Mundo Oculto

La magia de los ríos

Los ríos son también mensajeros entre la montaña y el mar, entre el espíritu cósmico y las energías vitales de nuestro planeta.

Las culturas ancestrales sabían reconocer la fuerza mágica que fluye en los ríos y grandes corrientes de agua, que son símbolo de potencia y de movilidad. Los ríos representan la energía en movimiento, ya sea la que desplaza serena en los valles y deltas como la que corre buscando su camino en los arroyos y cauces de deshielo.
Todos sabemos la importancia mística que tiene el Ganges, por ejemplo, para los brahamanes hindúes, y conocemos los baños de purificación y los ritos funerarios que aún hoy se cumplen en sus aguas.
El Nilo, por su parte, era el centro vital y místico de las antiguas civilizaciones egipcias; y los pueblos europeos respetaban y veneraban los poderes mágicos del Rin o del Danubio. Incluso los chamanes de las tribus primitivas realizaban ritos y encantamientos relacionados con la fuerza cósmica de los grandes ríos como el Congo o el Amazonas.
Hay pues una magia pluvial que se alimenta de fuentes milenarias y que la parapsicología moderna ha sintetizado en algunos rituales concretos y simples para detener y canalizar las vibraciones viajeras de las corrientes de agua.
Las propiedades del río
El río es agua que se traslada por un cauce, sorteando accidentes naturales de forma prefijada y continua. Siempre es igual, pero nunca es el mismo. Las energías cósmicas originales que trae desde su nacimiento se van enriqueciendo con las vibraciones que recoge a su paso por diversos ámbitos naturales y bajo cielos distintos.
Estas propiedades se reflejan en la intensidad de su poder mágico; es amplio y flexible, pero transcurre de forma ordenada, emitiendo vibraciones de diverso tipo que se renuevan continuamente.
Protege a los viajeros y a los que tienen una profesión itinerante; a los enamorados que deben separarse; a los que estudian o trabajan en un sitio distinto al de su hogar y en general ayuda en las búsquedas de cualquier tipo, en la organización de asuntos complicados y en temas relacionados con traslados y cambios.
Intensidad cósmica
Se dice que las vibraciones del río se sumergen en momentos de gran intensidad cósmica, para no ser perturbadas en su viaje hacia el mar. Por eso es preferible relacionarse con él en fechas no señaladas del calendario mágico, y en las horas neutras del día.
Éstas son la mitad de la mañana y de la tarde, o sea entre el amanecer y mediodía o entre el mediodía y el atardecer. En noches de luna llena el río, como los elementos de agua, beneficia especialmente los temas sentimentales y de relaciones personales.
Un consejo importante en los rituales fluviales es no tocar el agua. Lo mejor es situarse en el centro de un puente, en un punto equidistante de las dos orillas, y si esto no es posible en una de ellas, siempre mirando de frente al sentido de la corriente.
* Textos de estudio de PENÉLOPE. Parapsicóloga con más de 30 años de experiencia. Especialista en la interpretación de las cartas tarot y la de los ángeles. Terapias para el control mental y mejorar tu calidad de vida. Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales. Atiende de lunes a sábado de 8:30 de la mañana a cinco de la tarde, previa cita. Teléfonos: 2897207 / 845 81145, Managua.