Mundo Oculto

Los sueños Simbolismos e interpretaciones

Aunque todos los símbolos de los sueños pueden identificarse, debe tomarse en cuenta el contexto para completar la interpretación, por lo que cada símbolo en sí representará la mitad de la indagación

Colaborador
En la historia del mundo antiguo y moderno hay muchísimos sueños que, incluso, han sido objeto de representaciones teatrales dada su importancia. En primer lugar destacan los célebres sueños interpretados por José, el israelita, en Egipto, al copero y al panadero del faraón; y después al propio faraón, que de acuerdo con la narración bíblica a partir del capítulo 40 del Génesis, colocarían a este singular personaje en el segundo mando de ese reino.
Creo que todos recordamos las vacas gordas y las vacas flacas como síntomas de abundancia y escasez, respectivamente. Sobre la Biblia, amerita hacer referencia a los sueños que guiaron a la sagrada familia a su supervivencia sobre el mal.
En materia de sueños simbólicos no se pueden eludir los que aparecen en el libro bíblico de Daniel; se han elaborado sendos estudios sobre la interpretación de los sueños descritos en ese libro, que por su carácter profético hasta nuestros días, los convierten en trascendentales.
Es un reto escribir sobre los sueños, sin embargo, podemos referirnos a los sueños experimentados, primero por el rey Nabucodonosor con la inmensa imagen y el árbol que llegaba hasta el cielo, ambos interpretados por el que debió haber sido entonces el joven Daniel, que le valió su ascenso en todo ese reino; y el del rey Belsasar, que sustituyó a Nabucodonosor sobre las palabras “mené, mené, tequel y parsín”; después el propio sueño del profeta Daniel, interpretado como un recorrido de la humanidad hasta nuestros días, los tiempos del fin.
Simbolismos
La riqueza simbólica de los sueños proviene de los seres vivos; a continuación presentamos algunos ejemplos:
TLos animales representan personas con todo y sus estados de ánimo.
TLas plantas, los grandes árboles, los cabos y bahías marinas significan paternidad o generación.
TLos llanos y montañas elevadas expresan tranquilidad.
TLos ríos, por su movimiento, reflejan la vida y su continuidad.
TLos lagos, estanques y albercas son acciones determinadas o indican lugares.
TSubir o bajar escaleras son acciones de trabajo --puede ser con facilidad o con dificultad.
TManejar un carro, una bicicleta u otro medio de locomoción indicará la actividad más importante del soñante.
TEl agua representa acciones de variados significados, pero el agua sobre el cuerpo del soñante tendrá significación sexual, por lo estimulante que siempre resulta bañarse; pero el agua puede ser limpia, sucia, lodosa, cristalina; estas cualidades son las que van a determinar el significado del sueño con precisión. Algunas ilustraciones serán interesantes:
TUna amiga que vivía en Washington D.C. hace algunos años, me refería que llegando de Bolivia a dicha ciudad, buscaba cómo encontrar trabajo, y soñó con una especie de moneda con algunas alegorías, que la guiaron al Fondo Monetario Internacional a pedir trabajo, donde lo encontró, cerciorándose de que la visión de su sueño se parecía al logotipo del FMI.
TEl sueño No. 25 del archivo indica: “Un perro me habla y me invita a que lo cabalgue, es un ejemplar del tamaño de una ternera de año y medio, me monto en su lomo y me lleva por senderos apropiados.
El perro es muy peludo y del color de una fruta muy conocida en Nicaragua, el mamón’’. Refleja este sueño a una persona que me ayudaría mucho en mi vida.
T¿Qué podría decirse de un caballo haragán que nos dirige unas palabras? Pues se trata probablemente de una persona del área rural con cuyo trabajo no se está conforme.
TUna jovencita tenía dos pretendientes, uno de l9 y otro de 32 años.
El papá de la muchacha, sin saber pormenores de lo que ocurría a su hija, tuvo este sueño: “Una becerrita estaba en la esquina de un patio amarrada y preñada, y aunque quería liberarse, no lo consiguió. Dos sujetos se disputan a la ternerita y trataban de acercarse a ella, lucharon los individuos sin que se supiera quién fue el triunfador’’.
La situación de la hija del soñante se resolvió, dado que ella aceptó a su pretendiente joven, quien ya la tenía embarazada, y luego se casó con ella.
Aunque todos los símbolos podrán identificarse, restará saber el contexto de los sueños para completar la interpretación, por lo que cada símbolo en sí representará la mitad, en general, de la indagación que conduzca a hacer útiles los sueños. Todo esto requiere práctica y constancia para anotar los sueños y dar seguimiento mientras se completa el significado.
Conclusión
La sociedad moderna no tiene enmarcado en su cultura el aprovechamiento de los sueños. En etapas anteriores del ser humano, ha habido conglomerados que han considerado los sueños como parte de la vida y los han acariciado como un diálogo con el presente y con el futuro.
Para lograr introducirse en el conocimiento onírico será necesario cultivar esta parte de la vida estudiando y preparándose, así como transmitiendo a los jóvenes la importancia de este tema para la salud física y síquica, y para comprender mejor la mente.
Esa área es temida por muchos, pero está a nuestro alcance para consentirla como nuestra mejor amiga y de esa manera convivir armónicamente con ella.
Una cultura con el auxilio de los mensajes oníricos es más completa que una que carece de ella; de ahí la necesidad y recomendación de que se incursione en este campo, con la seguridad de que se cultivarán muchos beneficios.