Mundo Oculto

¿El fin del mundo?

Muchos sucesos concuerdan con las profecías bíblicas, sin embargo, también hay teorías sin fundamentos sobre un futuro fatalista para la humanidad

Desde el principio de los tiempos, considerando los oráculos griegos, los textos bíblicos y toda la época medieval, siempre ha habido profetas, algunos de paz, algunos de catástrofes; unos paganos y otros religiosos, unos santos y otros pecadores, unos pobres y otros que lucran con sus visiones terribles.
No obstante, las profecías y los profetas existen. Algunas se han cumplido, se cumplen y tal vez otras posiblemente se cumplirán.
Sin embargo, hay situaciones que dan cabida a la imaginación para crear leyendas catastróficas.
Echaremos un vistazo a esa gran historia del futuro que muchos han presumido tener en sus manos y casi siempre se les ha escapado, negada por el inamovible peso de la realidad.

Desde la religión
Los textos y los videntes religiosos anuncian casi por unanimidad que los pecados del hombre conducirán a un fin del mundo cada vez más próximo. Señales de este final serán el fin de las dinastías papales y el advenimiento del reinado de un impostor, el Anticristo. Pero un enviado de Dios, el Mesías, restablecerá la paz y la armonía mundiales y creará un mundo mejor, basado en la espiritualidad y la virtud.
El Apocalipsis: Religiones de orígenes tan alejados entre sí como la cristiana y la nórdico-germánica describen de un modo muy parecido el fin del mundo: caballos, jinetes, monstruos, alientos venenosos, bocas que expulsan fuego, humo y azufre.
Esperando al Mesías: La idea del Mesías, el maestro bueno conductor de hombres, aparece en casi todas las religiones del mundo: budistas, hinduistas, judíos, musulmanes, persas, aztecas, indios americanos… Este advenimiento suele ir precedido de periodos de materialismo y grandes guerras, causadas por el alejamiento del hombre del camino recto de la virtud. Los Mesías restablecerán este camino perdido de virtud y conducirán al hombre hacia un mundo mejor.
El Anticristo: Antes de la llegada del Mesías, el Anticristo enviado por Satanás se hará pasar por él. Esta Bestia se convertirá en un sangriento líder espiritual de todo el mundo durante algo más de tres años
El fin de los papas: Según San Malaquías, después de Juan Pablo II sólo habrán dos Papas más en la Iglesia Católica. Después de ellos llegará el Juicio Final. Muchos otros videntes se han referido a un fin de las dinastías papales y del mundo entero con un último Papa herido, muerto o expulsado de Roma.

Las guerras
Sangrientos conflictos bélicos se van a dar entre grandes bloques de poder mundiales. Tras el fin de la guerra fría, Rusia será el factor clave, ya que se aliará con las potencias occidentales para hacer frente al nuevo peligro, que vendrá de Oriente: chinos y árabes.

China: Hay una gran cantidad de videntes que coinciden en un futuro conflicto que enfrentará por un lado a Estados Unidos, Europa y Rusia, y por otro a China y los países árabes. Los videntes occidentes, no exentos de ciertos prejuicios etnocéntricos, suelen atribuir la causa del conflicto al afán imperialista chino. Habrá grandes combates en Oriente Medio y Europa, si bien todas las predicciones coinciden en que China acabará perdiendo la guerra
Fátima y Rusia: La Virgen de Fátima vaticinó, antes de la Revolución Bolchevique de 1917, que Rusia se vería involucrada en dos grandes guerras y que extendería su poder ilegítimo por todo el mundo. Pero la Virgen también anunció que Rusia acabaría abrazando el camino recto de la religión.

Catástrofes
La mayoría de videntes coinciden en que se acerca un tiempo de grandes terremotos y giros del eje de la Tierra, durante los cuales desaparecerán bajo las aguas numerosas ciudades importantes e islas, mientras que nuevas tierras surgirán de los océanos. Estos cambios vendrán anunciados por erupciones volcánicas y culminarán con la llegada de nuevos Mesías.
Edgard Cayce: Este vidente destacó por sus predicciones para la segunda mitad del siglo XX. La erupción de algunos volcanes será la señal que iniciará un período de grandes trastornos sísmicos que destruirán ciudades completas. Aparecerán nuevas Atlántidas y se modificarán los polos electromagnéticos de la Tierra. Entonces llegará el Mesías.
Los tres días de oscuridad: Numerosos profetas hablan de que llegarán tres días y tres noches de completa oscuridad, durante los cuales la tierra se moverá, el mar creará grandes olas, los rayos del cielo serán muy numerosos y el aire será pestilente e insano. Después de los tres días, la mayoría de la humanidad habrá muerto.

¿Leyendas urbanas?
Estas leyendas y miles más muy parecidas circulan por Internet. Podríamos llamarlo cyber terrorismo, fanatismo o paranoia.
Por cierto, el Apocalipsis tampoco habla específicamente de lo que está pasando hoy en el mundo, en este sentido, podemos todos dormir tranquilos. De hecho, por qué temer tanto a los designios divinos, cuando la especie humana tiene la capacidad de exterminarse a sí misma sin la intervención de ningún dios.

¿Qué nos depara el futuro?
La historia tiene ciclos, de igual forma, conocer acontecimientos y conflictos del pasado ayuda a presuponer el futuro. Cualquier historiador experto en el tema de Oriente Medio pudo adivinar, desde 1948, cuándo se fundó el estado judío de Israel en territorio árabe, que en varios años habría conflictos y seguramente guerras.
Así es que, dejando de lado a algunos pocos a quienes el futuro ha dado algo de razón, la mayoría de los profetas sólo ven un futuro: el suyo, con mucho dinero por libros y conferencias.
Por otro lado, el futuro se construye el día de hoy, existe un futuro; más aún, en este segundo hay un futuro, pero al siguiente segundo hay un futuro diferente derivado de las decisiones tomadas en ese nuevo segundo.
Eso dice que las profecías pueden hablar del futuro que habrá si las cosas son como han sido, pero ante cualquier cambio, por minúsculo que sea, el futuro cambiará. Nadie más que uno puede hacer sus profecías y replantearlas a cada nueva decisión.

Fuente: cavernadezunzu.tripod.com/id38.html
www.portalmix.com/misterios/monograficos/findelmundo/