Mundo Oculto

La Virgen que llora sangre

El sacerdote de la localidad no descartó la posibilidad de que pueda tratarse de una manifestación divina

Nuevo Laredo / EFE
Cientos de personas han desfilado ante una imagen de la Virgen de Guadalupe, en una humilde casa en la norteña ciudad mexicana de Nuevo Laredo, porque aseguran que llora sangre, aunque un sacerdote pide esperar a que se haga una investigación científica.
María Guadalupe Salazar Martínez, dueña de la imagen, dijo que la Virgen comenzó a derramar lágrimas el pasado Miércoles de Ceniza, y que desde entonces ha seguido llorando.

En humilde casa
La versión ha atraído a cientos de personas de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza con la estadounidense Laredo (Texas), que desfilan por la casa de Salazar, de 33 años, quien se declara guadalupana desde hace una década.
La mujer, que vive con su esposo en una vivienda de madera, lámina y cartón, asegura que el pasado 21 de febrero, día de inicio de la Cuaresma, la imagen de la Virgen de Guadalupe comenzó a llorar “lágrimas normales”, pero después se han convertido en sangre.
Salazar dijo que realizó el hallazgo mientras limpiaba el cuadro religioso y posteriormente dio aviso a sus familiares.
La versión corrió rápidamente por el barrio de la mujer, cuya casa ha atraído a personas que oran ante la imagen y le dejan ofrendas.
Algunos creyentes acuden a pedir a la Virgen por la salud de algún familiar, o como en el caso de una mujer que declinó dar su nombre, el regreso de su esposo secuestrado hace unos meses.

No descartan manifestación divina
El sacerdote Luis Antonio Romo Esparza, párroco de un templo de Nuevo Laredo, dijo que tras conocer el hecho acudió al domicilio de Salazar para observar personalmente la imagen.
Romo Esparza se declaró incompetente para afirmar la existencia o no de un milagro y dijo: “Antes de poderlo declarar como un milagro necesitamos la anuencia de nuestro Obispo, Ricardo Watty, para que se haga una investigación y se verifique científicamente la autenticidad de las lágrimas”
Romo Esparza, sin embargo, no descartó la posibilidad de que pueda tratarse de una manifestación divina.
Por el momento, los creyentes que acuden a ver esta imagen coinciden en que se trata de un mensaje divino y de solidaridad de la Virgen, que siente pena por el sufrimiento del pueblo debido al clima de violencia de los últimos años, pero también de esperanza y exhortación a sus devotos.
Nuevo Laredo es una de las ciudades más violentas de México, donde los carteles del narcotráfico se disputan a sangre y fuego el control de la plaza, clave en la distribución de drogas hacia Estados Unidos.
Según la leyenda católica, la Virgen de Guadalupe se apareció el 12 de diciembre de 1531 al indígena Juan Diego, en el cerro del Tepeyac, donde antes existió un templo a una diosa azteca, en el centro de México.
La Virgen de Guadalupe es la patrona de México y su imagen plasmada en una tela, que según la tradición católica era el poncho de Juan Diego, atrae a millones de personas cada 12 de diciembre, fecha en que se reúnen en la basílica de la guadalupana, en el norte de Ciudad de México.