Mundo Oculto

El Roswell español

Haciendo alusión al famoso caso del Ovni caído en Estados Unidos, negado por las autoridades, también en la península ibérica se han recopilado datos de un evento similar

En España, el jueves 10 de agosto de 1989 se produjo un espectacular macroavistamiento Ovni presenciado por cientos de testigos en todo el sur de España. Desde diferentes poblaciones sevillanas, gaditanas, granadinos y onubenses, se observó a eso de las 09.00 la presencia de un objeto extraño en los cielos andaluces.
Hubo muchos testigos visuales, e incluso se obtuvieron varias filmaciones en video, en que algunos afortunados testigos habían podido inmortalizar las evoluciones del Ovni, así como series de fotografías del mismo.
El caso alcanzó notoriedad internacional; las filmaciones fueron proyectadas en programas de televisión españoles, y las fotos del Objeto Volador No Identificado (Ovni) reproducidas en la prensa, y hasta periódicos norteamericanos se hicieron eco del incidente. Sin embargo, lo que nadie publicó es que ese Ovni se estrelló en un pueblecillo de la provincia de Sevilla, y varios vecinos de El Coronil y de Montellano presenciaron la recogida de los restos por parte de tropas norteamericanas.
Macroavistamiento
Ya bien entrada la noche, tras la histeria que había provocado el macroavistamiento en las diferentes provincias, varios trabajadores de Montellano, que faenaban de madrugada a causa del agobiante calor del verano sevillano, se percataron de que, de repente, una sombra gigantesca los iba cubriendo, eclipsando la luz de la luna y de las estrellas.
Aquella sombra crecía y crecía a medida que un gigantesco objeto negro y circular se les echaba encima. No hace falta describir el susto de los testigos. La Guardia Civil de Montellano confirmó este punto, aunque el Comandante de Puesto aseguró no haber levantado el incidente.
Horas después, a eso de las 05:00 am del 11 de agosto, tres trabajadores de un pueblo cercano, El Coronil, salían de sus respectivas casas con destino a sus lugares de trabajo y, a nueve kilómetros del pueblo, en el lugar llamado “El Bollo” se encontraron con el Ovni que había alertado a cientos de ciudadanos.
Uno de los testigos, el Sr. Balbuena, muy asustado, acudió al cuartel de la Guardia Civil de El Coronil para denunciar el hallazgo.
Otro de ellos, Rafael Pérez Málaga --que, por cierto, había cumplido su servicio militar en la Base Aérea de Gando, y había vivido en el pasado una experiencia Ovni estremecedora-- incluso llegó a acercarse al objeto, a pesar de los gritos de sus compañeros: “¡No lo toques, coño, no vaya a explotar...!”
Se trataba de un enorme globo, de colosales dimensiones. Sólo la cola, según relataba Rafael Pérez, medía más de nueve metros, terminando en una gran caja donde se transportaba el material técnico.
Versión oficial
Según explicaría el sargento Antonio García, esa noche habían recibido una llamada oficial advirtiéndoles que se preparasen para proteger un globo de investigación militar que caería en su zona.
La versión oficial fue que el Ovni que se estrelló en El Coronil era un globo estratosférico transmediterráneo MINI-TIR de investigación militar, que había despegado de Trápani (Sicilia) el nueve de agosto.
Pero ¿cuál era el objeto de que aquel globo militar sobrevolase España y --lo que es más grave-- con qué derecho militares norteamericanos recogieron los restos sin dar explicaciones a ninguna autoridad española?
Tomado de www.mundomisterioso.com