Mundo Oculto

El enigma del cubo Gurlt

Algunos especulan que en todo caso, si el cubo no fue creado por la naturaleza, tiene que haber sido creado por alguien, que sin duda se trataría de una civilización muy antigua y avanzada

En 1885 el doctor Gurlt descubrió adherido a un bloque de carbón en una mina cerca de Salzburgo un cubo, exactamente un paralelepípedo con los bordes ligeramente redondeados y unas inscripciones desconocidas que difícilmente parecía ser obra de la naturaleza.
Ante el misterioso origen de dicho objeto, se hizo una serie de pruebas, cuyos resultados aumentaban el enigma, el cubo de un tamaño de 67mm x 67 mm x 47 mm y un peso de casi 8 kg resultaba ser de un acero especial por contener níquel y muy poco azufre, difícilmente esta aleación podía ser fruto de la naturaleza.
Misteriosa desaparición
El doctor Gurlt lo consideró un trozo de meteorito que se incrustó en la Tierra en una época muy remota, por ello publicó su obra sobre el cubo en 1886, pero todas las pruebas realizadas por los técnicos de la época concluían en que el cubo era un objeto elaborado con técnicas muy avanzadas, y que dicha aleación no se producía en la naturaleza, ni siquiera en el espacio exterior.
Además de ciertos signos presentaba un corte en la mitad del objeto, el hecho es que el doctor donó el cubo al Museo de Ciencias de la ciudad de Salzburgo, pero en 1910 el objeto desapareció misteriosamente y hasta ahora nunca se ha sabido más de él, aunque fue buscado por mucha gente.
Lo único que queda del cubo es un molde de yeso que se le hizo a principios del siglo pasado. Éste se observa deteriorado por las diferentes muestras que le sacaron.
Especulaciones
Por supuesto que el cubo da pie a especular, en primer lugar, al estar incrustado en un bloque de carbón podría tener unas decenas de millones de años. En segundo lugar, ha sido creado por algún tipo de inteligencia, pero no sabemos si ha sido creado en la Tierra o en algún lugar del espacio exterior y por alguna causa llegó a la Tierra.
Algunos consideran que en todo caso, si no fue creado por la naturaleza, fue creado por alguien, y sin duda se trataría de una civilización muy antigua y avanzada, que o bien en la época muy remota estuvo en la Tierra o se acercó a ella.
Desde 1950 hasta 1958 se expuso el molde en el museo nacional de Oberosterreichisehes de Linz (Austria), donde se conserva. Éste pertenece ahora al señor O.R. Bernhardt, del museo Heimathaus de Vöcklabrück, en Austria.
Estudios complementarios de las muestras primeramente obtenidas, hechos por diversos institutos científicos de Viena en 1966-67, 1973 y 1986 sacan la conclusión definitiva que el objeto es de arrabio, no es un meteorito.
La desaparición del objeto no deja de ser un misterio, pues todo apunta a que tenía su valor, o bien como testimonio de algo que se quiere ocultar, o es una de las muchas pruebas de algo ajeno a nosotros que alguien intenta eliminar.
Sea como fuere, el cubo del doctor apunta a que el pasado tiene interesantes secretos que descubrir.
Fuente: www.esoterismo.net