Mundo Oculto

Orígenes del rosario

La devoción del rosario tiene ya ochocientos años de vida en la Iglesia

Entre todas las devociones que hay dedicadas a la Virgen María, el rezo del rosario es la que más identifica y une a los católicos. Algunos lo consideran un amuleto que les protege todo el tiempo.
El "salterio de la Virgen María", como antiguamente se le llamaba, era la "herramienta" que utilizaban las personas sencillas que no sabían leer o que no tenían libros, para reemplazar el rezo del salterio, o los 150 Salmos de la Biblia que los religiosos tenían que rezar cada semana. Quienes no podían rezar los 150 Salmos de la Biblia los reemplazaban por otras 150 oraciones, como por ejemplo: Padrenuestros, Credos y el Ave María.

Una herramienta práctica
El rosario se "inventó" sencillamente porque contar y rezar simultáneamente aunque fuera con la ayuda de los dedos era imposible en la práctica, y por tanto se requería una ayuda perfecta para la memoria.
Para poder llevar de una mejor manera la cuenta de las oraciones que se rezaban, hacían nudos en una cuerda o ensartaban en ella pequeñas pepitas y allí iban contando. En tumbas muy antiguas se han encontrado estas cuentas o sartas de piedrecillas. Muchos enfermos murieron rezando, y en sus manos dejaron sus familiares aquello con lo cual iban contando las oraciones que enviaban al cielo.
Combinar la meditación con la oración vocal es lo que convierte el santo rosario en una experiencia espiritual sumamente provechosa. Rezar repetidamente puede originar un estado alterado de la mente, el cual puede llegar a abrir algunas posibles puertas a diversos fenómenos que hoy podrían clasificarse como inexplicables. Es el santo rosario la llave que muchos han descubierto que traspasa la antesala del misterio.
El papa Juan Pablo II tenía una gran devoción por el rosario, dicen de él que era su oración preferida por su "sencillez y profundidad".

Su historia
En el año 500 antes de Cristo, los sacerdotes hindúes ya recitaban oraciones, luego se propaga en el mundo occidental cuando surge el cristianismo. El rosario aparece en el siglo XV en Europa.
No está muy claro, pero se da por cierto que fue el español Santo Domingo de Guzmán (1170 -1221) quien introdujo e hizo popular en la Iglesia Católica el misterio del rosario, ya que según él la Virgen María le dijo que el rosario era un remedio espiritual, pero fueron los dominicos los principales impulsores. En el siglo XV a Alano De La Roche se le atribuyó la difusión definitiva de este rezo.
Anteriormente Andreas Heinz descubrió 100 años antes que Santo domingo de Guzmán un manuscrito con un rosario meditado. Es la oración de los sencillos y de los grandes.

Fe y devoción
Es curioso que los miembros de la Orden de los Templarios, fundada en el año 1119, como viajaban continuamente y no podían asistir con regularidad a las ceremonias religiosas, cuando estaban de cruzadas se les exigía recitar el Padrenuestro 57 veces al día y cuando moría un compañero templario tenían que rezar 100 veces diarias el Padrenuestro durante una semana.

Fuente: www.revistainvestigacion.com/archivo.php?id=26&id3=528
www.rosario.org.mx/rosario/rosario.ht