Mundo Oculto

Cristales y colores

El cuerpo humano tiene la capacidad de regenerarse, esto lo logra por medio de la circulación adecuada de la energía, dicha tarea la pueden hacer los cristales

Diamantes, rubíes y topacios en la corona de una realeza; oro, esmeralda y zafiro en el pectoral del Papa; un rubí en el anillo de un obispo, un jade en una sortija de boda o un ópalo en un anillo de graduación significan grandeza, belleza, poder, amor y hasta orgullo.
También significan valor económico, y dependiendo de la elaboración del orfebre, un valor artístico. Todo esto es espectacular, pero todavía hay mucho más en el mundo de los cristales y sus colores.
Cristales potentes
Los cristales, gemas, piedras preciosas y cuarzos se encuentran dispersos por el planeta desde que la Tierra acomodaba su rotación alrededor del Sol. Tanto los humanos, como los cristales, son conductores y receptores de energía. Esto se sabe desde muy hace mucho tiempo, pero hoy también se usan en equipos sofisticados de electrónica, satélites, naves espaciales y hasta en los celulares.
Al utilizar cristales para curación, se trabaja con los sistemas que alimentan los niveles celulares o moleculares del cuerpo humano. Las piedras preciosas y los cuarzos trabajan como transformadores y amplificadores de la energía, equilibrando y reenergetizando los sistemas biológicos desde el nivel celular, por medio de la vibración oscilante.
El cuerpo humano tiene la capacidad de regenerarse, esto lo logra por medio de la circulación adecuada de la energía, dicha tarea la pueden hacer los cristales.
Los colores sanan
Los colores de las gemas o cristales tienen diferentes latitudes de ondas que inciden no sólo sobre el cuerpo físico, sino también sobre el cuerpo áurico, mental y astral, de tal modo que el color que emanan los cristales, como las técnicas de cromoterapia ayudan a fortificar, equilibrar, potenciar y limpiar las malas vibras.
También se usa el elixir de las gemas, que es dejarlas en agua por un corto tiempo y después tomar esta agua que ha sido impregnada de la carga magnética de los cristales. No hay que tomar a los cristales y sus colores como mágicos, milagrosos o amuletos. Simplemente son herramientas que ayudan a equilibrar al ser humano y a embellecerlo.
Cómo prepararlos
Para adquirir una gema usted tiene que elegirla, como quien dice, enamorarse de ella. Debe limpiarla de la presencia de energías que pueden ser negativas para usted. Para eso hay que dejarla en agua con sal un día y una noche. Para cargarla de las energías del universo hay que enterrarla en lugar seguro por el día, y por la noche ponerla a serenar.
Ahora sólo falta saber para qué la va a usar. Para eso es bueno hacer una especie de relajación o meditación, y ahí programarla y saber cómo usarla. Puede programarla para protección de vibras negativas, para facilitarle los negocios, atracción de las personas, salud, etc. O puede buscar un experto que le ayude a programarla.
Hay una terapia que sirve para equilibrar nuestros centros de energía o chacras, y que es muy útil para cargarse positivamente y para sanar traumas o enfermedades específicas. Para eso se usan cristales en los centros de energía acordes con los colores respectivos, y lo puede hacer un terapeuta autorizado o competente.
Toma nota
La Clínica de Terapias Naturales ofrece balance de energías, carta astral y asesoría en cristales y cuarzos. Pregunte por el seminario: “Teoría y práctica de la medicina natural”. Antiguo Cine Rex, 75 vrs. al lago, T. 244 2888 y 861 7881. E-mail: naturistas@mixmail.com