Mundo Oculto

Tomar con compasión y dar con amor

Hoy les presentamos una práctica poderosa que es la esencia del amor y de la compasión, se llama la práctica del “tomar y dar”

¿Qué tomamos, qué damos? Tomamos con mucha compasión el sufrimiento de los demás y les damos con amor nuestra felicidad. Podríamos pensar que una práctica como esa es... “peligrosa”, porque eso de tomar el sufrimiento de los demás, con tanta gente que vemos o nos damos cuenta de que sufre por lo que sale en los medios, ¡todo ese sufrimiento lo voy a agarrar! ¿Y si luego me pasan cosas tremendas?
Si no sabemos qué es, cómo y para qué se hace, con nuestra mente egoísta desde siempre podemos pensar así. Pero es todo lo contrario, es la pura compasión y el amor que nos hacen ser mejores personas.
Una mente egoísta
Al igual que tenemos una mente egoísta que sólo piensa en nuestro bienestar, también es capaz de generar amor por todos los seres, es la semilla de Buda que todos tenemos, está en nuestra naturaleza de Buda; pero lograr ese amor, esa compasión que es necesaria para encontrar la felicidad verdadera no es fácil, aunque nos lo parezca, ya que el amor y la compasión surge por los nuestros, por los que amamos, pero no por los desconocidos y mucho menos por los que no nos caen bien.
Con esta práctica podemos ir extendiendo nuestro ámbito de compasión por los demás, por los que no conocemos y hasta por los que no nos agradan, y así experimentar que en la medida en que nosotros amamos y nos preocupamos por los demás seremos más felices, pues el amor por los otros es fuente de felicidad, así como el egoísmo es fuente de desdicha. El egoísmo es un sentimiento que hace que nunca podamos satisfacernos y que no podamos desarrollar la tolerancia, virtud fundamental para las buenas relaciones y la paz interior.
Pensar sólo en nuestros propios problemas nos produce depresión y frustración, pero si tuviéramos en cuenta los problemas de los demás entenderíamos que sufren, que todos sufrimos y que todos queremos ser felices, entonces nos sentiríamos más cerca de ellos y querríamos ayudarles. Eso es compasión.
Generar aprecio
Para hacer esta práctica, primero buscamos cómo generar aprecio por todos los seres. Y con esta mente, contemplamos sus sufrimientos una y otra vez hasta generar la compasión, y pensamos: ¡qué maravilloso sería que todos los seres se liberaran por completo del sufrimiento!, y dejamos que nuestra mente se funda con esa compasión.
Una vez generada la compasión estamos listos para la meditación del “tomar y dar”, la cual significa que nosotros tomamos el sufrimiento de todos los seres y como consecuencia, ellos dejan de sufrir y experimentan gozo, por esta acción de amor. Nosotros eliminamos nuestro egoísmo y nuestro mal karma, luego les enviamos nuestras virtudes y felicidad. Al hacer esto nosotros experimentamos gozo, en el cual nos concentramos.
Para realizar esta práctica necesitamos mucha imaginación. Primero, imaginamos que los sufrimientos de todos los seres toman el aspecto de una gran masa de humo negro que entra por nuestras fosas nasales y llega a nuestro corazón, donde se disuelve y les alivia de su sufrimiento; y por ello los otros seres se llenan de gozo. Además destruye por completo nuestra mente egoísta y el mal karma que hemos acumulado. Luego desde nuestro corazón les enviamos nuestra felicidad, imaginándola como una luz radiante. Con esta acción los otros seres dejan de sufrir. Esto nos produce un gran gozo, en el cual nos concentraremos tanto tiempo como podamos. El gozo es el objeto de nuestra meditación.
Esta práctica la podemos hacer con diferentes intenciones: por todos los seres tal, como se describió anteriormente; por alguien en particular; por un grupo específico; por una nación, etc.
Si hacemos esta práctica con fe y una buena motivación, además de desear la felicidad de los demás, podemos lograr el alivio a muchas de nuestras enfermedades, mucha paz espiritual, dominar nuestro mal carácter, ser mejores personas, dado que es una práctica de gran generosidad.
En nuestro Centro hacemos esta y otras meditaciones, las cuales nos ayudan a avanzar en nuestro camino espiritual.
Tome nota.
Próximas actividades: viernes 27, 6.15. pm. Powa, Oración para los difuntos, transferencia de la mente a una tierra pura. Domingo 29, 10:00 am. Kanso, Oración de purificación. Martes 31, 4:00 pm. Lectura y meditación del libro “Transforma tu vida”. Miércoles 1ero de Febrero, 6:15 pm, Oración por la paz mundial.