Mundo Oculto

Transforma las circunstancias adversas

En este artículo presentamos los consejos del budismo ante las adversidades de la vida; cuando decimos vida podemos decir también “samsara”, ciclo de vidas tras vidas sin control desde el sin principio; es el morir y volver a renacer para volver a morir y renacer...

Si nos detenemos un momento a pensar sobre este ciclo, sobre la vida, veremos que siempre tendremos dificultades y sufrimientos, que nuestros deseos no siempre se cumplen, que cuando estamos felices y contentos no podemos asegurar que mantendremos mucho tiempo ese estado.
Si llegamos a convencernos de que mientras estemos en el samsara no encontraremos felicidad duradera, podremos manejar mejor las circunstancias adversas. Cuántas veces exclamamos ante una situación difícil ya sea nuestra o que conocimos que le sucedió a otros, “¡Qué vamos a hacer, así es la vida!” Esta expresión nos demuestra que de forma consciente o no, tenemos entendimiento de que la vida es sufrimiento. También hemos oído cuando alguien tiene mucha dicha: “¡Tengo tanta felicidad que me da miedo!” Aquí demostramos que sabemos que la felicidad no es duradera.
El camino espiritual
Con estos dos entendimientos: que en la vida (samsara) vamos a tener sufrimiento y dificultades y que la dicha no es duradera, tenemos la base para ir transformando la adversidad en el camino espiritual; luego cuando nos sucedan las adversidades podremos más fácilmente aceptarlas con la virtud de la paciencia.
Por ejemplo, si nos robaron nuestra cartera o cualquier bien mientras estábamos caminando, o en el bus, o en nuestro auto; además de sentirnos violentados, es algo que nos impacta por las serias repercusiones que conlleva, nos quedamos sin dinero y por ello tendremos grandes dificultades algunas veces imposibles de superar, perdimos nuestros documentos: la cédula, la licencia, el carnet de trabajo, del seguro, las tarjetas de crédito, etc., sabemos que deberemos hacer muchísimas gestiones y grandes colas para recuperarlos y mientras no los recuperemos, tendremos dificultades.
Si se nos perdieron las llaves o el celular, tendremos temor porque los malhechores conocerán de nuestra dirección y teléfono, también tendremos temor porque conocerán los teléfonos de nuestros amigos y parientes.
Causa y efecto
Si seguimos analizando el ejemplo antes dicho, vamos a ver poco a poco cómo podemos transformar las adversidades en el camino espiritual. Al momento del robo, no sentir odio hacia la persona que nos robó, sino sentir mucha compasión porque él esta creando para sí mismo grandes causas para tener en el futuro mucho sufrimiento. Pensar que si nos sucedió el robo es porque en el pasado hicimos causa para que nos robaran, es traer a la mente la ley de causa y efecto; es decir, reconocer que nosotros en otras vidas tomamos lo que no nos pertenecía, en una palabra: robamos y por ello ahora estamos sufriendo los efectos de esa acción. Con este pensamiento estamos realizando el karma, lo que nos ayudará a evitar cometer acciones indebidas, ya que entendemos sus infelices consecuencias.
Paciencia
Después, en cada momento desagradable por las gestiones, colas, atrasos o lo que tengamos que hacer para recuperar los documentos; practicar la paciencia, esa virtud que nos hace aceptar los hechos que no tienen vuelta atrás. Si practicamos la paciencia vamos a tener nuestra mente en calma y vamos a poder razonar y actuar con prudencia. No vamos a sentir angustia, ni odio ni depresión. Aquí es importante clarificar que aceptación no es lo mismo que resignación, la diferencia estriba en que con la resignación deseamos o esperamos que la situación cambie para no seguir sufriendo; con la aceptación sabemos que la situación se dio, que no hay cambio y así la asumimos.
Para evitar las adversidades antes de que éstas se presenten, podemos practicar la purificación de nuestras faltas, nuestros maestros nos enseñan muchas prácticas con las cuales podemos ir “limpiando” nuestro karma destructivo. Ya hemos abordado este tema en este suplemento y lo ampliaremos en un futuro. No obstante si visita nuestro Centro con mucho gusto podremos ayudarle a conocer de estas invaluables prácticas.
Tome nota
Viernes 13, 6:15 pm. Oraciones al Buda de la Compasión, Avalokiteshvara. Sábado 14, 3:00 pm. En Masaya Lectura y meditación del libro “8 pasos a la felicidad”. Martes 17, 4:00 pm. Lectura y meditación sobre el libro “Transforma tu vida”. Miércoles 18, 6:15 pm Oración Mundial por la paz de Mundo, tema “Visión Superior”. Centro Budista Bodhichita, Miembro de la Nueva Tradición Kadampa, Unión Internacional de Budismo Kadampa. Del semáforo de Montoya 1c. abajo ½ lago. Teléfono 268 2541–centrobudistanic@yahoo.com.mx