Mundo Oculto

Hallan legendario túnel

Durante siglos, las leyendas han hablado de estos túneles por donde se supone que escaparon los tesoros del imperio inca de Cuzco

En 2003 se realizó un descubrimiento tan asombroso que podría cambiar la forma en que entendemos la Historia del mundo antiguo. La noticia fue vaticinada en múltiples ocasiones, pero la “Ciencia Oficial” --como la llaman los estudiosos de los temas ocultos-- no había prestado mucha atención al principio.
Se trató de un túnel subterráneo de dos kilómetros que une el céntrico templo Koricancha con la fortaleza de Sacsahuamán, situada en las afueras de la ciudad peruana de Cuzco, que fue descubierto por el arqueólogo español Anselm Pi Rambla en la antigua capital del imperio de los incas.

Bajo el suelo de Cuzco
En su momento se consideró que el túnel podía formar parte de un conjunto de galerías, cámaras, fuentes y antiguos mausoleos que posiblemente estén bajo el suelo de la ciudad de Cuzco, de acuerdo a la medición con radar realizada por Pi Rambla como parte del Proyecto Wiracocha, iniciado en agosto de 2000.
El estudioso español expuso ante la Comisión de Cultura del Congreso peruano el hallazgo del corredor subterráneo, que, según su opinión, “puede cambiar la óptica de la historia peruana”.
De acuerdo a las imágenes de radar obtenidas por Pi Rambla, el túnel se comunica en línea recta con el templo del sol o Koricancha, con el Convento de Santa Catalina o Marcahuasi, con la Catedral o templo del inca Wiracocha, con el palacio de Huáscar, con el Templo de Manco Capac o Colcampata y con el Huamanmarca.
Todos los edificios están en perfecta alineación astronómica, con lo cual se confirmaría que los antiguos peruanos también guiaron sus construcciones con la ubicación del Sol, la Luna y las constelaciones.

Desapariciones de curiosos
La existencia de un acceso a un túnel en la fortaleza de Sacsahuamán ya era conocida, pero fue clausurado en 1923 para evitar las desapariciones de curiosos que ingresaban a él, pero se ignoraba la trayectoria del mismo.
En declaraciones al diario Correo, el arqueólogo explicó que no se trataría de una ciudadela preincaica, sino de una cultura aún no considerada. “Calculamos que estaría a unos 100 metros por debajo de Cuzco”, agregando que “la gran pregunta consiste en saber a qué época pertenecería”.
¿Quién excavó estos misteriosos túneles? ¿Cuándo? ¿Con qué motivos, con qué tecnología? Por primera vez en mucho tiempo, los hechos dan la razón a gente como el “investigador de lo insólito” Javier Sierra, que en su libro “En Busca de la Edad de Oro” dedicaba un interesante capítulo a tan fascinante tema.

Obra compleja
Una cultura desconocida por la Historia y la arqueología elaboró una obra de ingeniería de complejidad inimaginable. Según los expertos, estos antiguos constructores no fueron incas, como éstos se esforzaron en afirmar a los conquistadores españoles.
Durante siglos, las leyendas hablaron de estos túneles por donde se supone que escaparon los tesoros del imperio inca de Cuzco. Durante siglos se nos ha dicho que esta historia no era más que una leyenda de fundamento fantástico.
Ahora parece, sin embargo, que el misterio de los túneles de Cuzco es muy real, sin embargo, el enigma continuará siéndolo, ya que los túneles encontrados fueron nuevamente clausurados.

Cierran excavaciones
Después de tres años, el controvertido director general de la Internacional Research & Exploration Society Bohic Ruz, Anselm Pi Rambla, fue obligado a cerrar las excavaciones que abandonó en el templo de Santo Domingo o Koricancha, pues aparentemente no pudo encontrar ningún supuesto tesoro.
Estas excavaciones, que fueron realizadas por la empresa Bohic Ruz Explorer S.A.C., actualmente presentan deficiencias que hacen necesario un tratamiento definitivo. Además ponían en riesgo la integridad de los turistas y fieles que llegaban a visitar el templo.

* Tomado de www.tempusfungui.com