Mundo Oculto

¿Los estigmas?

Los estigmas pueden ser un don de Dios, o falsificación o causados por el sujeto por problemas mentales, aunque en algunos casos pueden ser de carácter diabólico

Por estigmas se entiende cuando en el cuerpo de una persona aparecen las heridas que sufrió Jesucristo en su cuerpo durante su pasión y muerte. Éstas, por lo general, no están vinculadas a enfermedades, heridas o accidentes, sino que aparecen espontáneamente.
Los estigmas pueden ser: visibles o invisibles; sangrientos o no; permanentes, periódicos o transitorios. Los estigmas invisibles pueden causar tanto dolor como los visibles.
Los estigmas pueden permanecer muchos años, tal es el caso del padre Pío (S. XX), quien los llevó por 50 años, y los de San Francisco de Asís (S. XII) que desaparecieron al morir.
Existen alrededor de 60 religiosos estigmatizados que han sido canonizados, o sea elevados a los altares como santos, en parte por este fenómeno.
¿Don de Dios?
Los estigmas pueden ser un don de Dios, o falsificación o causados por el sujeto por problemas mentales, aunque en algunos casos pueden ser de carácter diabólico. La Iglesia Católica ha establecido criterios para determinar la autenticidad de los estigmas.
Los estigmas no se infectan. Aparecen espontáneamente en el cuerpo mientras la persona está en éxtasis. No ceden ante el tratamiento médico, sangran copiosamente y por largos períodos. Están acompañados de fuertes dolores tanto físicos como morales.
Los estigmas auténticos no se pueden explicar por causantes naturales. Además, la persona practica la virtud heroicamente, particularmente un gran amor a la humildad y a la cruz. A veces las heridas emitían aromas exquisitos, como en los casos de Juana de la Cruz, franciscana, y la beata Lucía de Narmi.
Posible explicación
Una de las tantas teorías que intentan explicar el origen de los estigmas es la idea de que los estigmatizados se hallan psíquica y emocionalmente unidos a sus creencias religiosas y a los estados mentales que experimentan durante el éxtasis. De esta forma es posible que su mente influya sobre sus organismos hasta el punto de provocar heridas sangrantes que se corresponden con su fe en Cristo.
En toda la fenomenología típica de los estigmatizados no se puede excluir la aportación de los mecanismos inconscientes y psicodinámicos que pueden ser también activados por medio del histerismo o de la hipnosis. En muchas ocasiones se ha probado que los estigmas pueden ser inducidos mediante hipnosis, la cual permite adormecer nuestro estado consciente, dejándonos vulnerables a cualquier sugestión.
La autohipnosis es básicamente lo mismo, excepto por el hecho de que la persona se induce a sí misma ese estado en lugar de ser otra persona quien lo provoque. Son los estados de éxtasis que ocurren en los arrebatos religiosos de los estigmatizados los que llevan a algunos a considerar que los coloca en un estado autohipnótico que haría surgir el fenómeno en sí mismo.
Divino u oculto
Y si esto sucede en el ambiente místico, también hay casos en otras personas relacionados con lo diabólico, extraterrestres, místicos de otras religiones, pero con estigmas en otras partes del cuerpo, arañazos, logotipos, entre otros. Y, por supuesto, los investigadores de este tema han puesto al descubierto un buena cantidad de impostores o falsos estigmatizados que hace dudar de todo.
El cuerpo mental, el físico y el espiritual deben trabajar armónicamente, pero algunas veces uno de ellos puede prevalecer sobre el otro y se pueden lograr manifestaciones sensacionales y extraordinarias como éstas o ser una manifestación de lo divino o lo oculto.
Toma nota
La Clínica de Terapias Naturales ofrece: consultas naturistas y acupuntura, masajes y sauna y productos. Pregunte por el curso: “Cocina y Dieta Vegetariana”. Antiguo Cine Rex, 75 varas al lago. Telf. 244-2888 Cell.: 861-7881. E-Mail: terapiasnat@yahoo.com.