Mundo Oculto

Los tengu

Estos demonios de la mitología japonesa reivindican el origen divino de las artes marciales

El monte Kurama es una zona agreste con bosques densos y sombríos. Visitar este monte y el templo Kurama Dera entraña para los practicantes de artes marciales un simbolismo ceremonial, puesto que según la mitología fue la cumbre de este monte el lugar que escogió el destino para que los tengu descendieran desde las estrellas. Pero, ¿quiénes son los tengu?
Los tengu son demonios dentro de los elementos del folclore y mitología japonesa que suelen tener forma animaloide. Habitan en los árboles, generalmente pinos y cedros, de las zonas montañosas.
Su origen
Algunas fuentes opinan que los tengu son descendientes de Susano Wo no Mikoto, el dios de la tormenta, hermano de Amaterasu, la diosa Sol. Sus características son su cara color rojo y su prolongada nariz.
Aparte de ser descendientes de Susa no Wo no Mikoto, cuentan otras versiones que los tengu son reencarnaciones de guerreros muertos en combate, que por sus conocimientos en la ciencia de las artes marciales han accedido al rango de tengu, aunque otros argumentan que son reencarnaciones de aquellos que tuvieron espíritus arrogantes y rencorosos, de los orgullosos, generalmente monjes, o de los que murieron en combate.
En algunos rubros populares se relaciona a esta entidad con el concepto de extranjeros en Japón. Se les considera fundadores de escuelas de esgrima y de Jujitsu, y reivindican el origen divino de las artes marciales.
Dos clases
Se dividen en dos clases, la principal y la subordinada. El jefe tengu va ataviado con un ropaje rojo y una pequeña corona en la cabeza. Tienen una expresión colérica y amenazadora, su nariz es prominente y simboliza el orgullo y la arrogancia. Los jefes tengu poseen distintas personalidades y títulos, residen en un alto pico de su propiedad.
Los tengu inferiores están sujetos a un jefe y deben servirle siempre. Su boca es como el pico de un pájaro y el cuerpo tiene unas pequeñas alas. Se congregan en bandadas cerca de la morada del jefe y desde el árbol vuelan para ejecutar las órdenes de su amo. Se les llama “koppa tengu” o tengu de reparto.
Su misión
La función principal de los tengu es salvar a los guerreros de catástrofes, o ayudarlos en los combates. Otra de sus tareas es iniciar y transmitir las artes marciales a las personas.
El templo de Takao, al oeste de Tokio, Japón, es uno de los que posee más imágenes de tengus.
Fuente: jlgarcia.galeon.com/hemeroteca/marzo03.htm