Mundo Oculto

13 preguntas sobre Tarot

Todas esas ideas, inquietudes que le pasan por la mente y nunca las expresó. Hoy se lo preguntamos a la profesora Grahasta, y ella nos responde sin rodeos

1. ¿Qué pregunta la gente?, ¿qué puedo preguntar?, ¿para qué sirve el Tarot?, ¿se puede adivinar el número de la lotería?
--- El Tarot va muy bien para consultar cualquier cosa que tenga que ver con personas: sentimientos, intenciones, amor, trabajo, amistades, reuniones, cómo es una persona, qué puede esperar de la vida, etc.
Respecto a si se puede adivinar el número de la lotería, nosotros ya quisiéramos, pero el Tarot se centra en el alma de las personas, describiendo situaciones, personalidades, sentimientos, problemas personales y sus soluciones, así como acontecimientos que tengan que ver con las personas, no datos tan abstractos e impersonales como un número.
2. Pero eso del Tarot, ¿no es un timo?
--Les recomendaríamos a quienes dicen eso (por cierto, bastante calumnioso) que se documenten un poquito.
Si es un timo debe ser el más genial de la historia, porque llevamos casi 1000 años con ello, según los historiadores, y con la gente haciendo cola durante todo ese tiempo para que la estafen sin que nadie se dé cuenta, excepto aquellos que jamás han recurrido al Tarot como es debido ni saben nada sobre él.
Si es un timo, ¿por qué resiste de esa forma el paso del tiempo?
3. ¿Se pueden leer las cartas por teléfono, sin tener a la persona delante?
-- De hecho lo hacemos, aunque todo tarotista honesto le dirá que es mejor hacerlo en persona.
El Tarot telefónico se montó por comodidad del cliente, puesto que así pueden consultar desde donde esté, a cualquier hora, aunque por supuesto se alcanza mayor calidad consultando en persona.
Por otro lado, el hecho de que se pueda consultar por teléfono demuestra que no sacamos las respuestas de observar al cliente (decir que es rico porque viste ropa cara, casado porque lleva anillo, etc.).
4. Si son espirituales, ¿por qué cobran?
-- Porque no somos ángeles ni dioses, sino personas, y las personas tienen gastos. Por desgracia, los dueños del supermercado no aceptan el argumento de que al dedicarnos a temas espirituales ellos deben servirnos gratis.
Nosotros somos profesionales, no esclavos, y los profesionales cobran. Tampoco somos estafadores, de esos que te dicen lo que quieres oír (como por ejemplo que la vida es gratis), para que te descuides y puedan pegarte el hachazo.
5. Eso del Tarot, ¿de dónde ha salido?
-- Ni siquiera nosotros los sabemos con precisión, dada su antigüedad. Parece ser una forma de compactar los conocimientos sobre el alma humana y sobre esoterismo en unas láminas capaces de escapar a las persecuciones a que estos temas estaban sometidas. Lo más probable es que se trate del "Libro mágico de las infinitas respuestas", es decir, una especie de libro que diera respuesta a casi cualquier pregunta y que constituyó un gran reto para los sabios medievales. Según parece tuvieron éxito en su empeño, aparentemente utópico.
6. Pero eso del Tarot ¿no es una moda?
-- La respuesta es casi la misma a la pregunta anterior. Para ser una moda, lleva durando mucho tiempo (casi 1000 años) y eso que es una de las formas de consulta-adivinación (mancias) más modernas, porque, por ejemplo, la Astrología lleva más de 4000 años en uso.
7. ¿Quién llamará a esto? ¿Qué tipo de gente consulta el Tarot? ¿Son bichos raros, desequilibrados, ignorantes etc?
-- Quienes consultan al Tarot no son bichos raros por la sencilla razón de que al Tarot consulta todo el mundo.
Nos consulta todo tipo de gente: empresarios, obreros, limpiadoras, políticos, doctores y hasta algún científico bioquímico que desea saber si obtendrá fondos para investigar el ADN.
En general, consulta cualquier tipo de persona que uno pueda encontrarse. Es cierto que consultan más las mujeres, aunque también lo hacen muchos hombres (la proporción podría ser aproximadamente 75% y 25% respectivamente), y nos consultan más las auxiliares de clínica que los médicos, pero también es cierto que en la población general hay más auxiliares de clínica que médicos.
8. ¿Qué porcentaje de aciertos tienen?
-- El Tarot da respuesta a temas personales y subjetivos, por lo que sería dificilísimo medir en números un porcentaje de aciertos.
Nosotros no sabemos de nadie que haya realizado un seguimiento estadístico de aciertos ni creemos que sea posible hacerlo, pensamos que dichos porcentajes son una artimaña de marketing.
La mejor valoración es la que el cliente hace de nosotros, fíese más de su propio criterio que de unos números que no se sabe de dónde han salido.
9. El Tarot ¿no es una superstición sin fundamento científico?
-- En cuanto a qué fundamento hay para creer en el Tarot, diremos que éste no es la superstición ni la fe, sino los resultados. Si la gente lleva casi 1000 años consultándonos porque quieren, ¿será que acertamos?
En cuanto al fundamento científico de cualquier cosa, éste viene dado porque la comunidad científica lo acepte o no, y los científicos (que a nivel personal también nos consultan a veces) no pueden aceptarnos oficialmente, porque los resultados del Tarot se centran en el alma humana, sus respuestas son subjetivas, no hay forma de construir un sistema de ecuaciones o un modelo matemático en base a cuánto quiere la gente a su pareja, ni en si acertamos al mirar esos temas. Como mucho podría medirse la satisfacción de la gente que nos consulta (si los que nos consultan estuvieran dispuestos a reconocerlo) y la satisfacción debe ser alta cuando la gente no ha parado de recurrir a nosotros desde la Edad Media.
10. Soy escéptico, ¿puedo consultar el Tarot?
-- No hay problema mientras acuda a nosotros con respeto.
El Tarot, al contrario que otras disciplinas espirituales, no exige fe para hacer auténticos milagros, ni exige al tarotista ningún tipo de proselitismo ni apostolado para convencer a la gente de sus bondades, preferimos que se convenzan por sí solos si quieren y si no, no se convenzan, son muy libres.
En cualquier caso les pedimos que muestren respeto.
11. ¿No se profana el Tarot usándolo en adivinación?
-- No creemos que utilizar el Tarot para ayudar a las personas sea profanarlo.
Esta crítica viene de gente que da por supuesto que el Tarot se inventó como una especie de Biblia de determinadas creencias espirituales, cosa que históricamente no está ni mucho menos clara, lo que sí parece claro es que fue inventado por sabios de espíritu libre perseguidos por ello, y no por censores.
Los que dicen que sólo el uso de las láminas en meditación es válido, deben saber que los "vulgares adivinos" también meditamos sobre ellas, y que la lectura de una tirada de 20 cartas implica una rápida mini meditación sobre ellas, mucho más difícil y profunda que meditar solamente sobre un Arcano.
12. ¿No se limitan simplemente a "endulzarle el oído" al cliente, decirle lo que quiere escuchar?
-- Como un servicio de cara al público que somos, procuramos tratar bien a nuestros clientes, lo cual no quiere decir que le endulcemos el oído, simplemente transmitimos el mensaje de las cartas de la forma más positiva posible, para que el consultante pueda orientar su vida y evitar el peligro.
Nosotros somos profesionales, vivimos de esto y hemos comprobado que a la larga sale más rentable decir la verdad, porque los clientes solos vuelven a consultar y recomiendan a los tarotistas que aciertan, no a los aduladores.
13. Si la consulta no sale muy favorable, ¿puedo cambiar mi destino?
-- Por supuesto que sí. El Tarot a lo sumo indica el peligro a futuro, por lo que simplemente avisa, no condena inevitablemente.
El Tarot orienta, no condena ni determina. Fundamentalmente indica tendencias, no un destino inmutable, en el cual ni el consultante ni el tarotista están obligados a creer (la creencia en la predestinación del sujeto está más extendida en la población general que entre los tarotistas).
A efectos prácticos es como un mapa del presente o futuro que suministra información al consultante para que éste elija correctamente, pero la elección es suya. Para bien o para mal somos libres, y el destino lo escribimos nosotros, no el Tarot, aunque éste puede avisarnos del peligro, para que lo evitemos.

* Textos de lectura de profesora Grahasta, consejera espiritual con especialidad en lectura de Baraja Española, limpias de personas, casas y negocios y gran surtido de baños, amuletos, velas, talismanes, riegos y todo tipo de productos esotéricos.
Dirección: de la iglesia Santa Ana, 3 cuadras al sur, mano izquierda (Casa Grahasta). Managua-Nicaragua. Teléfono para citas: 254-72-68. Correo electrónico: Grahasta@ibw.com.ni. Página web: www.profesoragrahasta.com