Mundo Oculto

Un paraíso tenebroso


Javier Poveda

Hay en Ometepe, referente al volcán Concepción, historias que paralizan la caminata de los aventureros que intentan escalar este coloso. Para algunos pobladores del sector, recordar las leyendas es triste. Se alarman al contar lo que para algunos son mitos, pero para otros, experiencias de vida que por contarlas son considerados “locos”.
El volcán Concepción es conocido también como la “Casa del diablo”, debido a las tantas creencias que se han fundado, en él habitan brujas, duendes, almas que deambulan y hasta el mismo demonio, quien se cree, es quien provoca las visiones.
Sucede similar a la cinta “El proyecto de la bruja de Blair”, la cual conmocionó a muchos espectadores cuando se presentó por primera vez como una versión de la realidad de un grupo de jóvenes que se pierde, sin ninguna explicación, en un bosque.
Flora
Neftalí Paisano es un guía turístico que acompaña a nacionales y extranjeros al momento de escalar el volcán Concepción. Él, al igual que otros pobladores de Santo Domingo, en la Isla de Ometepe, sabe que de todo lo que cuenta hay mucho de verdad. Paisano comenta que desde hace tiempo se dice que la persona que corta una flor en el volcán se pierde entre los recovecos del camino. “Se han escuchado historias de gente que escaló pero nunca bajó del volcán, a veces quien corre con suerte, puede ser encontrado, pero sin vida”.
La ideología de los isleños es que sólo los locos e incrédulos escalan volcanes. Hace muchos años el Concepción fue bautizado como Purísima de la Concepción de María, en vista a las múltiples erupciones; por lo que constantemente fue bautizado por algunos sacerdotes.
La regla fundamental es que podés subir, pero no traerte nada del volcán. Si cortás algo, nunca vas a encontrar el camino de regreso.
En caso de cortar alguna fruta, la mitología señala que debe ser comida al pie del árbol, porque de lo contrario, girarás una y otra vez alrededor del volcán y siempre llegarás al mismo punto. La solución a estas situaciones es regresar la fruta o la flor al lugar donde pertenece.
Las leyendas del volcán aumentan y toman fuerza cada vez que extranjeros deciden escalar sin compañía de guías. De esto se han conocido muchos casos en la isla, lo ultimo fue un par de salvadoreños que aparecieron muertos días después de ser buscados.
Escalofríos
Pero lo más tenebroso es cuando por algún motivo quedamos solos en el volcán, entonces a nuestras espaldas escuchamos susurros, alguien que grita nuestro nombre, aparece el diablo o brujas. Según los comentarios de algunos pobladores, hasta la fecha se cree que al volcán suben brujos para realizar conjuros maléficos.
Los sobrevivientes que han logrado bajar el volcán aseguran ver rollos de dineros al pie de los árboles, dinero que aparece de forma rápida.
Pero todo este misterio sobre el Concepción también tiene un propósito de fondo. Paisano cree que estas historias son creaciones de los ancestros para proteger la flora y fauna del volcán, y evitar que mucha de la gente que lo escala cometa daños contra la naturaleza. ¡Y sí funciona! Muchos curiosos no se atreven a transgredir las leyendas que tienen algo de verdad... porque las evidencias hablan por sí solas.