Mundo Oculto

Animales de poder

Un chamán a menudo pide, o se le otorga, el don de un animal de poder, que es un enlace entre el chamán y el mundo espiritual de los antepasados

Se creía que los animales y los pájaros eran sensibles en el ámbito psíquico y por ello eran de gran ayuda a todos los magos que centraban su magia, no tanto en seguir los cielos, sino en reverenciar a la naturaleza.
Mientras que algunos magos son reconocidos por invocar ciertos espíritus o genios, como el Duque de Amduscias, para contactar así a un familiar, se dice que hay formas menos problemáticas de hallar al “familiar” correcto.
Los “familiares” son los compañeros de los magos, aunque se les creía que eran espíritus de bajo nivel jerárquico o duendes que frecuentemente tomaban la forma de animales, con la capacidad de proteger a su dueño o dueña. Tenían la reputación de llevar a cabo formas poco potentes de maleficios, como eran las maldiciones que les encargaban sus dueños. Este concepto de “familiar” prevaleció durante los “tiempos de la hogueras”, a finales del siglo XV e inicios XVI, cuando muchos de ellos fueron quemados, acusados de practicar la ciencia oculta.
Un enlace espiritual
En las prácticas modernas actuales, el mago es muy respetuoso con las energías de los pájaros y demás animales, siguiendo una mezcla de prácticas druídicas y chamánicas, tales como observar sus movimientos y así deducir los flujos en la energía y las perturbaciones en la tierra, cambios en el tiempo atmosférico y otros fenómenos que pueden afectar la supervivencia de la comunidad.
Un chamán a menudo pide, o se le otorga, el don de un animal de poder. Este tipo de animal es un enlace entre el chamán y el mundo espiritual de los antepasados y de los maestros en las tradiciones nativas americanas. Este familiar enseña al chamán a contactar con su intuición y a comprender la naturaleza de un problema al que se enfrenta su tribu.
Un chamán puede tener más de un “familiar” o animal, reptil o pájaro de poder, para ayudarle a “ver” igual que ellos ven. Los halcones ayudan al chamán a tener una perspectiva clara de una situación, mientras que el búho otorga al chamán sabiduría y comprensión profunda de las cosas. El lobo, el oso u otros animales que el chamán conoce, pueden también venir en su ayuda en sueños para ayudarle a resolver un problema concreto.
Para atraer a un “familiar”
Los chamanes invocan a un “familiar” durante la luna nueva. Se sientan en un lagar tranquilo donde nadie vaya a molestarlos, poniéndose de cara al Oeste, o en la dirección que consideran que le corresponde al elemento agua. Limpian sus pensamientos, su mente, e imaginan una bola luminosa de luz suave frente a ellos. Imaginan que esa luz es la energía de su “familiar”, quien va a ayudarle a contactar con su intuición y sus capacidades síquicas.
Aspiran aire hasta contar a cuatro y lo expulsan contando hasta cuatro, hasta que sienten fuertemente la presencia de esa bola de luz. Cuando están listos, dejan ir la bola e imaginan que se ha ido a buscar a la especie animal para ellos.
Entonces salen a dar un paseo con el propósito de encontrar a su “familiar”; el primer animal que vea será su “familiar”. Puede convertirse en su “familiar” un animal doméstico o una criatura salvaje que estará con usted, lo vea o no, cuando necesite obtener la energía del “yo mágico”.
* Notas de consulta de la profesora MAGNOLIA. Parapsicóloga. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, contra envidia, mala suerte, estudio, trabajo y negocios. Lectura del tarot, amplia gama de productos esotéricos. Atiende de lunes a sábado de 8 de la mañana a 5:30 de la tarde, en el B° Santa Ana, de la iglesia Santa Ana, ½ c, abajo, casa # 2010. Teléfonos : 2662262 / 6990842, Managua.