la lucha contra la corrupción que emprende el puebloť, agrega García Quintero.;


-Lo que dice usted fue negado por el Cardenal...;
;
ŤEl Cardenal lo negó. Roberto Rivas dijo que era grave este seńalamiento contra el Cardenal. Rivas es un cínico. Todo puede esperarse de él, pero el Cardenal miente sensiblemente a toda la ciudadanía nacional y a la grey católica. Y cobra mayor gravedad cuando se trata del líder de la Iglesia Católica. ;


ŤLa mentira está en que nosotros en la Convergencia a las seis de la tarde del jueves fuimos informados oficialmente por el General Baltodano -a nombre del comandante Ortega- que todos los temas se habían tocado en esta negociación. Las reacciones siguieron, pedí la palabra, y levantó su mano Sixto Ulloa y Azucena Ferrey, quienes calificamos la decisión como un error mayúsculo y lamentable. Ulloa enfocó que la repercusión se centraría en el sector evangélico. Miriam Argüello pronunció un discurso memorable con seńalamientos fuertes y Azucena Ferrey dijo que se ponía en riesgo el futuro de la Convergenciať.;


-¿Cuál era el sentimiento que había entre los presentes?;


ŤHice uso de la palabra y condené la actitud asumida por Ortega, avalada por la cúpula sandinista, porque era un total desprecio a la opinión de todos, pues la información nos las dio Baltodano antes que al Consejo Sandinista. El comandante Ortega había actuado de manera personalť.;


-¿Qué efectos cree usted surgirán de este pacto?;


ŤCon ese golpe Ortega y Obando dejan mal parados al poder judicial. Desestimula a los jueces que tienen conocimiento de estos casos de corrupción, desestimula las comisiones legislativas que están conociendo procesos de desafuero y también la lucha que encabeza el presidente Enrique Bolańos y en la que lo acompańa el pueblo de Nicaragua.;


ŤSi Don Enrique Bolańos no aclara en el menor tiempo posible su posición en cuanto a este penoso asunto se va pensar que forma parte de este complot contra la lucha que pretende levantar los niveles éticos de la administración pública. El problema es que los otros casos de corrupción pueden acabar asíť.;


INTERIORIDADES DE LA REUNION CON BALTODANO;


-¿Qué fue en concreto lo que les dijo Baltodano?;


ŤExplicó que Alemán patrocinaba la candidatura de Mauricio Montealegre; que Don Enrique la de Silvio Américo; y que el único que no representaba a ningún partido político era el candidato del Cardenal Obando, Roberto Rivas (?).;


ŤAdemás nos dijo que Rivas se había comprometido a ejercer mejor su alto ministerio dentro del CSE. Con esto el FSLN aseguraba para los próximos procesos electorales no sólo la imparcialidad de la alta jerarquía, sino hasta cierto punto la tolerancia o la complacencia del Cardenal Miguel Obando, de que el FSLN pudiera salir victorioso en los próximos procesos electorales.;


ŤEn esta forma el Comandante Ortega hacía caso omiso a que por lo menos 48 horas antes el Cardenal había ofrecido en sus últimas homilías frases de ataque en contra de Ortega y el sandinismoť, dijo García Quintero, recordando que el domingo anterior Obando había elogiado a un sacerdote que dijo que Nicaragua se merecía algo mejor que el sandinismo en el poder, lo que -según él- se estaba dando con el gobierno de Enrique Bolańos.;


LA VIBORA SANTIFICADA;


-¿En qué consistía, entonces, la movida de Ortega?;


ŤOrtega pensó que después del pacto con Obando seguiría siendo víbora para el Cardenal, pero una víbora santificada.;


ŤManifesté mi rechazo total y mi condena sobre la actitud asumida por Ortega y puse de manifiesto de que yo venía luchando contra la corrupción desde hace mucho tiempo.;


ŤNunca he cedido un milímetro. Y manifesté que había asumido una posición frontal contra Roberto Rivas y que iba a seguirla manteniendo contra él y sus encubridores. Para dejarlo más claro, les dije que si tenía que luchar contra el FSLN también lo haría sin que me temblara la mano. El silencio fue sepulcral como que se había detenido el tiempo en aquel lugar. Todo eso lo dije con indignación y profunda emoción como hoy se los cuentoť.;


DESILUSIONADO;


Ť¿Para qué seguir encontrando ‘guacas’ si en el terreno de los hechos los principales líderes políticos se burlan cínicamente del pueblo?;


ŤLo peor es cuando el más alto líder religioso del país, unido por extrańos vínculos con el doctor Rivas, pasa por encima de normas fundamentales del derecho canónico, de las leyes y de la Constitución, pasa a constituirse en un líder político corrupto sin que esto signifique de forma alguna que la Iglesia sea la corruptať.