Mundo Oculto

El símbolo de la Cruz

La cruz es un símbolo universal tan antiguo como la humanidad misma. Ella nació del círculo y éste siempre fue representación de Dios

La representación de Dios omnipotente, omnisciente y omnipresente en todas las culturas antiguas fue el círculo, a partir de ahí un punto situado en el centro es la manifestación primigenia del universo, el primer estallido, la primera luz ubicada dentro de los dominios de Dios, el “big bang”.
El punto luminoso se inflama, se hincha, se mueve inconstantemente hasta que se produce un estiramiento hacia los costados, llegando a dividir al círculo en dos mitades. En este momento, el círculo es dividido y lo que es arriba es igual a lo que está abajo. Con esta representación se crea el principio femenino universal, es lógico que en el universo existan principios femeninos y masculinos, tal como en la naturaleza vemos.
El hombre es copia del universo (....). En el siguiente paso, el punto luminoso dentro del círculo comienza a desplegarse en forma vertical, se inflama nuevamente, se extiende hacia arriba y hacia abajo, dando nacimiento al principio masculino universal. De esta manera, el círculo se encuentra dividido en cuatro partes, la primera división, con su línea horizontal ha quedado modificada, atravesada por la vertical, por el principio masculino. Ya ha dejado de ser un círculo solamente. Ahora es la Cruz Cósmica, una cruz sagrada, pues todo lo que está dentro de un círculo tiene carácter sagrado, ya que alude a la contención de Dios.
Cuando las puntas de las líneas se separan de los límites del círculo quedando aún dentro del mismo, se retraen y se doblan, se parten a mitad de sus diámetros, de esta manera se simboliza el movimiento.

Fuera del círculo
Al quedar con los brazos partidos, la imagen nos muestra la cruz swastica, con la diferencia que los brazos de la cruz no están doblados hacia la derecha, tal como la modificó Hitler, sino hacia la izquierda, pues el movimiento es hacia la derecha, que es el movimiento de la generación, es decir, de la creación. Esa cruz, con los brazos hacia la izquierda, se considera benéfica, mientras que la otra, con los brazos hacia la derecha, es maléfica, tiene el mismo significado que la cruz invertida.
La imagen de la cruz rotando dentro del círculo crea los mundos, es un movimiento centrífugo, un movimiento que generan las estrellas y los planetas, junto con ese movimiento también se despiertan las almas que estaban todas juntas en el primer punto dentro del círculo primigenio.
A partir de ese movimiento revolucionario el círculo se retira, o mejor dicho, la cruz se retira del círculo a través del espacio y forma tan sólo un nuevo punto de luz de una inmensidad incalculable.
Cuando la cruz sale del círculo es representación de la raza humana que comienza a llegar a los mundos creados por Dios, es el símbolo de la caída del hombre en la materia. Al decir raza humana se debe entender como "entes con conciencia individualizada". En cuanto a la naturaleza, también tiene conciencia de manera unificada.
La cruz como símbolo fuera del círculo es representación terrenal pura, no es de Dios, es de los seres humanos. Por ello es que Jesús y otros mártires que fueron crucificados, portan el mensaje de héroes de Dios, pues al ser muertos en una cruz representan su sacrificio por la humanidad en un símbolo que, sin saberlo muchos de ellos, representa a la humanidad.

Cruces antiguas
El mismo origen reconocen las otras cruces más antiguas, entre ellas la Tau o cruz de los egipcios. Al salir la cruz del círculo, queda adherida en su parte inferior, suprimiéndose el brazo superior por la luz y se ve la cruz llamada Ankh, de los egipcios.
Esta cruz es anterior a la cruz de los romanos y de carácter sagrado también, pues representa la vida. Más tarde, en los primeros tiempos del cristianismo, San Antonio la adoptó como símbolo cristiano y la iglesia la reconoció también como un símbolo sagrado en sus doctrinas, dándola a conocer como la cruz copta.
La cruz es un símbolo universal y está en las mentes de todas las personas, pues es un conocimiento de la mente arcaica que se hereda a través de todas las generaciones.
El sacrificio de Jesucristo por la humanidad, llevando su cruz y muriendo en ella, simboliza que Jesús es el Cristo, pues llevó a la humanidad sobre sus hombros y murió en ella y por ella.
Por eso es que el símbolo de la cruz es respetado por todos los pueblos, aún cuando no tengan la religión cristiana en sus sistemas de creencias, pues ese conocimiento intuitivo y profundamente marcado en sus inconcientes es de carácter divino, la cruz nació del círculo y al círculo ha de volver como luz, amor y perdón.

*Tomado de www.mx.geocities.com