Mundo Oculto

La verdad de las cesaciones

Las cesaciones significa dejar de..., eso es lograr dejar de sufrir, es abandonar los orígenes de los sufrimientos de manera verdadera

Conocer los orígenes y abandonar los sufrimientos son las dos primeras enseñanzas que dio Buda cuando alcanzó la iluminación; éstas se han presentado en las publicaciones anteriores. Ahora nos ocuparemos de la tercera verdad: “Alcanzar las cesaciones”.
Anteriormente vimos que los orígenes son nuestras propias perturbaciones mentales y nuestro aferramiento propio que nos tienen atados al samsara (ciclo de vida, muertes y renacimientos sin control) desde el “sin principio”, analizamos que la verdad de los sufrimientos son los sufrimientos que por el hecho de estar en el samsara todos los seres padecemos. Todos sufrimos las enfermedades, la vejez (aunque tal vez en una vida hayamos muerto joven y en otras padecimos la vejez) y la muerte, de la cual ningún ser se escapa.
Ahora veremos “la verdad de las cesaciones”, es decir dejar de..., eso es lograr dejar de sufrir, es abandonar los orígenes de los sufrimientos, es cesar de sufrir o cesar de manera verdadera, es no volver a sufrir por ningún motivo.
Podemos alcanzar “cesaciones” momentáneas. Por ejemplo, hoy puedo estar enferma, y mediante cuidos y tratamientos, es posible que recupere la salud. Sin embargo, nadie me garantiza que no volveré a enfermarme. Lo que logré fue una cesación que no es verdadera, una cesación por un momento o espacio de tiempo, pero no es para siempre.
Buda nos dio enseñanzas para lograr la cesación del sufrimiento, y es la renuncia al samsara, cuando nos referimos a renuncia no es renunciar a la vida cotidiana que conocemos y tomar los hábitos y dedicarnos completamente a una vida monástica, no se trata de ello.
Buda no nos animó a dejar las actividades cotidianas que nos permiten tener un sustento, cumplir nuestras responsabilidades o ayudar a los demás. No se trata de eso, sino de dar sentido a nuestra vida humana, comprendiendo que sólo como seres humanos tenemos la posibilidad de dedicarnos a una vida con sentido espiritual. Los animales no pueden hacerlo, su mente no les permite poder hacerlo, igual pasa con los otros seres de los mundo por donde transitamos mientras estemos en el samsara.
Podemos analizar que por más que trabajemos para obtener recursos, nunca vamos a lograr que estos sean suficientes para esta vida, y mucho menos para las otras. Si hoy nos sentimos satisfechos, nadie puede decirnos que esta satisfacción durará para siempre, o al menos muchos años, o muchos meses, nadie puede decirnos que pasará al siguiente momento, esta “impermanencia” es una verdad del sufrimiento.
Ante esto, es prudente lograr la cesación del sufrimiento, es prudente renunciar a volver a renacer, máxime si no tenemos control de nuestros futuros renacimientos, no tendremos seguridad de renacer de nuevo como un ser humano, y si así fuera, no sabemos si lograremos tener todas las condiciones favorables que hoy encontramos y que nos permiten llevar un camino espiritual que es la única forma de lograr la felicidad verdadera, la cesación del sufrimiento.
La compasión y generosidad de Buda son tan grandes que al comprender los sufrimientos de los seres, tomo la firme determinación de alcanzar la iluminación para ayudar a que todos los seres logren el mismo estado.
Escuchar las enseñanzas, leerlas, contemplarlas, meditarlas y llevarlas a la práctica en la vida cotidiana, así como refugiarse en las Tres Joyas, (El Buda, El Dharma y la Sangha) es la forma de llevar un camino espiritual.
En el Centro Budista Bodhichita puede encontrar las enseñanzas puras y los buenos maestros espirituales como nuestra honorable Guen Kelsang Kunsang, que en septiembre estará de visita con nosotros para impartir enseñanzas y darnos la oportunidad de recibir por su medio las sagradas bendiciones de Buda Shakyamuni.

Toma nota de nuestras próximas actividades
* Sábado 12 a las 3 pm. La Casa de la Cultura de Masaya, lectura y meditación sobre las enseñanzas.
* Martes 15, 4pm. Lectura y meditación sobre las enseñanzas.
* Miércoles 16, 6:15 pm. Oración por la paz, meditación en el tema del karma.
Centro Budista Bodhichita, miembro de la Nueva Tradición Kadampa, Unión Internacional de Budismo Kadampa. De la estatua de Montoya, 1c. abajo, ½ al lago. Teléfono 268-2541 centrobudistanic@yahoo.com.mx