Mundo Oculto

Los Nefilim

Si hay algo que no se puede negar en la historia, es la existencia de una raza de gigantes que habitaron la Tierra. De éstos, además de la Biblia, hablan una docena de culturas de todo el mundo

Los Nefilim fueron una especie de homínido de la cual se hace referencia en multitud de crónicas y leyendas griegas, nórdicas, germánicas, hindúes, indoeuropeas, mayas, aztecas, toltecas e incas, se les menciona al igual en textos sagrados como la Biblia. La figura del gigante se presenta en casi todas las culturas.
Existen evidencias contundentes descubiertas por arqueólogos de todo el mundo sobre la verdadera existencia de esta especie de gran tamaño con la que nuestros ancestros compartieron el planeta.
Sin embargo, desconocemos el por qué se oculta celosamente toda esta evidencia y se desmiente cuando se les cuestiona sobre tales hallazgos, como si el reconocer su existencia trajera consigo terribles consecuencias en nuestra actual sociedad, cambios tal vez que moverían las bases de nuestra ciencia y religiones.
En la Biblia se hace referencia a un sinnúmero de eventos sumamente interesantes, donde se involucra la presencia de los gigantes.
En el Deuteronomio abundan crónicas referentes a esto, se hace mención de grandes ciudades con enormes terraplenes y bastiones construidos por los Anakim. Las escrituras sagradas también mencionan otros personajes de gran estatura (superior a los 2 ó 3 metros), así como Goliat y Og, el rey de Bashan.
En el Génesis
En el pasado, algunos núcleos de la población humana fueron escogidos para ser contactados por civilizaciones procedentes de diversos confines del universo, es el caso de los antiguos escritos de las culturas Sumeria y Hebrea.
Según estas crónicas, algunas civilizaciones venidas de los cielos comenzaron a experimentar genéticamente con ciertos individuos seleccionados en base a las características requeridas, de aquí inician las primeras abducciones (raptos y experimentaciones), cuyos resultados no fueron satisfactorios.
Se considera que esta manipulación genética tenía por objetivo encontrar una hibridación entre ambas especies y terminó en una degradación en los genes, dando por resultado a los legendarios gigantes.
Éstos poseían un coeficiente intelectual superior al humano, heredado de sus padres cósmicos y además fueron los primeros receptores de un conocimiento y una tecnología muy avanzada, la cual transmitieron a los núcleos de población que dieron origen a las grandes culturas que florecieron en la Atlántida y que posteriormente quizás fueron las culturas madres de la Egipcia, Maya, Tolteca, Azteca, Olmeca, Inca y Hebrea.
Algunas de las referencias sobre ellos las podemos encontrar en el Génesis 6, versículo uno y dos, donde podemos leer: "Cuando los hombres se habían multiplicado sobre la Tierra y procreado hijas, viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, escogieron de entre ellas por mujeres a las que quisieron".
Además, el Génesis 6,4 dice: "Por entonces y también en épocas posteriores, cuando los hijos de Dios cohabitaban con las hijas de los hombres y éstas tuvieron hijos, aparecieron en la Tierra los gigantes. Éstos son los esforzados varones de los tiempos primeros, los héroes famosos."
Los que bajaron del cielo
Según el arqueólogo y escritor Zecharian Sitchin, Nefilim significa literalmente: "Aquellos que bajaron de los cielos a la tierra". "Los traductores de la Biblia supusieron que Nefilim significaba gigantes, porque en otras partes se menciona que éstos eran también conocidos como Anakim, a la vez que en el cuento sobre le gigante Goliat se afirma que él era descendiente Anak; de aquí la conclusión: si Anak era un gigante, entonces los Nefilim, que también eran Anakim, deberán ser gigantes".
Un pasaje encontrado en un libro apócrifo de Enoch nos habla de la unión de los celestes con las hijas de los hombres, o sea, los ángeles falsos, los Nefilims.
Según Enoc, de esta unión: "Concibieron y pusieron en el mundo grandes gigantes".
Dicho relato también es confirmado en el libro del Génesis de la Sagrada Biblia. Así como muchos otros relatos de otros pueblos de la Tierra, inclusive leyendas de los nativos norteamericanos, hay referencias de la existencia de una raza de gigantes que emergió de una manipulación genética con seres humanos, o prehomínidos, con seres superiores, o como se ha manejado, entre ángeles y mujeres.
De acuerdo con Enoc, estos gigantes eran la prole de los falsos creadores espaciales. Goliat, una de estas creaciones grotescas, tuvo por descendencia a los Refaim o los gigantes nacidos en Gat, que tenían parecido físico con el humano, pero eran carentes de capacidad espiritual.
Más evidencias
Otros pasajes que hacen referencia mencionan: "Así pues, todos ellos eran doscientos y descendieron sobre Ardis, la cima del monte Hermón; y lo llamaron monte Hermón, porque es sobre él donde habían jurado y se habían comprometido los unos con los otros con un anatema".
La nueva raza tenía como distintivo seis dedos en cada mano y pie, pero también fueron célebres por su maldad. La Biblia los menciona en los pasajes de Sodoma y Gomorra, en el diluvio donde supuestamente murieron, sin embargo, volvemos a escuchar de ellos cuando Moisés llega a las tierras de Canaan.
Según el libro de Números, los exploradores enviados por Moisés para hacer un reconocimiento de la tierra de Canaan, llegaron a Hebrón y descubrieron que "los descendientes de Anak" viven en la región, informando que la región explorada que les fue asignada estaba ocupada por gigantes.
En todo el mundo
También otros cronistas nos cuentan que habitaban en Adalucía un grupo de gentes de colosales dimensiones dedicadas a la depredación y piratería, y era tal su tamaño, que en ocasiones uno sólo de ellos podía hacer zozobrar alguna pequeña embarcación con la única fuerza de su peso.
Se cuenta que hace miles de años llegaron a la isla de Menorca después de un diluvio, un grupo de gigantes Caldeos, que construyeron un buen número de monumentos (los megalíticos actuales).
En el México antiguo dominó la cosmología de los cinco mundos "Soles Cosmológicos", donde se refiere a los enormes homínidos, dicha cosmología no fue ideada por los Aztecas, sino realmente nació en Teotihuacán (en la lengua de los Toltecas, y Aztecas significa "El lugar donde vivían los antiguos" o bien "El sitio de los Dioses").
Otras evidencias
Otros ejemplos de este tipo de construcciones son las cabezas de la isla de Pascua, las islas Maquesas, la isla volcánica de Pohnpei en la Polinesia, el yacimiento megalítico de las terrazas de Baalbek, hoy Líbano.
Los hallazgos arqueológicos efectuados en los archipiélagos españoles, como los de la isla Baleares, que son construcciones megalíticas; en Menorca abundan las Taulas, una gran piedra vertical atravesada en su cúspide por una horizontal de apariencia de una T gigantesca, como una mesa para gigantes, las llamadas Navetas en la misma isla, que son unos grandes cúmulos con forma de navío invertido.
Después de muchos siglos, la gran pregunta es ¿qué sucedió con estos seres ligados a Goliat, los atlantes y los monolitos de la Isla de Pascua?