Mundo Oculto

Fraude extraterrestre

Un extraño objeto metálico en el bosque, tropas soviéticas y muchas imágenes sin credibilidad

El 13 de septiembre de 1998, la cadena Turner Network Television, dentro de su serie de programas dedicados a los supuestos archivos secretos de la KGB, emitió un especial sobre los objetos voladores no identificados (ovnis) titulado “The Secret KGB UFO Files”.
En éste se presentó una película de 16 mm en color que trataba de la supuesta caída y posterior recuperación de un ovni en territorio soviético, cerca de Berezovsky, en el estado de Sverdlovsk, el antiguo Yekaterinburgo.
En el segundo de tres episodios, aparece Veniamin G. Vereschagin, supuesto autor del libro “Ovnis en la URSS” (en ruso). En ese trabajo se relata que muchos residentes de la región de Sverdlovsk vieron ovnis y escucharon una explosión el 27 de noviembre de 1968.
El supuesto testigo
Vereschagin dijo ante las cámaras que la noticia fue publicada en un periódico de Sverdlovsk y finalmente afirmó que en la primavera de 1969 algunos granjeros encontraron un extraño disco en el bosque y dieron aviso a la KGB.
Boris Shurinov, quizás el ufólogo ruso más conocido y al que difícilmente se le podría acusar de escéptico, afirma que en Rusia nadie había oído hablar del tal Vereschagin. Tampoco se ha podido localizar una sola copia de su libro. La conclusión de Shurinov es que tanto el autor como el libro no existen.
Cuando el programa salió al aire, un hombre de negocios ruso, que actualmente vive en Nueva York, Alex Hefman, se puso en contacto con la Biblioteca Nacional de Rusia y pidió copias del periódico. No había una sola noticia del ovni. Shurinov también consultó en la Hemeroteca Nacional y encontró que, en esa fecha, el periódico no mencionaba ninguna noticia de ovnis o de explosión alguna.
El disco
En el programa de la TNT se entrevistó a varios ufólogos: Paul Stonehill, a quien presentaron como “autor y líder del Centro de Investigación Ufológica de Rusia”. Aparecen también Stanton Friedman, Antonio Huneeus y George Filer (editor de “Filer’s Files”).
Una secuencia hecha con computadora recrea la caída del objeto. Posteriormente se puede observar una película tomada desde un jeep en movimiento. Se ve la llegada de los soldados que, rápidamente, acordonan el lugar. Al fondo, recostado sobre los árboles, vemos semienterrado un disco que alcanza una altura de dos metros. Se podría pensar que sus dimensiones reales son de poco más de tres metros de diámetro.
No hay mucho daño aparente en la arboleda. El disco, realmente la mitad de él, descansa delicadamente sobre unos delgados árboles. Éstos no presentan ningún daño. El ovni se estrelló justo en donde comienza parte del bosque, en una región de los Urales.
Los soldados llegan al sitio de manera desorganizada, apuntando sus Kalashnikov en todas direcciones, incluso hacia donde se encuentran los oficiales. En una operación real, difícilmente se cometería este tipo de errores.
Nada concuerda
Se dice que el ovni cayó en marzo de 1968 y fue recuperado en noviembre de ese año. En la película se puede observar un bosque cubierto de nieve, aunque no la que se espera ver por esos parajes en esa época del año. En invierno el frío en los Urales es muy intenso. Los soldados llegan en vehículos descubiertos, y hay poca nieve, lo que sería bastante raro.
El platillo es transportado al camión. Uno supondría que algo así debería pesar algunas toneladas. Pero no. Los soldados soviéticos, al parecer, no tuvieron problemas para cargarlo, aun sin la ayuda de grúas u otro tipo de equipo pesado. El camión de la película es un modelo ZIS151, de mediados de los 50. Los restos del ovni y el humanoide fueron enviados a un lugar seguro, en Moscú.
En la película aparece el comisionado de la KGB que hace algunas anotaciones. También hay entrevistas a otros agentes de la KGB, como Pavel Alexandrovitch Klimchenkov.
Además de lo evidente, Shurinov realizó una excelente investigación en torno a la película y encontró varios detalles que evidenciaban un fraude.
El uniforme que portan los soldados, por ejemplo, es anacrónico. Éste fue usado por los militares soviéticos hasta meses después. La película fue filmada en marzo de 1969. Los uniformes se comenzaron a usar en julio de 1969 (Orden No. 191 del Ministro de Defensa Soviético, del 26 de julio de 1969). En realidad deberían pasar varios meses antes de que los militares portaran ese uniforme. El proceso llevaría varios años. Incluso en 1971, dice Shurinov, se podía ver dos tipos de abrigos: uno con botones y el otro sin ellos.
Aún más. Los soldados tenían un cinturón con una enorme hebilla. La de los oficiales era metálica y brillante. En la película, todos los soldados tienen hebillas de oficiales.