Mundo Oculto

Las siete chakras

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas

Mucha gente suele preguntarse qué es un chakra. El problema, la mayoría de las veces, es que cuando uno sale en busca de una respuesta a esta pregunta, suele ser demasiado técnica.
Aquí tratamos de ofrecerte una explicación sencilla. La palabra chakra como tal simplemente significa rueda. El cuerpo está formado por muchas de estas ruedas, pero las más importantes son las siete que recorren la parte central de nuestro cuerpo. Estas ruedas no están situadas en el plano físico, sino que se encuentran en el plano astral o espiritual, pero seis de ellas están en estrechísima relación con varias partes de nuestro cuerpo de manera que se suelen ponerse en correspondencia con ellas.
Todo en el universo está formado de energía, y nuestro cuerpo no podría ser menos. Hay energía más densa, que es la material, y energía menos densa, que podría ser la astral o espiritual.
Energía a buen contacto
En el caso del ser humano, estas energías están en completa relación y no pueden desligarse hasta la muerte. Los chakras, por tanto, son pequeñas puertas que ayudan a poner en contacto unas energía con otras. Debemos imaginárnoslos como una especie de antenas emisoras y receptoras de información. El problema comienza, entonces, cuando una o varias de esas antenas están estropeadas, recibiendo, emitiendo o distorsionado.
Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Funciones principales de los chakras:
1.- Revitalizar cada cuerpo aural o energético, y con ello el cuerpo físico.
2.- Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica.
3.- Transmitir energía entre los niveles aurales, ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.
Irradiando energía
La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre a información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.
La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.
Toma nota
* Textos de lectura de profesora Grahasta, consejera espiritual con especialidad en lectura de baraja española, limpias de personas, casas y negocios, gran surtido de baños, amuletos, velas, talismanes, riegos y todo tipo de productos esotéricos, así como la mejor literatura esotérica.
Dirección: De la iglesia Santa Ana, 3 cuadras al sur, mano izquierda (Casa Grahasta), Managua-Nicaragua. Teléfono 254-72-68 ó 264-11-21. E-mail: Grahasta@ibw.com.ni. Web: www.profesoragrahasta.com