Mundo Oculto

Para atraer la abundancia

El universo es abundancia y si tenemos fe en esta verdad atraeremos todo aquello que nos haga falta

El dinero es un instrumento que por sí mismo carece de cualquier valor o connotación, teniendo en cuenta que el significado se lo proporcionamos los grupos humanos.
Así, para unos es símbolo de status, para otros es indicador de un materialismo excesivo y de carencia de espiritualidad; algunos lo perciben como un fetiche que oculta relaciones económicas de explotación de una clase social hacia otra.
Hay quienes pueden entenderlo como un medio para materializar sus sueños, por tanto no es posible hablar del dinero aislándolo de las motivaciones que nos conducen a tenerlo. En este tema como en cualquier otro, a final de cuentas estamos hablando de nosotros mismos.
Bendiciones
El universo es abundancia y si tenemos fe en esta verdad atraeremos todo aquello que nos haga falta. No dejemos de reflexionar en ello cuando llevemos a cabo rituales de magia angélica, así efectivamente la bendición de la abundancia nos alcanzará.
Pasemos entonces a la práctica. A la hora de ganar más dinero, conseguir un trabajo, saldar una vieja deuda, obtener préstamos o comprar un bien, los ángeles pueden convertirse en nuestros mejores aliados. Claro que para ello es preciso saber cómo invocarlos y cuándo hacerlo.
Recuerde que antes de la invocación de su ángel, usted debe llevar a cabo una visualización. Si su objetivo es la abundancia, concéntrese en el color del oro, de la riqueza y la divinidad, o en el verde, color que remite a una buena cosecha, es decir a la vida y a la fortuna. Imagine paisajes de abundancia, por ejemplo, árboles cargados con jugosos frutos o páramos con mucho agua, buen sol, animales, flores y personas satisfechas.
Una buena afirmación que puede aprender de memoria y repetir en cualquier rito de prosperidad es: “Creo en el poder de los ángeles para poner la suerte a mi favor, atraer la abundancia, para mover los hilos del azar y darme así la oportunidad de incrementar mis ingresos para poder disfrutar junto con los míos de una situación material más próspera”.
Invoque a su ángel guardián: “Yo (su nombre), te invoco a ti (nombre del ángel guardián), para que asistas y me protejas en mi intento por alcanzar la prosperidad. Desciende sobre mi templo y derrama tu luz bienhechora”.
Invoque a su ángel bienhechor, por ejemplo, el encargado de incrementar el dinero: “Yo (su nombre) te invoco a ti para que yo pueda sentir tu presencia. Hoy te necesito a ti, tengo necesidad de que ejerzas tu poder sobre mí y espero confiado en que te harás presente en el templo y tu bondad modificará positivamente mi vida”. Ahora haga su pedido. Por ejemplo: “Ayúdame a conseguir trabajo”, “a vender bien mis propiedades”, “a salir favorecido en este juicio”, “a saldar mis deudas”, etc. Selle el mandato con las palabras angélicas “atrai-titres”, que así sea.
Permanezca en el templo y siga todos sus impulsos. En cualquier caso, el medio de aparición del ángel le será revelado a través de sus sentimientos. Usted sentirá las manifestaciones del ángel. Agradezca con una frase emotiva. Por ejemplo: “Yo (su nombre) te agradezco a ti (nombre de su ángel bienhechor) por vuestra infinita bondad y por escuchar mi pedido. Allí donde vaya, los llevaré en mi corazón”.
Aromatice siempre los ambientes en los que realizará un rito angélico de prosperidad con madera de sándalo o musk. Invoque con frecuencia a sus ángeles en el templo personal, en el cual estarán dispuestos las ofrendas y talismanes que le corresponden a cada entidad.
* Textos de estudios de PENÉLOPE, parapsicóloga, especialista en la interpretación de las cartas tarot y la de los ángeles. Terapias alternativas para el control mental y mejorar tu calidad de vida. Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales. Atiende de lunes a sábado de 8:30 de la mañana a 5:30 de la tarde, previa cita. Teléfonos: 289-7207/845-8114, Managua.