Mundo Oculto

Santería cubana: mito y realidad

¿Cuáles son los secretos de la santería? ¿Cuáles sus deidades, sus rituales más importantes, sus fundamentos? ¿En qué consiste el oráculo de los caracoles? ¿Por qué se realiza el sacrificio de animales? ¿Es posible atraer al ser amado, romper un hechizo, alejar a una persona o curar una enfermedad? Éstas son preguntas que responden los investigadores Ralph Alpízar y Damián París en el libro "Santería cubana, mito y realidad".

EFE/Reportajes

Los orígenes de la santería
De la misma forma en que se han mezclado las corrientes musicales, o cambiaron las formas de vestir, en una suerte de crisol donde se han macerado las diversas culturas, así dominadores y dominados, débiles y poderosos, amos y esclavos, han construido una amalgama cultural hispana en plena evolución.
La santería, una religión que llegó de África junto con el ritmo de los tambores y el padecimiento de los esclavos, ha terminado por convertirse en un recurso práctico a la hora de conseguir metas. Los ángeles y los santos parecen demasiado etéreos, y en la vida cotidiana, los "Orishas" han terminado por ganarse un lugar de respeto.
En una entrevista concedida por Ralph Alpízar, el periodista cubano, aborda la esencia de esta práctica religiosa.
¿Qué ha surgido de la investigación que han realizado?
Nosotros investigamos la naturaleza de la santería en África y después lo hicimos en Cuba. La primera y gran diferencia es que la santería cubana, ya no es, ni mucho menos como la africana. De hecho, la santería tal y como se entiende en todo el Caribe, es un fenómeno propiamente cubano. La santería se ha transformado de tal manera que ya no se parece, ni siquiera, a la santería de sus orígenes.
¿La santería es entonces una religión inventada en Cuba?
No exactamente, aunque la religión es endémica de Cuba, autóctona; en sus orígenes provenía de las religiones y tradiciones africanas. Sigue manteniendo el nombre de las deidades, también se mantiene la jerga y el lenguaje, pero dista muchísimo de lo que es, y de lo que fue en África.
Cuando llegaron los africanos a Cuba, lo hicieron como hombres despojados, tanto de sus riquezas materiales como espirituales, se encontraron desnudos. A partir de ahí, ellos empezaron a armarse de objetos religiosos, objetos de culto, las cosas que utilizaban en sus orígenes para hacer rituales con los "Orishas" (deidades). De esta manera, con el tiempo esta "religión" fue modernizándose hasta convertirse en lo que es ahora.
De la santería africana a la cubana
¿La santería es una degradación de la religión primigenia?
Los creyentes africanos utilizan elementos de la naturaleza, afortunadamente la vegetación de Cuba no es muy diferente de la africana. Es verdad que algunos rituales requieren pelos de elefante y cosas que no hay en el Caribe ni en otras partes del mundo, pero la gran mayoría de elementos han sido sustituidos, aunque algunos se sigan importando. En la santería un tipo de rama puede ser sustituida por otra.
¿Desde sus orígenes era ya diferente la santería practicada en Cuba a la de África?
Para el pensamiento africano, el que hubiesen sido colonizados tenía dos consecuencias. La primera es que trabajaban por la fuerza para otra persona, y la segunda es que ellos consideraban, que al haber sido capturados o derrotados, sus "Orishas" habían perdido poder frente a los de los blancos, porque aquellos "Orishas" les habían vencido.
En la religión africana existe un principio que para ellos es fundamental, y es que el poder de un mago sólo puede ser vencido por una fuerza superior que anula su voluntad. Por lo tanto, si el hechicero había sido esclavizado, consideraba que había sido derrotado por el poder de los blancos, y esta idea era reforzada con el hecho de que todos los africanos eran bautizados en las costas africanas antes de embarcar rumbo a América. Ellos viajaban pensando que habían sido hechizados.
¿Dónde se produce la transformación?
Los antiguos esclavos intentaron manipular con sus "Orishas" la magia blanca, es decir, al cristianismo. Intentaron influir a los santos de los blancos que se manejaban en un nivel similar al de sus "Orishas". Ellos intentaban controlarlos para ser liberados de ese yugo, y de esta manera comenzó el sincretismo. Se produjo una mezcla que se prolongó durante trescientos años.
Luego todo se desmadró, la santería actual es incluso cómica en muchos casos. Por ejemplo, la gente busca recipientes de porcelana para albergar sus santos y enseñarlos, cuando se supone que es algo privado, casi secreto, que los africanos guardan en sus casas escondidos en vasijas de barro.
Mezcla salvaje de elementos
¿La santería es una degradación de la religión primigenia?
Han cambiado los criterios en muchos sentidos, en Cuba la gente se hace el santo (especie de consagración de una deidad específica), y deben pasar 150 días vestido de blanco, sin embargo, en África, la gente lo hace un día y al día siguiente debe irse a trabajar al campo porque si no se muere de hambre. No va ir por ahí haciendo el ridículo vestido de blanco mientras trabaja la tierra. En Cuba hay una serie de tabúes que no se corresponden con la realidad de la religión.
En algunas casas, las mujeres se visten con ropas que se usaban en el siglo XIX, y qué relación tiene eso con la magia de la santería, ninguna. Simplemente, en la época en que se fijó el ritual se vestían de esa manera y ahora lo siguen imitando, pero mágicamente no significa nada. De este tipo hay muchas cosas que se han añadido que no tienen nada que ver con la religión.
¿Diría que la santería es como el guaguancó (ritmo musical cubano), una mezcla salvaje de elementos?
Sí, por supuesto, es una mezcla de muchas corrientes a la vez. Es una cubanización de la vida espiritual, y el recuerdo de los "Orishas".
El cristianismo valora a los hombres por sus buenas obras, ¿cómo se comportan los hombres en la santería?
La santería no tiene nada que ver con el cristianismo, de hecho el concepto del bien y del mal no existe como un elemento de juicio. El principal concepto espiritual de la santería es integrarse a "Olofí" que es el "Todo" universal. No es el creador, el creador es el "Oloddumare", pero es tan santo y tan sagrado que no se toca, no tiene imagen, ni referencia material alguna. La aspiración espiritual de todo santero es integrarse a "Olofí", que es el intermediario de "Oloddumare". Significa conectarse con la naturaleza, en la búsqueda de la integración con ella. Luego están los demás "Orishas" que ayudan al creyente a conseguir sus fines.
¿Cuál es el precepto que han de respetar los creyentes?
En la santería hay un principio que es el de la ambivalencia, una cosa puede ser maligna y, a la vez, beneficiar a sus semejantes. Las cosas no son malas ni buenas, por ejemplo, un cuchillo sirve para cortar una fruta, pero también para matar a una persona. En ese caso, la culpa es de quien usa el objeto. Las mismas ceremonias que se usan para el bien, también se usan para el mal, la diferencia está en el sentido y la voluntad que le ponga el santero a la hora de realizar el hechizo.
Morir olvidado, el peor de los temores
¿Hay una justicia última que ponga a cada persona en su sitio?
No, lo que hay en santería es el mundo de "Eshú", ahí es donde están todas las cosas malas. Pero lo importante para el africano, no es esto, para ellos lo fundamental es mantenerse unido a su comunidad, volver a sus antepasados. Por eso, se guarda el cadáver en casa hasta que llegue el último familiar a presentar sus respetos. Por eso no quieren morir lejos de su tierra, o ser olvidados.
El peor de los temores de un santero africano es morir olvidado. Hay personas que por haber sido delincuentes o seres dañinos ante la mirada de la justicia terrenal, a su muerte sus huesos son partidos en pedazos, y esparcidos fuera de la comunidad como una especie de destierro. De esta manera, ellos no se pueden integrar a su comunidad. Sin embargo, el bien y el mal no existen, la dicotomía entre una cosa y otra no se plantea, todo está junto y depende siempre de la naturaleza de la persona que hace el ritual.
¿Los "Orishas" se comportan de la misma manera?
"Changó" fue el rey cuarto de la dinastía de Oyú. Fue derrotado en vida por "Oddudua" durante una guerra y, al final, él acabó con su vida suicidándose. Durante los combates se corrió la voz de que iban a traicionarlo, así que mandó a todos sus capitanes a la guerra y después mandó llamar a sus familiares a los cuales les cortó la cabeza, y los sembró como lanzas alrededor de un gran banquete.
Los que quedaron vivos fueron obligados a comer, y si alguien hablaba lo mataba. ¿Eso qué es?, ¿es bueno o malo? ¿"Changó" actúa para bien o para mal? En vida fue un tirano absoluto, un déspota terrible, de hecho se le ascendió a "Orisha" para evitar calamidades. Sobre todo, para evitar el mal del que él es capaz. El bien en santería acaba siendo un bien personal, el propio beneficio, en una especie de relación darwiniana con la naturaleza.