Mundo Oculto

Cambie los malos hábitos por buenos

Los segundos que preceden al sueño y al despertar, esa feliz tierra de nadie en la cual no se duerme ni se está despierto, es el reino de las ondas alfa

Nuestra vida cotidiana está entretejida de hábitos buenos y malos, bellos y desagradables. De cualquier forma, lo negativo suele ser poderoso y capaz de esclavizarnos. Sin embargo, librarse de éste no es imposible, basta saberlo transformar en elecciones, aceptándolo como una experiencia y rechazándolo. Aunque cada vez será diferente.
Si usted quiere acceder al misterio, éste se le abrirá, pero deberá trabajar no poco en sus hábitos. Sustituya los negativos, evite los dañinos y reemplácelos por otros positivos, en un dinámico juego de transformaciones. El café se convierte en tisana; la pereza de la mañana en un rápido masaje cutáneo y una buena ducha tonificante, la noche aburrida en una discoteca, en un espacio privado y silencioso para cultivarse a sí mismo; y el calmante… en un sereno examen del día transcurrido.
Entre sueño y realidad
Los segundos que preceden al sueño y al despertar, esa feliz tierra de nadie en la cual no se duerme ni se está despierto, es el reino de las ondas alfa. Son éstos los momentos para recordar, examinar y proyectar, porque el pensamiento es más profundo y las sensaciones más vívidas. Un pequeño secreto para el éxito y la felicidad cotidiana es no desperdiciar estos momentos. Piense en sus errores y corríjalos, visualice sus deseos y deles el color de la certeza.
Nunca como en estos momentos mágicos, el confín entre sueño y realidad, aparece tan débil, casi inexistente. La mente está entonces en condiciones de percibir, juzgar y crear. Cree con su pensamiento, delante de usted, la imagen de sus esperanzas, del rostro de una persona amada, e infúndale su fuerza, su amor.
Este cálido baño de amor lo arrullará, conduciéndolo a través del sueño, al gran depósito de las energías cósmicas, donde podrá reponerse para el mañana. Si se ha acostado muy tarde, además de no poder seguir los ritmos que la naturaleza dulcemente nos impone con el ciclo del sol, correrá el riesgo de dormirse. De repente, apenas tocado el hecho, llega la hora de despertarse con el ruido infernal del despertador, con lo que perderá muchas agradables y mágicas ocasiones.
Diez minutos sin el peso de la prisa en mente. Diez minutos intocables hechos a propósito para programarse, para darse ánimos y crear en uno mismo, con pensamientos entusiastas, el deseo de levantarse; para recordar y decodificar los sueños, para formularse un firme propósito, gozándose estos momentos alfas, que ya en la vigilia se transformarán en beta.
Ésta es una manera en que el ocultista comienza su cotidianidad, porque también lo oculto es cotidiano, aunque no se vea. Algo que hay que sorber con cuchara en pequeñas dosis, a lo largo de la jornada.
Ejercite mente y cuerpo
Piense en cuántas ocasiones ocultas, en cuántos momentos propicios tiene durante el día para experimentar y los deja pasar. Cada día usted puede ejercitar la fuerza de la mente, potenciar la videncia, tratando de captar los ambientes, el estado íntimo de una persona, los pequeños sucesos que ocurrirán, la llegada del autobús o la llamada de un amigo.
Si usted practica algún deporte, no es el momento de abandonarlo; si no lo práctica, ésta es la oportunidad de comenzarlo. El esfuerzo físico es una prueba gradual cada vez más dura que el deportista se exige a sí mismo. Es la voluntad de vencer la fatiga, la pereza, y todo investigador, según ya sabemos, necesita y tiene el deber de ser voluntarioso.
Resulta prácticamente imposible encontrar una mente vivaz y abierta, un espíritu evolucionado, decidido, en un cuerpo enfermizo y gordo, víctima de desequilibrios alimentarios y energéticos. La vida sana es la que permite lograr mayores éxitos en todos los planos de la vida; entonces, es hora de intentar estas prácticas, sobre todo a todos aquellos dedicados a la disciplina del ocultismo, parapsicología o ciencias afines.

Toma nota
Textos de consulta de la profesora MAGNOLIA, parapsicóloga. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor y tu lucha contra la envidia, la mala suerte, el trabajo y los negocios. Lectura del tarot. Surtido de esencias esotéricas, amuletos y talismanes. Consultas confidenciales de lunes a sábado, de 8 de la mañana a 6 de la tarde, en el B° Santa Ana, de la iglesia Santa Ana, media cuadra hacia abajo, casa # 2010. Teléfonos: 2662262 / 6990842