Mundo Oculto

El fin del mundo es en Junio

Fanatismo religioso se pregona en ciertos colegios de Bilwi y Las Minas, y estudiantes hasta predicen que señal será de tres momentos de total oscuridad y luego caerán bolas de fuego

Moises Centeno

Las Minas, RAAN -Un día apocalíptico en el que se caminará entre cadáveres y fuego, mientras millones de humanos de forma apresurada y sin poder contener el llanto intentarán dentro de las iglesias elevar plegarias a Jesucristo, para que los acoja en su reino, pero los ruegos no llegarán ni siquiera al techo de los templos.
Eso es lo que creen cientos de estudiantes de secundaria y primaria, en Bilwi y Las Minas, quienes piensan que el nuevo orden terrestre ocurrirá el próximo seis de junio, fecha en que les han inculcado en que se suscitaría el final del mundo.
Esa inesperada creencia, ha generado preocupación y sentimientos encontrados entre grupos de estudiantes, incluso padres de familia, por lo que piensan sus hijos e hijas. Algo aprendido en las privadas aulas de clases en que se imparte la religión como materia de estudio, y se ha extendido en los colegios públicos.
Junio 6 del año 06
Algunos pastores nos han dicho que es hora que nos arrepintiéramos, que cambiáramos nuestra actitud para bien, porque de lo contrario pagaríamos nuestras malas obras el próximo seis de junio, día del fin del mundo, afirmó un estudiante porteño que pidió omitiéramos su identidad y la de su colegio en el que cursa el tercer año de secundaria.
La fecha del 6 de junio, cuyo mes es también 6, más el tercer 6 del último dígito del año, lo relacionan con el 666, cifra que en el mundo de los supersticiosos es considerada “maldita”, ya que es atribuida para identificar a “la bestia o el diablo”, que para los convencidos del anunciado juicio final está arraigado en la vida terrenal, y por ello, debe destruirse en su totalidad para fundar un mundo sin pecado.
A juicio de quienes pregonan el fin del mundo, ese día, habrá tres períodos de casi tres horas de oscuridad, luego se escucharán continuos estruendos que ensangrentarán los tímpanos, y finalmente caerán inmensas bolas de fuego sobre la habitada tierra.
Esa extraña creencia, aunque por actitudes voluntarias y con un sentido irracional, está teniendo sus efectos, principalmente en jóvenes que cursan los tres últimos años de secundaria en Bilwi, que no quieren asistir a clases y han optado por tomar el camino sinuoso, al consumir licor y droga ilegal de forma incesante, y convidan a sus compañeros a hacer lo mismo, porque creen que el mundo está a punto de acabarse.
Incluso, a las jovencitas las invitan a practicar orgías sexuales y otras fantasías eróticas, y argumentan que es mejor divertirse en tiempo que morirse sin encantamiento.
Crédulos e incrédulos
En Rosita, una profesora de un centro de estudios secundarios, tomó un cuaderno que intencionalmente fue dejado por un alumno en el aula de clases, y cuando lo abrió encontró en la primera página un escrito, que dice: No toque este cuaderno, porque está poseído por el diablo, quien será destruido prontamente.
La mayoría de los estudiantes están enterados de que el seis de junio será el fin del mundo, sin embargo, el asunto lo perciben como una simple broma, aunque otros dudan, y otro tanto cree.
Pero a criterio del cristiano evangélico Guillermo Pineda, de la iglesia maranatha en la ciudad de Rosita, nadie sabe fecha alguna relacionado con el fin del mundo.
Con la Biblia en mano negó de forma categórica que se vaya a suscitarse las anunciadas señales de la destrucción del mundo, y en ese sentido, dijo que “eso no ocurrirá, y esas cosas (del fin del mundo) se dicen cuando uno cree ser independiente de Dios, pero cuando somos dependientes de él, hay fe, gozo, esperanza, vida en abundancia, paz y amor” apuntó.
Por su parte otro hermano evangélico refutó de forma categórica toda aseveración manifestada por cualquier mortal con relación al fin del mundo, y fundamentó su posición con Eclesiastés capítulo 1, versículo 4, al señalar que “una generación se va, y una generación viene; pero la tierra subsiste hasta tiempo indefinido. De la misma manera compartió el salmo 104, versículo 5, que dice: Él ha fundado la tierra sobre sus lugares establecidos; No se le hará tambalear hasta tiempo indefinido.
Añade “Hermano la Biblia no nos engaña, y quien mantiene su fe inquebrantable no hace caso a esos anuncios, porque cuando Cristo llegue, sus seguidores serán llamados desde arriba para estar en su reino con él”.