Mundo Oculto

Los chamanes

Gran parte de la población mundial, a través de los siglos, para bien o para mal, ha estado en manos de chamanes, brujos, curanderos y naturistas

Un chamán es una persona con conocimientos profundos sobre el ser humano e influye en las personas para orientarlas, sanarlas o prevenirlas sobre la salud y las energías positivas y negativas. La palabra chamán proviene del vocablo siberiano “shaman”, que identifica “hombre-dios-medicina”, “alguien que sabe, sabedor, que es un sabio”.
Mircea Eliade, investigador del fenómeno, señala que un chamán sale de circunstancias extrañas: sueño, enfermedad, un rayo; iniciándose en una formación que dura casi toda la vida.
El verdadero chamán es un asceta, suele practicar ayuno, dietas estrictas, abstinencia sexual, hace liderazgo en la comunidad, conoce las plantas medicinales y las consume, inclusive las que afectan la mente o conducta. Suele cantar, danzar, rezar, conoce los mitos y la cosmogonía de su pueblo.
En Centroamérica
Conocí chamanes en Guatemala que en sus comunidades son auténticos “patriarcas”, se les tiene gran reverencia y hasta temor. Están orgullosos de su etnia, tradición, lengua, trajes, costumbres y “poderes”, y se recurre a ellos para toda necesidad.
En nuestra Costa Caribe hay chamanes que se encargan de la parte de la salud y lo espiritual de los pobladores. Recordemos cómo algunos de ellos, llamados en otras ocasiones curanderos, ejercen una profilaxis y curación en enfermedades raras para nosotros acá en el Pacífico.
A los chamanes se les relaciona con lo espiritista, médium o el trance. Y es que para solucionar algunos problemas recurren al más allá o a lo sobrenatural. Y les sucede como a las religiones, cuando no pueden encontrar respuestas a los problemas aciagos, buscan el más allá.
Algunos recurren a las visiones, voces o mandatos y cuando éstos no se presentan, usan plantas o drogas secretas o sagradas para expresar el origen del “mal”, llegando en algunos casos al sacrificio de animales y hasta de humanos.
Experiencias con chamanes
Conocí la experiencia de dos médicos canadienses que viajaron a Brasil para conocer chamanes auténticos y observar cómo actuaban y curaban, sin tratar en ningún momento de enseñar nada, sino de aprender.
Entre estas experiencias en una ocasión llamaron al chamán para que atendiera a una mujer que no podía parir. El chamán ordenó que le dieran de tomar la orina del marido, y posteriormente mandó a traer agua con piedras del río, la dinamizó, es decir, la movió de arriba a bajo, y ordenó dársela de tomar a la parturienta. Minutos después la mujer tuvo a su hijo con normalidad.
Los médicos consideraron que posiblemente la orina del marido contenía hormonas que favorecieron el proceso de parto, y que junto al agua de las piedras, al mejor método de la homeopatía, hicieron una función “molecular” de peso para que ella pudiera salir bien del embarazo.
Además cuentan el caso de personas que visitaron al chamán para que les ayudara a combatir las plagas de sus siembras. El chamán hizo una especie de fuego con hojas, y en medio del humo invocó o se comunicó con el jefe de la legión de la plaga (insectos), y le solicitó que ordenara a sus miembros que se alejaran de esos cultivos y que fueran a buscar alimento a otro lado para que no los perjudicaran.
Señalan los médicos que pudieron comprobar que ningún cultivo fue afectado, a excepción del de un extranjero que usaba químicos y que se mofaba de las prácticas de los campesinos.
Gran parte de la población mundial, a través de los siglos, para bien o para mal, ha estado en manos de chamanes, brujos, curanderos y naturistas. Los adelantos de las ciencias médicas como de las sociales nos hacen acercarnos a ellos ahora con una visión investigativa, tolerante y de admiración para conocer mucho mejor lo grande y complejo que somos los seres humanos.
Toma nota
La clínica de Terapias Naturales ofrece: consulta naturista y acupuntura; masajes y sauna; problemas de peso y balance de energías. Pregunte por el curso de Acupuntura para Profesionales de la Salud. Antiguo Cine Rex, 75 vrs. al lago. Telf.: 244 2888 Cel.: 861 7881 E-Mail: naturistas@mixmail.com