Mundo Oculto

El evangelio gnóstico de Judas Iscariote

Judas Iscariote ha sido una figura odiada por el cristianismo, por considerársele el traidor de Cristo. Un personaje que llegó a ser apóstol de Jesús, pero que pertenecía al movimiento de lucha contra los romanos que invadían Judea: los celotas

Hace poco National Geographic popularizó “El Evangelio de Judas Iscariote”. Este “evangelio”, encontrado recientemente, es lo último del florón de literatura apócrifa, o de oscura procedencia.
Ésta es una copia copta de un original. El “copto” es un tipo de lengua egipcia antigua, manejado por los “cristianos católicos coptos” de Egipto.
Judas, el nacionalista
Judas Iscariote ha sido una figura odiada por el cristianismo, por ser el traidor de Cristo. Judas era un personaje que llegó a ser apóstol de Jesús, pero que pertenecía al movimiento de lucha contra los romanos que invadían Judea, los celotas, otros les llamaban “sicarios” u “hombres de la daga”. Eran un movimiento de lucha nacionalista, que hacía resistencia contra el imperio opresor y otros de los apóstoles eran celotas.
Es más, al comienzo siguieron a Jesús creyendo que Él era el “Mesías” que los liberaría políticamente de los romanos (hechos 1:6-9), y comprendieron totalmente su misión. Pudo ésta haber sido la causa, el porqué Judas Iscariote vendió al Maestro, pues éste no cumplió los ideales nacionalistas de los celotas y no fue “El Mesías de la guerra”, sino “El Mesías de la paz”. Pero Judas no comprendió que Jesús tenía una misión espiritual y no terrena.
Judas y el antisemitismo
Así mismo se analiza el “antisemitismo” u odio a la raza judía “que mató a Cristo”. Por ser Judas sinónimo de judíos, la sociedad cristiana ha inculcado este odio y racismo contra el pueblo de Israel, poniendo como ejemplo extremo el Holocausto de los Judíos hecho por los nazis.
Pero los judíos son los padres de la fe cristiana, y el cristianismo inició como secta judía. Cristo mismo era un judío practicante de la ley de Moisés y un reformador del judaísmo.
En realidad, fue el fariseísmo y los romanos de su época, que invadieron Judea, los que crucificaron a Jesucristo, y no todos los judíos, ni todos los romanos. La humanidad caída en desobediencia no comprendió la misión de Cristo, tan sólo lo hizo un pequeño grupo que luego se engrandeció: la Iglesia.
El contenido de este “evangelio”
En este evangelio se ve reflejada la doctrina de la “Gnosis”, que fue una corriente del cristianismo que se separó de la fe original, mezclándose con el paganismo y la filosofía griega.
Creían en el “Cristo cósmico” y no “en el Dios malvado del Antiguo Testamento, porque éste había creado este mundo material imperfecto”. Los gnósticos consideraban un conocimiento especial o “Gnosis”, y en el evangelio de Judas, Jesús se ríe de sus apóstoles, pues no tienen esta “Gnosis”, sólo Judas, y adoran al dios falso veterotestamentario.
El discípulo predilecto, pero oculto para los otros apóstoles, es Judas, pues tendría la misión encomendada por Cristo a él, de hacer sacrificar y liberar el alma de Jesús del cuerpo material imperfecto, pues los gnósticos odiaban al cuerpo”. Con esta misión se enarbola Judas como lo mejor de los discípulos, aunque el más despreciado y odiado. Entonces el “redentor es Judas, pues redime al mismo Cristo”, en este evangelio.
El tiempo de este evangelio
Los científicos que estudian el material del Evangelio lo sitúan en el siglo III debido a la prueba de Carbono 14, pero es difícil ser exacto, pues habría que quemar toda la pieza, para asegurar tal cosa. No hay un original u escrito gnóstico, que es su fuente, sino la copia copta.
Se menciona que el obispo San Ireneo leyó el original gnóstico, pero lo destruyó y lo llamó herejía junto con otros evangelios, la mayoría gnósticos, creyendo sólo en los cuatro evangelios ya conocidos: San Marcos, San Mateo, San Lucas y San Juan. Pero también se habla en este documental de un quinto evangelio, el de Tomás, encontrado en Nag-Hamady, Egipto.
Los apócrifos y los seudo escritores
La mayoría de los libros apócrifos son de oscura procedencia, como los evangelios gnósticos, los cuales fueron hechos por la corriente gnóstica y por seudo escritores. Sabemos de un seudo Tomás, un seudo Mateo y un seudo Judas. Pues estos seudo escritores se firmaban como uno de los discípulos importantes de Jesús o escribían de su tradición.
Después de la muerte de Cristo se escribió mucho acerca de él, hasta en literatura fantástica y falsa como “Los evangelios de la niñez de Cristo, donde aparece un niño Jesús que mata a sus compañeros de juego por estar en contra de él”.

LENIN CÁRDENAS
Filósofo y teólogo
875-6752 Masaya, Nicaragua
lenin_car@yahoo.es