Mundo Oculto

Loki

Loki fue una figura de atenuada maldad, una suerte de estafador entre los dioses

Loki es el dios timador de la mitología nórdica, hijo de los gigantes Farbauti y Laufey, y medio hermano de Odín. A veces es descrito como el “origen de todo fraude”. Se mezcló libremente con los dioses durante mucho tiempo, llegando a ser considerado hermano de sangre de Odín. A pesar de muchas investigaciones, “la figura de Loki permanece oscura; no existen trazas de un culto, y su nombre no aparece en ninguna toponimia”.
En términos mitológicos, Loki no es un dios, al no tener culto ni seguidores (no se ha encontrado ninguna evidencia o referencia a ello), más bien es un ser mitológico. Esto es sostenido por el hecho de que no era un miembro de los Vanir y no siempre es contado entre los Aesir, los dos grupos de dioses de la mitología nórdica.
Algunas fuentes a veces lo relacionan con los Aesir; pero esto probablemente se deba a su estrecha relación con Odín y la cantidad de tiempo que pasó junto a los Aesir (en comparación con los de su propia raza).
Al igual que Odín (aunque en menor medida), Loki lleva muchos nombres: “Herrero mentiroso”, “Dios astuto”, “Transformista”, “El astuto”, “Viajero del cielo”, “Caminante del cielo” y “Mago de las mentiras”, entre otros.

Naturaleza del dios
El personaje del timador es de naturaleza compleja, es un maestro del engaño. Loki fue una figura de atenuada maldad, una suerte de estafador entre los dioses. En algunas oportunidades con sus trampas, engaños o bromas molestaba o ponía en apuros a los dioses y luego los ayudaba, como es el caso cuando cortó los cabellos de Sif y luego los remplazó, o cuando es responsable del rapto de Lounn y sus manzanas de la juventud y luego la regresa.
Loki es un adepto a cambiar de forma, con la habilidad de cambiar tanto su apariencia (ejemplos incluyen la transformación en salmón, caballo, pájaro, mosca, etc.) como su sexo.
De acuerdo con algunas teorías de eruditos, Loki es concebido como el espíritu del fuego con todo lo potencialmente beneficioso o dañino que éste puede ser. No obstante, puede ser que este punto de vista sea consecuencia de la confusión lingüística con logi “fuego”, debido a que hay muy poca indicación de ello en los mitos, donde el rol de Loki era principalmente el de astuto homólogo o antagonista de Odín.
De hecho, hay una historia en Gylfaginning en la Edda de Snorri, donde Loki compite contra un jotun llamado Logi en una contienda por ingerir alimentos, y pierde, ya que cuando él termina, Logi no sólo había comido la carne sino también los huesos y el plato, luego descubren que Logi en realidad era la personificación del fuego y que había adquirido su apariencia usando magia.
Algunos identifican a Odín y Loki al punto de llamar a Loki “una hipóstasis de Odín”, y también se sugiere que ambos dioses eran originalmente idénticos, derivando del celta Lugus (nombre que luego derivó en Loki). En cualquier caso, la figura de Loki no fue una invención tardía de los poetas nórdicos sino un descendiente de un prototipo indoeuropeo común.
También otra explicación de su nombre y de su personaje es que la palabra Loki está relacionada con el antiguo verbo alemán lukijan, relacionado con cerrar un anillo. De esta manera la palabra está relacionada con la acción de “cerrar” un anillo y de “viajar por caminos sinuosos”, algo que podría ser una descripción adecuada para un dios timador.