Mundo Oculto

Las cuatro nobles verdades

Nos brindan el conocimiento de las causas y sus efectos, es decir, qué es lo que nos ocasiona sufrimiento y qué acciones nos llevan a alcanzar la felicidad

A partir de esta semana iniciamos la presentación de la primera enseñanza que nos brindó Buda cuando alcanzó la iluminación, la cual se conoce como “Las cuatro nobles verdades”. ¿Por qué las predicó Buda y a qué se debe que sean consideradas fundamentales o nobles?
Para responder estas preguntas es preciso que relacionemos estas verdades con nuestra propia experiencia como seres humanos individuales. El deseo innato que todos y todas tenemos de encontrar la felicidad y superar el sufrimiento es algo que intrínsecamente tenemos los seres humanos.
La felicidad es la meta que todos deseamos alcanzar, y el sufrimiento es un estado que todos deseamos evitar, pero, ¿cómo podemos lograrlo? Las cuatro nobles verdades nos brindan el conocimiento de las causas y sus efectos, es decir, qué es lo que nos ocasiona sufrimiento y qué acciones nos llevan a alcanzar la felicidad.

¿Cuáles son estas verdades?
§ La verdad de los sufrimientos
§ La verdad de los orígenes
§ La verdad de las cesaciones
§ La verdad de los caminos

El orden de estas enseñanzas está directamente relacionado con el modo como una persona debe practicar el camino budista y alcanzar las aspiraciones que deseamos con esta práctica.
El gran Maestro Maitreya emplea la analogía de un enfermo para explicar cómo alcanzar las aspiraciones basadas en las Cuatro nobles verdades: para que una enferma se recupere, el primer paso es que ésta conozca su dolencia, de lo contrario el deseo de sanar jamás surgirá. Una vez tiene este conocimiento, la persona tratará de saber qué causa su enfermedad, luego, saber si tiene cura, y una vez que esté seguro de ello, tratará de curarse. Con esta convicción tomará todos los medicamentos y remedios necesarios para lograrlo.
Es por esta razón que Buda nos dice que es preciso conocer los sufrimientos y abandonar sus orígenes, es decir, sus causas. Una vez que los conocemos buscamos cómo lograr o alcanzar las cesaciones y meditar en los caminos que nos conducen a la liberación total del sufrimiento.
La cesación, o verdadera felicidad, no surge de manera incondicional, no surge de la nada, puesto que depende del esfuerzo personal que pongamos para lograrla. Sólo buscando las causas que nos producen felicidad y aquellas que nos producen sufrimiento lograremos poner todo nuestro empeño para liberarnos totalmente del sufrimiento
Veamos otro ejemplo, cuando no logramos satisfacer nuestros deseos nos sentimos frustrados y nos enojamos, causando así más problemas para nosotros mismos y para los demás. Si perdemos un amigo, o el trabajo o la reputación, decimos que estamos enfrentando dificultades y sufrimos mucho debido al gran apego que tenemos por todas estas cosas. Pero cuando no sentimos apego, entonces no sufrimos ni enfrentamos problemas y dificultades, sino más bien un estado de tranquilidad y paz interior.
Si volteamos nuestra mirada al espejo del Dharma (las enseñanzas de Buda), veremos que el odio, el apego y la ignorancia son las causas de todos nuestros problemas y sufrimientos, y que si no controlamos estos engaños no seremos capaces de solucionar nuestros problemas humanos.
Estas enseñanzas son el método supremo para solucionar nuestros problemas humanos. Si las ponemos en práctica con sinceridad, sin lugar a dudas llenaremos nuestra vida de significado y alcanzaremos la felicidad duradera. En nuestro centro budista puede encontrar estas sabias enseñanzas. Le sugerimos leer el próximo jueves sobre la verdad del sufrimiento.

Toma nota
Nuestras próximas actividades
* Viernes 14, a las 6:15 p.m. Oración por los difuntos (Powa).
* Sábado 15, 2:30 p.m. Cuentos budistas para niños.
* Miércoles 19, por este miércoles no habrá meditación.
Centro Budista Bodhichita, miembro de la Nueva Tradición Kadampa, Unión Internacional de Budismo Kandampa. De la estatua de Montoya, 1c. abajo, ½ al lago. Teléfono: 268-2541 centrobudistanic@yahoo.com.mx