Mundo Oculto

El poder de la imaginación y el cambio

En medio de las contradicciones, antagonismos y contrastes aparentes de tu vida, hay un principio trabajando, solamente operando con tu conciencia

Solamente a través de un cambio de conciencia podés “construir mansiones más majestuosas”, la manifestación de conceptos más altos y más grandes de ti mismo.
Con “manifestaciones” he querido decir experimentar los resultados de estos conceptos en tu mundo. Es de vital importancia entender clara y apropiadamente lo que es la conciencia.
Si aceptamos la idea de una causa primaria lo siguiente sería que la evolución de esa causa nunca podría dar lugar a nada ajeno a sí misma. Esto es, si la primera causa- sustancia es luz, toda su evolución, frutos y manifestaciones, seguirían siendo luz.
La primera causa-sustancia, siendo conciencia toda su evolución, frutos y fenómenos, debe continuar siendo conciencia.

Tu mundo y la atención
Todo lo que podría ser observado sería una forma más alta o más baja, o una variación de la misma cosa. En otras palabras, si tu conciencia es la única realidad, ésta debe también ser la única sustancia. Consecuentemente, lo que se te manifiesta como circunstancias, condiciones, y aún objetos materiales, sólo son realmente productos de tu propia conciencia.
La naturaleza, entonces, como una cosa o complejo de cosas externas a tu mente debe ser rechazada. Tú y tu medio ambiente no pueden ser considerados como existencias separadas. Tú y tu mundo son uno.
Por lo tanto, debés cambiar tu atención de las apariencias objetivas de las cosas, al centro subjetivo, tu conciencia, si deseás conocer verdaderamente la causa de los fenómenos de la vida, y cómo usar este conocimiento para realizar tus sueños más preciados.
En medio de las contradicciones, antagonismos y contrastes aparentes de tu vida hay un principio trabajando, solamente operando con tu conciencia. Las diferencias no consisten en la variedad de la sustancia, sino en al variedad de los arreglos de la misma causa–sustancia.

Salud, abundancia, belleza, genio
El mundo se mueve sin motivo necesario. Esto quiere decir que no tiene un motivo propio, sino que está bajo la necesidad de manifestar tu concepto: el arreglo de tu mente. La mente está siempre arreglada con la imagen de todo lo que tú crees o consientes como verdad. El hombre rico, el hombre pobre, el mendigo y el ladrón no son mentes diferentes, sino diferentes arreglos de la misma mente. En el mismo sentido que una pieza de acero cuando es magnetizada no difiere en sustancia de estado desmagnetizado, sino en el arreglo y orden de sus moléculas.
Un solo electrón que gira en una órbita específica mantiene la unidad del magnetismo. Cuando una pieza de acero o cualquier otra cosa es desmagnetizada, los giros de los electrones no se han detenido, existe solamente un nuevo arreglo de las partículas, de manera que ellas no producen ningún efecto externo o perceptible.
Cuando las partículas son arregladas al azar, mezclándolas en todas las direcciones, se dice que la sustancia ha sido desmagnetizada. Pero cuando las partículas son formadas en filas, de tal forma que un número de ellas estén dirigidas en una sola dirección, la sustancia es magneto.
El magnetismo no es generado, es manifestado. Salud, abundancia, belleza y genio no son creados, ellos solamente son manifestados por el arreglo de tu mente: esto es por tu concepto de ti mismo. La importancia de esto en tu diario vivir debe manifestarlo inmediatamente.
La naturaleza básica de la causa primaria es la conciencia. Por lo tanto, la sustancia máxima de todas las cosas es la conciencia. De ahí la importancia de mantener tu atención enfocada en altos ideales, soñá despierto, sintiendo que ya sos eso que deseás ser. Usá el poder de tu imaginación.