Mundo Oculto

Y después de la muerte… ¿qué?

Todos los humanos sabemos que en algún momento vamos a morir, pero de lo que aún no estamos seguros es si con la muerte termina todo o si hay algo más allá

Muchos piensan que si esta vida ya es complicada, cómo será otra… si es que existe.
En una ocasión tuve la oportunidad de observar un árbol genealógico de una familia amiga y pude ver nombres, fotos y épocas de esas personas, pero... ¿y hoy qué?, ¿dónde están y qué importancia real tienen?
Comparada con la historia, nuestra vida es breve, aunque un minuto parezca una eternidad en algunas ocasiones. Algunas veces decimos o nos dicen: “Para qué ahorrás o te preocupás en tener cosas, si cuando murás no te llevarás nada”. Yo siempre digo:
“No me preocupo en ahorrar y tener para cuando muera, sino para usarlo cuando estoy viviendo”. Otros por fe religiosa o filosofía piensan que ésta no es la verdadera vida, sino que es el paso hacia otra.
Las doctrinas
Las diferentes religiones tienen sus creencias sobre la vida, la muerte y el más allá. Indudablemente, es un recurso extremo ocupado para muchos fines, nobles y nefastos, pero que en definitiva nadie ha venido del más allá a contarnos todo en detalles.
Tal vez algunos “médium” tengan algo que decirnos al respecto.
Lo único que vemos es el cadáver cuando morimos y las obras buenas o malas según la época histórica.
Todos los líderes religiosos como los líderes políticos o militares han llevado a la muerte a muchas personas con las promesas de la salvación del alma, una patria libre o por la defensa de la soberanía de sus territorios. ¿Valió la pena todo esto?
Hay corrientes que creen en la reencarnación y señalan que el cuerpo es sólo un depósito a donde viene el alma de un ser, e inclusive que puede reencarnar en planta, mineral o humano.
¿Fantasmas?
Muchos piensan que hemos tenido varias vidas no sólo en la dimensión del planeta Tierra, sino en otras dimensiones. Los cristianos creemos en la resurrección, que de alguna manera es un tipo de “reencarnación”. Jesucristo murió y resucitó y subió a los cielos, dice La Biblia, lo mismo sucedió a Lázaro y a otros personajes bíblicos.
Sin embargo, hay muchas experiencias por todos lados y en todas las épocas de que los muertos “salen”, es decir que se manifiestan de diferentes maneras: por olores, luces, voces, imágenes, energía, sombras, sensaciones de presencia. Y si todo eso sucede y se pueden recolectar incalculables testimonios, ciertamente que la muerte no termina en el cementerio.
Tal parece que no nos corresponde --mientras estamos vivos-- conocer ese escenario, pero en algún momento nos tocará saberlo. La sensación de que hemos estado en un lugar, de haber visto antes a una persona, del amor a primera vista o de la enemistad a primera vista son reminiscencias de otras vidas que posiblemente hemos tenido.
El resultado de otras vidas
Considero que somos biológicamente el resultado de otras vidas. ¿Acaso no tenemos los rasgos y el fenotipo de nuestros antepasados? Y así como heredamos (de otras vidas) lo físico, también podemos heredar emociones, capacidades, defectos, genialidades y aspiraciones.
Lo que hoy es vida mañana es muerte, y lo que es muerte mañana será vida. Lo único que trae la verdadera vida es el amor, el movimiento y la evolución del ser, sobre todo cuando se crece y vive practicando la solidaridad humana y la armonía.
Tus buenas obras te especializarán en obrador de bien, y las malas te degradarán y te harán cada vez menos.

TOMA NOTA: La Clínica de Terapias Naturales ofrece: consulta naturista y acupuntura; masaje y sauna; reducción de peso, superación personal y balance de energías; productos. Antiguo Cine Rex, 75 vrs. al lago. Telf. 244-2888/861-7881. E-mail: naturistas@mixmail.com