Mundo Oculto

La esencia de la magia

La magia es considerada una ciencia oculta, misteriosa y “peligrosa”, ya que puede producir resultados contrarios a las leyes naturales y a los sentidos comunes

La magia siempre ha existido y si no la buscamos ella nos encuentra. Se caracteriza por contradecir lo establecido científicamente y abrir nuevos caminos.
La humanidad ha seguido desde su inicio diferentes marcos de referencia para explicarse la realidad, los acontecimientos y la naturaleza. Cuando logra encerrar todo en una fórmula se le llama ciencia, pero cuando no la llama no empirismo, ignorancia, visión mágica, mítica o religiosa.
A la magia se le considera una ciencia oculta, misteriosa y “peligrosa”, ya que puede producir resultados contrarios a las leyes naturales y a los sentidos comunes, donde se combinan invocaciones, ritos, palabras, oraciones, elementos especiales y personas, inclusive, con alteraciones mentales y físicas.
Pica y se extiende
Tanto la Biblia como la antropología hacen referencia a ella de una manera tan seria que si no la legitiman, por lo menos la establecen como un fenómeno social o una subcultura.
En la Europa medieval la magia estuvo relacionada con la alquimia y la astrología, actividades ocultas consideradas demoníacas por la Iglesia Católica.
La magia y la hechicería estaban ligadas también a las creencias de pueblos orientales muy antiguos, en los que el mago o chamán era a la vez un sanador y un conocedor del mundo invisible de los espíritus, y desempeñaba un papel preponderante en la comunidad. Prácticas de simple hechicería, adivinación, astrología, lectura de barajas y de libros oraculares como el antiquísimo I Ching, de los chinos, o el alfabeto rúnico de los escandinavos, y tantas otras prácticas actuales lo demuestran.
Para el bien o para el mal, los magos son personas dotadas, especiales, con diferentes nombres, brujos, chamanes, encantadores, adivinos, sanadores, psíquicos, tal vez hasta santos. Pero hay otros falsos magos que son ladrones, timadores, embaucadores y de los que hay que cuidarse mucho más.
Tipos de magia
Magia blanca: está orientada hacia el bien. Se utilizan las energías para sanar, ayudar en algún problema o situación, etc. También se utilizan para la producción de “elevación espiritual”.
Magia negra: Orientada a dañar a alguien o a manipular sus deseos, sus sentimientos, de una forma obligada para esa persona, poner trabas en diferentes circunstancias.
Magia roja: es la llamada “magia de sangre”, utiliza el sacrificio y la mente. Tenemos como ejemplo la “santería”, que utiliza sacrificios de animales. Existe un único caso en que esta magia se considera magia blanca: cuando utilizamos nuestra propia sangre.
Magia verde: es la que conocemos como “magia amorosa”. Este tipo de magia no tiene términos medios, o es muy blanca o muy negra, depende del fin que tengamos. Si no hacemos ningún mal a nadie es blanca, pero si obligamos a una persona a hacer algo que no quiere es negra, y trae consecuencias negativas para el que la practica u ordena que se practique.
Magia gris: es la magia que trabaja las energías enfocándolas hacia el trabajo, el dinero, etc.
La magia no es para todos ni afecta necesariamente a todos, hay fuerzas extrañas en los seres que la dirigen, promueven o la hacen vulnerable. Dios está sobre todas las fuerzas (magia blanca) y el diablo es su principal contendor (magia negra o diabólica). Hay personas sensibles y otras no, ya sea por naturaleza o por gracia de Dios. La mayor fuerza es el bien, busquémoslo siempre y no llegará el mal.

Toma nota
La Clínica de Terapias Naturales y Spa le ofrece: consulta naturista y de acupuntura; masajes y sauna; regulación de peso, superación personal y balance de energías; productos naturales y cursos de naturismo. Antiguo cine Rex 75 vrs. al lago. Telf.: 244 2888. Cel.: 861 7881. E-Mail: terapiasnat@yahoo.com