Mundo Oculto

Las cuatro nobles verdades

Es importante creer con firmeza que nuestro continuo mental prosigue vida tras vida, y que la mente no cesa, sino que se separa del cuerpo y viaja ineludiblemente hacia su vida futura

La primera de las cuatro nobles verdades es la verdad del sufrimiento. El sufrimiento es la base de todas nuestras experiencias dolorosas y se refiere a nuestro estado existencial condicionado por el karma.
Por esta razón es necesario creer con determinación en las vidas pasadas y futuras, ya que con este conocimiento podremos generar el sentimiento de querernos liberar de los sufrimientos futuros que nos traerán nuestras acciones indebidas.
Conocer nuestro sufrimiento
Nuestro guía espiritual, venerable Gheshe Kelsang Gyatso, (Gueshe – la) nos dice que “generalmente quienes padecen dolor físico o mental, incluidos los animales, conocen su propio sufrimiento”. También nos dice que Buda cuando habla del sufrimiento, se refiere a los sufrimientos que tendremos que enfrentar en nuestras próximas vidas. Cuantas veces pensamos que nuestra vida se termina cuando morimos, al igual que la luz de una vela que se apaga cuando se le termina la cera de la que está hecha.
Por esta razón muchas veces dudamos o simplemente no creemos en las vidas pasadas y futuras, y nos dedicamos a vivir a “plenitud” esta vida, pues creemos que nos acaba pronto. A plenitud decimos, y en verdad nos estamos dedicando a una serie de actividades que nos generan muchas tensiones, sufrimientos, problemas, etc. Pocas veces también nos dedicamos a realizar acciones que nos generen felicidad, y si lo hacemos, vemos que ésta no dura, que se escapa de nuestras manos como los granos de arena.
¿Qué hacer entonces para realmente abandonar los sufrimientos y lograr una felicidad duradera?
Comprender la gran verdad
En primer lugar, es importante creer con firmeza que nuestro continuo mental prosigue vida tras vida, y que la mente no cesa, sino que se separa del cuerpo y viaja ineludiblemente hacia su vida futura.
Cuando lo hayamos conseguido, entonces haremos todo lo posible por realizar únicamente acciones dirigidas a liberarnos del sufrimiento en esta vida y las demás, hasta que alcancemos la verdadera liberación, el nirvana.
Gueshe-la nos dice que mientras no comprendamos esta gran verdad ni generemos el firme deseo de alcanzar la liberación del sufrimiento, “estaremos desperdiciando nuestra preciosa existencia humana intentando ser felices y libres en esta vida tan corta”.
Cuando Buda habló de esta primera noble verdad, su mensaje fue positivo y nos animó a utilizar esta existencia humana para obtener felicidad y libertad en nuestras incontables vidas futuras, “sabios son aquellos que siguen este consejo”.
En el Centro Budista encontrará un lugar donde podrá conocer sobre ésta y las demás enseñanzas de Buda, y así facilitar su avance en el logro de la paz espiritual.