Mundo Oculto

Aparece muerto extraño roedor

El único registro científico de la existencia del llamado "rato-sauiá" data de 1824, reposa en archivos del museo Senckenburg de Alemania y fue hecho por el naturalista alemán Andreas Wagner, quien denominó a la especie como "Phyllomys unicolor".

Un ejemplar de un extraño roedor del que no había registros desde hace 183 años, fue encontrado muerto en una trampa para ratas en el estado brasileño de Bahía, informó recientemente el diario "Folha de Sao Paulo".
El único registro científico de la existencia del llamado "rato-sauiá" data de 1824, reposa en archivos del museo Senckenburg de Alemania y fue hecho por el naturalista alemán Andreas Wagner, quien denominó a la especie como "Phyllomys unicolor".
Un ejemplar de esa especie, de unos 30 centímetros de largo, fue hallado muerto hace una semana en una trampa colocada en un árbol por un campesino.

Se creía extinto
Desde mediados del siglo pasado, y pese a que la ciencia no tuvo contacto alguno con estos roedores, el "rato-sauiá" fue incluido en la lista de especies amenazadas de extinción, con la observación de que "probablemente" estaba realmente extinta.
Según "Folha de Sao Paulo" no era así, aunque ahora hay más dudas al respecto, pues se desconoce cuántos pueden estar con vida.
El biólogo Yuri Leite, de la Universidad Federal de Espíritu Santo, dijo al periódico paulista que el único ejemplar que puede ser visto de este roedor está precisamente en el museo alemán, embalsamado desde el siglo XIX.
Leite explicó que el ejemplar hallado la semana pasada habitaba en la llamada Mata Atlántica, reserva forestal rica en biodiversidad que se extiende a lo largo de todo el litoral brasileño.
Según el científico, este hallazgo "demuestra la gran importancia biológica de las áreas inundadas próximas a la Mata Atlántica, que pueden esconder muchos más secretos" para la ciencia.