Mundo Oculto

La existencia del Yeti

Científicos británicos que siguen el rastro del Yeti han encontrado la mejor prueba disponible hasta el momento sobre la existencia de la mítica criatura del Himalaya

Se dice que el Yeti es un animal con aspecto humano localizado en las zonas boscosas de la cordillera del Himalaya.
Los diferentes testimonios sobre su existencia hablan de un ser huidizo de más de dos metros de altura y completamente cubierto de pelo y que tiene la capacidad de silbar.
Quienes avalan su existencia lo consideran un pariente lejano del orangután y descendiente del ramapithecus que habitó en estas cordilleras hace millones de años; y que por las características que presentaría el Yeti, posiblemente esté emparentado con el Pie Grande y el Wendigo.
Chuchuna es la versión rusa del Yeti. Habita supuestamente en el frío eterno de Siberia, y al igual que sus parientes Sasquatch, Yeti y Pie Grande, es muy difícil verlo. Hay quienes tienen la teoría que Chuchuna es uno de los últimos sobrevivientes de los aborígenes paleoasiáticos siberianos, que buscó refugio en las regiones más inaccesibles de los ríos Yana e Indigirka.
En algunos monasterios de Nepal se conservan restos supuestamente pertenecientes al Yeti, pero que posteriormente se ha demostrado pertenecen a un tipo de cabra local.
Pelo imposible de identificar
Actualmente, científicos británicos que siguen el rastro del Yeti han encontrado la mejor prueba disponible hasta el momento sobre la existencia de la mítica criatura del Himalaya: una muestra de pelo que ha sido imposible identificar.
Pruebas genéticas realizadas sobre esos pelos, recogidos de un árbol en Bhután, no consiguieron asimilar su ADN al de ningún otro animal, según un informe publicado en el Times de Londres.
En Bhután, un "cazador oficial" del Yeti condujo a un equipo expedicionario hasta un bosque en la parte oriental del país donde según afirmaba el animal estaba merodeando: "Nos dijo que había encontrado pruebas de la existencia del Yeti en el hueco de un cedro", declaró al Times Rob McCall, un zoólogo que formó parte de la expedición.
El equipo de McCall recogió mechones de pelo de ese árbol y regresó a Reino Unido para analizarlas. Bryan Sykes, profesor de genética humana en el Instituto de Medicina Molecular de Oxford y uno de los principales expertos mundiales en análisis de ADN, que examinó el pelo, dijo al Times: "Es un misterio, y nunca pensé que esto terminaría en un misterio".
La existencia del Yeti, también conocido como el Abominable Hombre de las Nieves, Pie Grande o Sasquatch, ha sido considerada tradicionalmente como una superchería. Puede que haya llegado el momento de que el escepticismo integrista se tenga que tragar un sapo.